jueves, 27 de diciembre de 2012

SABER LEER


Muchos son los que leen, pero sin provecho; aún más quizá con grave daño de su propia formación. La lectura sólo es provechosa si se cumple estas dos condiciones: primera, que se entienda lo que se lee; segunda: que se graben muchas cosas en la memoria.

Leer, despacio y reflexivo. El aguacero no sirve mucho a las mieses; tampoco la lectura rápida fomenta la cultura.

El que mucho lee, pero no reflexiona sobre la materia leída, llena su memoria, pero de trastos inútiles; su cabeza será como una biblioteca cuyo catálogo se ha perdido; nunca podrá ir por sus propios pies, sino que le arrastrará la corriente del vulgo indocto. Y esto acontece no sólo al tratarse de los tesoros de la ciencia, sino también en lo que refiere a nuestros sentimientos más santos a nuestra vida.

Hay que leer reflexionando. El que lee sin pensar y sin contractar las afirmaciones de los libros ni pasarlos por el tamiz de la propia convicción.

La lectura es uno de los mejores medios para la propia instrucción.

Se puede aprender cosas excelentes de los buenos libros. Suscitarán como por ensalmo ante tus ojos todo el admirable universo con su hermosura exuberante.

Los admirables descubrimientos de la ciencia, las obras de los pueblos, los sufrimientos de los atrevidos descubridores del Polo, la misteriosa vida de los mares…Todo, todo, te lo muestran los buenos libros.

El espíritu humano tiene el punto de las creencias tan admirables, frutos tan magníficos y justamente famosos, que en todas las épocas serán tesoros inapreciables y todo hombre culto debe conocerlos.

Ampliar los estudios de historia universal y de historia patria en los puntos que más llamen poderosamente la atención. De la historia podemos sacar gran caudal de sabiduría práctica: historia est magistra vital “La historia es la maestra de la vida”.  Mons. Toth.

domingo, 23 de diciembre de 2012

MIS PROPÓSITOS PARA USTEDES



Un pequeño guijarro, sin vida, inerte, se encuentra en mi jardín. Voy a sembrarlo…se reirán de mí. Será lo que era: piedra sin vida. Siembro una haba; es tan pequeña, tan insignificante, tan inerte, como el guijarro; y he ahí que, después de algunos días, saca la cabeza de la tierra, y crece, y florece, y da fruto. ¿Quién podrá comprender este misterio? Y si nos admira el tamaño ingente de los cuerpos siderales, lo mismo, que su multitud, también nos causa emoción la gran variedad del mundo viviente, los millones y minúsculos de seres diminutos que viven en una sola gota de agua; al percibirlos con el microscopio, involuntariamente se nos escapa la frase de un naturalista célebre: Deus in minimus maximus. “Dios en las cosas mínimas, se muestra el mayor”.

El momento escogido por Dios desde la eternidad y hace su aparición un nuevo ser, completamente distinto de los anteriores, un ser dotado de libre albedrío, un ser que sabe entusiasmarse, que sabe amar, que sabe hablar, que sabe levantar su mirada hacia el cielo y sabe decir al creador invisible: ¡Padre!, ese ser eres tú…

Que gocen de virtual y de todos los bienes de la tierra. Felices fiestas. 

viernes, 21 de diciembre de 2012

EL FIN DEL MUNDO



La reingeniería de la vida es, empezar de nuevo a redescubrirse uno mismo, en educar la voluntad, qué es la escuela de carácter la más sublime que pueda haber. Lograr la autoeducación de nuestras acciones, actitudes y pensamientos. Y ésta debe empezarse hoy. El carácter no se forma con el vaivén de la vida. Quién llega sin carácter firme al ajetreo del mundo, pierde hasta lo poco que haya podido tener “su fin en el mundo”.

Los que la hacen son los que arrebatan, dice el refrán…Luchar contra nosotros mismos y poner orden en el bosque salvaje de nuestras fuerzas instintivas, debe ser un propósito.

