viernes, 29 de abril de 2011

LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN MÉXICO (1a parte 1821-1839)

Periodos de los presidentes de México y su descripción

El establecimiento en México de las elecciones presidenciales, no fue tarea fácil, la historia, sus narradores, los gobiernos, sus gobernantes, los líderes, nos dan cuenta de ello, y por ello se enmarca una breve exposición de como surgen las designaciones, las elecciones y las votaciones para ser presidente de la República, aunada también a una cronología histórica y electoral contemporánea, con fuente del IFE. Así observamos que:

1ª Regencia del Imperio Mexicano

1821-1822 siendo sus integrantes: Agustín de Iturbide y Arámburu (presidente); Juan O´Donajú; Antonio M Pérez; Manuel de la Bárcena, Isidro Yáñez y Manuel Velázquez de León.

2ª Regencia del Imperio Mexicano

1822 siendo sus integrantes: Agustín de Iturbide y Arámburu; Isidro Yáñez; Miguel Valentín; Nicolás Bravo.

Iturbide disuelve el Congreso.

1822-1823 Agustín Cosme Damián de Iturbide y Arámburu, fue coronado emperador de México.

1823 Iturbide reinstala el Congreso

Pedro Celestino Negrete, Nicolás Bravo y Guadalupe Victoria, del 3 de marzo de 1823 al 4 de octubre de 1824, formaron un triunvirato (Supremo Poder Ejecutivo)

La constitución de 1824 (la llamada constitución de Cádiz), señalaba en su artículo 75 que la elección de presidente sería efectuada por las legislaturas estatales, siendo el procedimiento el siguiente:

1. El primero de septiembre del año próximo anterior a aquel en que debería entrar a gobernar un nuevo presidente, la legislatura de cada estado elegiría a mayoría de votos dos individuos, de los cuales uno por lo menos no debería ser vecino del estado elector.

2. El 6 de enero próximo se abrirían y leerían en presencia de las cámaras federales reunidas, los testimonios de las elecciones estatales.

3. Retirados los senadores, la Cámara de Diputados procedería a calificar las elecciones y contar los votos.

4. El que reuniere la mayoría de los votos de las legislaturas sería el presidente; si dos obtuvieron dicha mayoría, el que tuviere más votos sería presidente; quedando el otro de vicepresidente. En caso de empate con la misma mayoría la Cámara elegiría uno de los dos para presidente, quedando el otro, de vicepresidente. Si ninguno hubiese obtenido la mayoría absoluta, de los votos de las legislaturas, la Cámara de Diputados elegiría presidente de entre los dos más votados.

Así fueron electos los presidentes de México, por el congreso, no por el voto popular y otros por el voto popular designados por el congreso..Y otros más designados por diversas causas.

Observaciones:

Presidente constitucional: el que ha sido electo para el cargo

Vicepresidente en ejercicio de la presidencia: el que suple las faltas del presidente constitucional.

Presidente interino: el que es designado para ocupar temporalmente el cargo, debido a la ausencia del presidente constitucional.

Presidente sustituto: el que es designado para concluir el período constitucional inconcluso, por renuncia, incapacidad o muerte del presidente.

Presidente provisional: el que transitoria y brevemente ocupa la presidencia, mientras que se elige a un presidente constitucional, o bien se designa a un interino o a un sustituto.

Presidente de facto: el que sin títulos legales y sólo por la fuerza de los hechos, ocupa la presidencia.

1824-1829 el Congreso designa presidente constitucional al general José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix (Guadalupe Victoria), primer Presidente de la República, con 17 votos de mayoría absoluta.

1828 en las elecciones Gómez Pedraza, obtuvo 11 de 36 votos, 9 para Guerrero, 6 para Bustamante; Melchor Múzquiz, Juan Ignacio Godoy e Ignacio Rayón, 2 cada uno y Cortázar, Esteve, Gómez Farías y Zavala uno cada uno. *Al no ponerse de acuerdo el Congreso designo a Vicente Guerrero, como segundo Presidente de la República Mexicana y héroe de la Patria*. Manuel Gómez Pedroza, Anastasio Bustamante, Melchor Múzquiz y Valentín Gómez Farías, serían presidentes de la República Mexicana en los períodos: 1832-1833; 1830-1832; 1832; 1833, respectivamente.

El general Santa Anna, en armas, no reconoce el triunfo de Gómez Pedraza y proclama a Vicente Guerrero como presidente.

1829 el Congreso designa presidente constitucional al general Vicente Ramón Guerrero Saldaña y al general Anastasio Bustamante, vicepresidente.