Quién empieza la ofensiva ya lleva gran ventaja. Se ha de atacar día tras día; ¡aunque no sea más que una pequeña batalla! Al ejército enemigo, que tiene sus reales escondidos en nuestro interior, y cuyo nombre es pereza, desamor, apatía, costumbre…

La voluntad es un águila, que sueña con aire puro, con bosque, con cimas de montañas, que se lanzaría de buen agrado hacia las alturas vivificantes; pero se ve cogida en la jaula de las inercias, de los despropósitos y se agita y revuelve en su cárcel…

Si somos estériles, se troca la tierra labrantía, la que da trigo, flor, vida; toda tierra si se descuida crecerán en ella espinas, cardos, malas hiervas, si no se le cuida debidamente…Toda voluntad se malogra si no es tratada con esmero.

La voluntad es como una semilla sembrada en el ser; si se cuida con esmero y se fortalece, se desarrolla y crecerá, será un roble que resista los huracanes; pero si se descuida hasta las hormigas de las pequeñas faltas podrán roerla.

La libertad de espíritu sólo puede ser galardón de pequeños esfuerzos continuos, animosos, de una labranza lenta, de una continua autocorrección. Por esto caminan a nuestro alrededor tantos hombres y mujeres que arrastran las cadenas de sus errores; porque muchos son los que temiendo aceptar el duro trabajo de los esfuerzos cotidianos, “se les acabo su mundo”.

Que la mesa de trabajo sea el yunque en que se fragüe el porvenir. Mons. Toth.

jueves, 20 de diciembre de 2012

QUE LA LUZ, ENCIENDA EL ÁNIMO Y VIVA EL ENTUSIASMO PARA CONTAGIARLO.


 

“¡Para que vivir!”, y ver como se atropella la humanidad para ganar el pan cotidiano, cargada de pesares terrenos; cómo va sufriendo cincuenta, sesenta, setenta años en la galera de la vida, y después…¡Después? Muere…Entonces ¿Por qué ha vivido?...

“Grabad este epitafio en la losa de su tumba: aquí descansa la que se fue del mundo sin saber siquiera por qué habría venido”.

¿Por qué hay sol? Para que alumbre y caliente ¡Por qué hay lluvia? Para que fecunde la tierra. ¿Por qué hay bosque? Para que renueve el aire. Todo tiene una finalidad en este mundo.

¿Por qué existe el hombre? ¿El habría de ser el único que careciese de finalidad? ¿Cuál es su objetivo? ¿Para qué fin ha sido creado el hombre? ¿Para qué fin?

Por eso, si hay que luchar, al menos, mediante este combate se logrará un tesoro inapreciable.

Busquemos la luz, encendamos el ánimo y vivir el entusiasmo para contagiarlo.

Deseo, de lo que tú des, recibas las bendiciones y de cuanto hagas, recogerás las mieses de lo que hayas sembrado. Mons. Toth.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

SIN DISCIPLINA Y CELO NO HAY ÉXITO


 
Cuando alguien se prepara para una competencia, el entrenamiento ha de tener dos direcciones:

Por una parte, se ejercita día tras día, de suerte que llega a tener cansancio. Se levanta temprano, con el rayar del alba, con optimismo de que cumplirá con las metas fijadas. Se esfuerza y suda momento a momento, todos los días. Se pone metas con fines determinados, para empezar todo de nuevo al siguiente día, en los días sucesivos, semanas y semanas que dura la preparación.

Por otra parte, lleva una vida disciplinada y se abstiene de todo exceso, dormirse placenteramente, fresco y puntualmente.

¿Y para que todo esa disciplina? Para una medalla al mérito, al tesón, al cumplimiento y para la gloria de haber cumplido. Y a ti ¿Te pasa la lucha para conseguir el carácter?

sábado, 15 de diciembre de 2012

LA PERSEVERANCIA Y LA DILIGENCIA VENCE AL TALENTO



El caracol y la liebre rivalizaron cierto día en una carrera. La meta había que ser el confín de un bosque cercano. El caracol emprendió su camino con mucho fervor; sudaba; se esforzaba. La liebre, con ilimitada confianza, se acostó en el suelo bajo los rayos esplendorosos del Sol. Y pensaba: ¡Imbécil! ¿Para qué tantas fatigas, a qué vienen tantos sudores? Es por demás. En dos saltos te dejo, yo tan atrás que no me verás la punta de la cola. El caracol seguía su camino, arrastrándose, sudando, trabajando, y cuando la liebre se dio cuenta no le faltaba más que un paso para llegar al bosque “mi voto a abríosle” Hay que correr. ¡Adelante!;  exclamó la liebre,  da un salto, da otro salto: pero, antes de dar el tercero, el caracol ya estaba en el bosque… Mons. Toth.

jueves, 13 de diciembre de 2012

LA ESTIRPE DORADA DE LOS QUE ABRAN EL CAMINO


Resulta difícil imaginar cómo sería el mundo actual sin las ideas formuladas por los hombres. El hombre común percibe atónito que su mundo es el producto del intelecto superior de los genios de la historia de la humanidad.

ALBERT EINSTEIN
Revolucionó toda la tradición científica basada en los trabajos de Newton y abrió nuevos caminos.


CHARLES DARWIN
Con su teoría de la evolución a través de la selección natural, no sólo revolucionó la ciencia biológica, sino la filosofía y la religión de su época.
ISAAC NEWTON
El físico más grande de todos los tiempos. Sus importantes trabajos en la ingeniería tuvieron enorme influencia económica y social.
JONATHAN SWIFT
Leía la Biblia a los dos años. Prodigios así, contrariamente a lo que se cree, no pierden necesariamente el talento cuando llegan a la edad adulta.
LEONARDO DA VINCI
El genio más versátil de la historia. Su mente era tan rara como milagrosa conjugación científica y de creatividad artística.
THOMAS BABINGTON MACAULAY
Antes de cumplir ocho años y había escrito una historia de Inglaterra. Más tarde, se hizo famoso por su erudición enciclopédica y su prosa elegante.
MIGUEL ÁNGEL BUONORRATI
Genio de la pintura y de la escultura. Su pasión por el arte era su único y mayor interés en la vida. Y a ella se entregaba.
NICOLÁS COPÉRNICO
Descubrió que los planetas giraban en torno al Sol.
SAMUEL JOHNSON
Ya sabía leer a los dos años y fue uno de los más grandes pensadores de habla inglesa.
WILLIAM SHAKESPEARE
Escribió 38 obras teatrales y más de 150 sonetos. Su obra traspuso siglos, fronteras, barreras políticas, sociales y la de la moda artística.
WOLFGANG AMADEUS MOZART
Ejemplo clásico de precocidad. Su obra fue el resultado de la acción combinada de una serie de factores innatos, de estímulos recibidos en el ambiente familiar y social, y del acceso que tuvo a los medios necesarios para poder expresar su genio.

lunes, 10 de diciembre de 2012

UNA VARILLA MÁGICA


En la Edad Media, muchos hombres perdieron su fortuna, su tiempo, y no pocos su sentido cabal, en busca del medio de transformar metales sin valor en oro precioso.

El secreto de la fabricación del oro aún hoy sigue siendo ignorado por los químicos. Pero con qué facilidad podemos lograr para la vida eterna, hasta con nuestros trabajos más diminutos y al parecer despreciables, tesoros más valerosos que el oro.

La varilla mágica, capaz de dar un valor eterno a nuestros actos, si nuestra alma desde luego libre de faltas, es ésta: O. A. M. D. G. (Omnia Ad Maiorem Dei Gloriam: “Todo a mayor gloria de Dios”.