1829 el Congreso designa al licenciado José María de los Dolores Francisco Germán del Espíritu Santo Bocanegra y Villalpando como presidente interino de la República Mexicana.

1829 José Pedro Antonio Vélez de Zúñiga Vélez (presidente interino al derrocamiento de José María Bocanegra).

1830-1832 el Congreso designa al general Trinidad Anastasio de Sales Ruiz Bustamante y Oseguera, como vicepresidente en ejercicio de la Presidencia de la República.

1832 el Congreso designa al general José Ventura Melchor Ciriaco de Eca y Múzquiz de Arrieta, como presidente interino de la República Mexicana.

1832-1833 el Congreso designa a Manuel Gómez Pedraza y Rodríguez como presidente constitucional.

1833 el Congreso designa al doctor José María Valentín Gómez Farías (primer presidente de México que ocupa el poder de manera interina varias veces, en ejercicio de la Presidencia de México, como vicepresidente).

El Congreso designa al general Antonio de Padua María Severiano López de Santa Anna y Pérez de Lebrón, como presidente constitucional.

1834-1835 el Congreso designa al general Antonio López de Santa Anna, presidente constitucional.

1835 el general Santa Anna disuelve el Congreso.

1835 Instalado el Congreso, se promulgan las bases orgánicas que establecen la república centralista.

1835-1836 el Congreso designa al general Miguel Francisco Barragán Andrade, presidente interino.

1836 España reconoce la Independencia de México.

1836-1837 el Congreso designa al licenciado José Justo Corro, presidente interino.

1837-1839 el Congreso designa al general Anastasio Bustamante y Oseguera, presidente constitucional.

1839 el Congreso designa al general Nicolás Bravo Rueda, presidente interino.

1839 el Congreso designa al general, Antonio López de Santa Anna, presidente interino.

lunes, 18 de abril de 2011

EL MENTOR POLÍTICO

Mentor: consejero o guía de otro. Orientador y maestro en cuanto al proceso de adaptarse al papel del colaborador profesional para definir la metodología, prioridades en el cumplimiento de las responsabilidades asignadas.

El mentor político, es el guía que establece y define las acciones específicas que se deben cumplir para lograr la superación en él colaborador, que por disciplina cuenta con las características similares o bien adaptables para ser conducido, apoyado y guiado: indica inclusive el tipo de lectura que se tendrá que leerse, que características debe asumir, los trabajos y comisiones que le redituaran más competencia. Las responsabilidades que tendrá que asumir, su cumplimiento, le inculca el trabajar en equipo...

El mentor político, es el que mide las expectativas, inquietudes y dificultades que presenta el colaborador, en cualquier aspecto relacionado con la labor que desarrolla.

El mentor político, anima al discípulo, colabora con su proyecto, informa cuando se necesita, inspira lealtades, promueve inteligencias, inculca disciplina, motiva y empuja eficiencia y promueve responsabilidades.

El mentor político, mira al condiscípulo más como un amigo y colaborador que como una figura de autoridad. y que muchas veces influye en su formación, clase social, personalidad, temperamento, gustos efectos y cualidades.

El mentor en política, es posiblemente el maestro más importante que tenga el discípulo en relación con el desarrollo de actitudes profesionales, el que brinda las oportunidades de desarrollarlas de mejor forma y canalizarlas para lograr los objetivos propuestos y las habilidades fundamentales como la responsabilidad, el cumplimiento, el trabajo en equipo.

El mentor en política, mide las expectativas, inquietudes y dificultades que presenta el colaborador, en cualquier aspecto relacionado con la labor que desarrolla. y

Así a quién impulsa, induce, promueve, estimula, inspira y aviva, se le debe de estar agradecido por lo que: agradezco hasta el día de hoy la ayuda, el impulso y la orientación de mis mentores políticos y académicos: al Mésie Jorge Rivera Bendezú; al maestro Roberto Salcedo Aquino, al doctor Enrique León Martínez, al licenciado Rafael Gamboa Cano, al licenciado Eliseo Orozco Aguirre, y al maestro Carlos Reta Martínez.

jueves, 14 de abril de 2011

GLOSARIO ELECTORAL

Significado de los términos, principios e instituciones, procesos e instrumentos políticos-electorales.


ACTAS ELECTORALES. Son documentos con validez-jurídica en los que se anota lo que sucedió durante la jornada electoral y los resultados de la votación en cada casilla. Existen distintos tipos de actas electorales, como la de la Jornada Electoral y la de Escrutinio y Cómputo.