Un artista pintó un cuadro curioso. Un muchacho está junto a la pizarra y escribe una larga serie de ceros: 000000000. A su lado hay un ángel que pone el número 1 delante de los ceros. El título del cuadro es: “La buena intención”.

Todas las obras, todas las palabras, todas los pensamientos de nuestra vida carecen de valor, son un cero si proceden de la vanidad, del egoísmo, de la comodidad… Pero las mismas obras pueden trocarse en tesoros si las hacemos con buena intención, según la voluntad de Dios y a una mayor gloria suya.

Cada día de nuestra vida se convierte en una mina de oro inagotable si escribimos el principio de nuestras acciones O. A. M. D. G.

Qué medio tan sencillo, ¿Verdad?, sin embargo, con él puedes llenar de valor eterno hasta el trabajo más simple y más ordinario de la vida cotidiana. Mons. Tihamer Toth  

domingo, 9 de diciembre de 2012

EL ÁGUILA Y EL REYERZUELO



Apostemos _dijo el reyezuelo al águila a ver quién sabe levantarse a mayor altura…
El águila extendió sus poderosas alas, y, a manera de flecha, hirió el cielo, dorado por los rayos del sol.
El reyezuelo se escondió furtivamente sobre el lomo del águila, y cuando ésta llegó arriba, en la altura vertiginosa, se sintió con satisfacción triunfal; el reyezuelo, astuto, con unos aletazos se levantó algo más y grito victoriosamente. …Te he vencido, estoy más arriba… Y, sin embargo, nunca hubiese llegado a tales alturas sin el águila…
La civilización actual ha alcanzado las alturas mediante un progreso magnífico, pero por desgracia, pretende olvidar que toda la cultura moderna trae su origen de la cultura religiosa, se alimentó de ella, se apoyó en ella para volar a las alturas y_ si no quiere perecer_ no puede renegar de la madre que le dio la vida. ¡Joven! ¡Así debes ser!, Mons. Tihamer Toth.

viernes, 7 de diciembre de 2012

AMEN



Palabra de origen Sánscrito: nació al norte de la India, hacia 2700 a 2800 a. C.

Palabra sagrada, porque encierra un vasto concepto religioso “A” representaba el número uno; al dios Shiva, creador y preservador de la vida. Su sonido es “LA” natural. En su origen, la palabra era AUM, sigue la “U” que representaba el número tres con significado simbólico “DE COMPLETO”, o sea, cuerpo, alma y espíritu, o sea; “EL HOMBRE TRIENIO SEMEJANTE ADIOS”. La “M” representaba el número cuatro que es la figura perfecta. Los cuadro lados, base de todo. El cuatro representaba a Brahma; o lo que es lo mismo, al “ESPÍRITU UNIVERSAL”. De lo dicho se desprende que AUM significa  “SAGRADO ALIENTO” o “DIOS TRINO” o “DIOS COMPLETO” u “HOMBRE SEMEJANTE A DIOS” u “HOMBRE QUE ASPIRA A FUNDIRSE EN DIOS”.

jueves, 6 de diciembre de 2012

ROMPIENDO LAS BARRERAS



¿Cuántas barreras mentales y humanas encuentran la humanidad, que está deseosa de salir adelante?

Los negativos en las personas que la rodean, ¿cuantas veces impiden l armonía en su desarrollo? Las que dicen que todo está predestinado y no se animan a cambiar nada. Las que se arraigan en sus pensamientos y los reproducen para influenciar su paso por la vida. Las que dicen que es difícil descubrir los síntomas en las conductas y se aferran a ello. Las que dicen que cambiar es naturalmente imposible, dada su cultura, nacimiento, entorno, educación, formación.  Las que no se empujan para leer, aprender nuevas cosas y tener experiencias. Las que dicen que no se puede cambiar el destino de las cosas y de las vidas.

¿Pero que son las barreras mentales?