ASAMBLEA LEGISALTIVA DEL DISTRITO FEDERAL. Es un órgano del Distrito Federal cuyos integrantes son elegidos por los ciudadanos del Distrito Federal. Entre sus facultades destacan las siguientes: examinar, discutir y aprobar anualmente el presupuesto de egresos y la ley de ingresos del Distrito federal; legislar en materia de administración pública, planeación del desarrollo, en materia civil y penal y de protección civil, así como expedir las disposiciones que rijan las elecciones locales.

AUTORIDADES ELECTORALES FEDERALES. Son autoridades electorales federales permanentes el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. También lo son, de manera temporal, las Mesas Directivas de Casilla (el día de las elecciones). La función básica de las autoridades electorales consiste en organizar el proceso electoral federal y asegurar que éste se realice conforme a lo establecido por la legislación en la materia.

BOLETAS ELECTORALES. Son los documentos que sirven para que los ciudadanos ejerzan su derecho al voto. Contienen, entre otros datos, el emblema de los candidatos propuestos por éstos. En el acto de votar, el ciudadano debe marcar en la boleta, el emblema del partido de su preferencia.

CALIFICACIÓN DE LA ELECCIÓN (de Presidente de los Estados Unidos mexicanos). Actividad llevada a cabo por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, consiste en la declaración formal del triunfo del candidato a la Presidencia de la república que obtuvo la mayoría de votos en las elecciones. Es la última etapa del proceso electoral.

CÁMARA DE DIPUTADOS. Es una de las dos cámaras que integran el Congreso de la Unión. Está compuesta por 500 representantes elegidos por los ciudadanos cada tres años. Sus principales funciones son la propuesta, discusión y aprobación de las leyes.

CÁMARA DE SENADORES. Es una de las dos cámaras que integran el Congreso de la Unión. Se compone de 128 miembros elegidos por los ciudadanos cada seis años: tres por cada entidad federativa del país. Los 32 restantes serán electos según el principio de Representación Proporcional, votados en una sola circunscripción nacional. Su principal función es hacer respetar el Pacto Federal, es decir, hacer valer la libertad y la soberanía de las entidades federativas en beneficio de una única Soberanía Nacional. Cumple, al igual que la Cámara de Diputados, con funciones legislativas.

CAMPAÑA ELECTORAL. Es el conjunto de actividades que realizan los partidos políticos y sus candidatos para obtener el voto de los ciudadanos. En una campaña electoral, los partidos dan a conocer los principios, ideas y programas que constituyen su respectivo proyecto político para el futuro del país, y promueven las candidaturas de quienes lo comparten y buscan ocupar los cargos de elección popular en disputa.

CANDIDATO. Persona que representa a un partido político durante un proceso electoral y busca obtener el voto de la ciudadanía para alcanzar un puesto de elección popular.

CAPACITACIÓN ELECTORAL. Es la serie de actividades destinadas a la preparación de los ciudadanos que participarán en el proceso electoral como funcionarios de casilla y como observadores electorales.

CASILLA. Es el lugar designado para la recepción del voto de los ciudadanos. Funciona sólo durante la jornada electoral.

CIRCUNSCRIPCIONES PLURINOMINALES. Son las cinco regiones en que, con base en la concentración territorial de la población, se divide el país para la elección de los 200 diputados de Representación Proporcional. Están delimitadas actualmente de la siguiente manera:

Primera circunscripción comprende los estados de Baja California, Baja California Sur. Chihuahua. Durango. Jalisco. Nayarit. Sinaloa y sonora, cabecera Guadalajara, Jalisco.

Segunda circunscripción comprende los estados de Aguascalientes. Coahuila. Guanajuato. Nuevo León. Querétaro. San Luis Potosí. Veracruz y Zacatecas, cabecera Monterrey, Nuevo León.

Tercera circunscripción comprende los estados de Campeche. Chiapas. Oaxaca. Quintan Roo. Tabasco. Veracruz y Yucatán, cabecera Xalapa, Veracruz.

Cuarta circunscripción comprende los estados del Distrito Federal. Guerrero. Morelos. Puebla y Tlaxcala, cabecera Ciudad de México, Distrito Federal.

Quinta circunscripción comprende los estados de Colima. Hidalgo. Estado de México y Michoacán, con cabecera en Toluca Estado de México.

CIUDADANO. Es todo individuo sujeto de derechos y obligaciones jurídico-políticas. En México, el artículo 34 constitucional otorga la ciudadanía a los varones y mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, hayan cumplido 18 años y tengan un modo honesto de vivir.