Frenos, grilletes, falta de voluntad, de ánimo, de energía, complejos que impiden libremente los deseos de aprender, de salir adelante, de encumbrarse en lo más alto del ser; las actitudes y los pensamientos.

¿Y las barreras?

¡Las puertas, las cuevas, los hoyos, las entradas, las salidas, y las personas falsas!  Las que impiden el paso, las que bloquean, las que no permiten ningún avance de los que los rodean.

Para avanzar debemos evitar a las personas negativas, las que hablan de todo aquello que les fastidia, que les molesta. Las que primero critican y desaprueban. Las que les resulta difícil sonreír. Las  que no escuchan y dejan escuchar. Las que su vanidad y orgullo les impide ser corteses. Las que impiden dar el paso hacia el umbral del cambio. Las que minimizan los avances de las demás. Las que no miran de frente y evitan todo contacto visual. Las que no son sinceras y ocultan sus sentimientos. Las que no permiten nada que cambie, por sus costumbres, por sus hábitos, por su manera de haber sido educado.

Para salir adelante, debemos de evitar todo obstáculo, persona, circunstancia, todo ambiente que impida realizar lo que realmente vale, lo necesario, lo vital; aparte de la vida, el cambio del entorno, de pensamientos, de actitudes, y de carácter.

 

 

miércoles, 5 de diciembre de 2012

EL PUENTE



Los fenicios construyeron puentes en lugar de barreras que les permitieron entrar a la historia universal, como constructores.

Pontífice, literalmente quiere decir constructor de puentes y de ahí el rol que los Papas han desarrollado en el mundo.

Construir puentes, es ser el constructor de una vida. Es comunicar lo que se desea cambiar y legarlo a la humanidad.

Los constructores de barreras existen y existirán; los constructores de puentes son los que erigen la historia.

El constructor de puentes amerita ser el mensajero, el que brille, el que su mensaje sea ése el de construir, para avanzar.

El abrir caminos para uno y para los demás debe ser una misión impostergable, que de hacerlo, los vientos huracanados de los que se imponen a través de las barreras, perecerán.

Ser el comunicador, el que enlace la comunicación entre unos y otros, es el verdadero camino de la humanidad.

El puente de la vida y del más allá, es lo que construimos en la vida.

 

martes, 4 de diciembre de 2012

TRES LUGARES RAROS EN LA TIERRA




FLY GEYSER, NEVADA ESTADOS UNIDOS.


OLA DEL DESIERTO, ARIZONA, ESTADOS UNIDOS.



AGUJERO AZUL DEAN, OESTE DE CLARENCE TOWN, ISLA LARGA, BAHAMAS.

 
 

LA MISIÓN


De alguna manera se ésta aquí (en el mundo, la tierra), para cumplir con una revisión interna y externa de lo que se puede y se desea hacer y ser., por lo cual se debe analizar toda situación y posición de manera temprana, mediana y de más edad; de planear, enfocar y canalizar todo esfuerzo en la vida; entonces la Misión es identificarla. Pero que propósitos (el qué, el cómo, el cuándo, con quién, dónde, etc.), y objetivos (tiempos y causas), tenemos que hacer para cumplirla.
Esos propósitos y objetivos que nos guían ha identificar la Misión, se deben resumirlos en: alcanzarlos.
Para ello se tienen que tener los medios, las herramientas, los recursos; es decir voluntad, deseos, fuerzas, energías, dinamismo, optimismo, seguridad y visión para lograrla. Ésa es la Misión, en tener la visión y la proyección a lo que se tiene que alcanzar.
Si se logra revisar y analizar nuestra situación a una temprana edad, y si ello al identificarla nos conduce a tener una mejor planeación estratégica; entonces se estará logrando cumplir con la Misión.
Uno de los elementos que se tienen que tener en cuenta es: proyectarla y comunicarla. Y evitar todo obstáculo, persona y situación que impida desarrollarla.