CÓDIGO FEDERAL DE INSTITUCIONES Y PROCEDIMIENTOS ELECTORALES (COFIPE). Es la legislación que regula la forma de organizar y desarrollar las elecciones federales en México.

CONSTANCIA DE ASIGNACIÓN PROPORCIONAL. Es el documento oficial que hace constar el número de Diputados por el principio de Representación proporcional que se adjudica a un partido según el porcentaje de votación obtenido en la circunscripción correspondiente. La expide el Presidente del consejo General del IFE.

CONSTANCIA DE MAYORÍA Y VALIDEZ. Es el documento que hace constar que un candidato obtuvo la mayoría de votos (Mayoría Relativa) para un puesto de elección popular, en un distrito electoral uninominal. La expide el Presidente del Consejo Distrital respectivo.

CONSTITUCIÓN. Es la ley suprema de una nación que establece los derechos y obligaciones de los individuos, la sociedad y el gobierno, regulando el orden político, económico y social. En México los derechos individuales y sociales, así como las obligaciones de los nacionales y de los extranjeros que estén en nuestro territorio, y la forma de gobierno que ha de regir ala nación, están plasmados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

CREDENCIAL PARA VOTAR CON FOTOGRAFÍA. Es el instrumento de identificación que permite a los ciudadanos ejercer su derecho al voto.

DEMOCRACIA DIRECTA. Es un método político que permite que los asuntos públicos sean resueltos con la participación de todos los ciudadanos, sin que existan representantes de por medio.

DEMOCRACIA REPRESENTATIVA. Es un método político por el cual los ciudadanos eligen a las personas que deberán representarlos para tomar decisiones que favorezcan el bienestar colectivo.

DERECHOS POLÍTICOS-ELECTORALES. Son el conjunto de derechos garantizados por la ley, que permiten a los ciudadanos tomar parte de manera pacífica, en los asuntos políticos del país. Votar y ser votados, participar en el partido político que prefiera, etcétera.

DIPUTADOS A LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL DISTRITO FEDERAL. Representantes electos por la ciudadanía de la capital de la República. Tienen por función básica emitir leyes y reglamentos para la entidad del Distrito federal. Son un total de 66 miembros, 40 de ellos electos por el principio de Mayoría relativa y 26 por el principio de Representación Proporcional.

DIPUTADOS FEDERALES. Son representantes de la nación, electos por los ciudadanos cada tres años, cuya función es proponer, discutir y aprobar leyes. Por la forma como se eligen: existen dos tipos de Diputados: de Mayoría Relativa y de Representación Proporcional; sin embargo, sus funciones son las mismas. En el caso de de los Diputados de Mayoría Relativa se eligen 300, en tanto que en el de los Diputados de Representación Proporcional se asignan 200, para sumar los 500 que componen la Cámara respectiva.

DISTRITO ELECTORAL UNINOMINAL. Se llama así a cada una de las trescientas partes en que se divide el país para elegir a un Diputado Federal por cada una de ellas, según el principio de Mayoría Relativa. Se llama así a cada una de las cuarenta partes en que se divide el Distrito Federal para elegir a un Diputado a la ALDF por cada una de ellas, según el principio de Mayoría Relativa.

DIVISIÓN DE PODERES. Es el principio que establece que el poder político no debe estar en manos de una sola persona o grupo. Por ello, la Constitución Mexicana establece que la Soberanía Nacional se ejerce a través de tres poderes: el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial.

DOCUMENTACIÓN Y MATERIALES ELECTORALES. Documentos y materiales (boletas electorales, listas de electores por sección, urnas, etcétera) que se utilizan en las casillas durante la jornada electoral.

ELECCIÓN. Es el procedimiento mediante el cual los ciudadanos deciden, con su voto, qué candidatos habrán de gobernarlos.

ELECTORES. Son los ciudadanos que, teniendo su Credencial para votar con fotografía y estando inscritos en la Lista Nominal de electores, ejercen su derecho al voto.

ENCUESTA ELECTORAL. Es un instrumento de sondeo de la opinión pública utilizado por instituciones interesadas en obtener información acerca de las preferencias electorales ciudadanas, lo cual permite pronosticar los resultados de la jornada electoral.

ESCRUTINIO Y CÓMPUTO. Procedimiento mediante el cual los integrantes de cada Mesa Directiva de Casilla determinan el número de votantes, el número de votos depositados a favor de cada partido, el número de votos anulados y el número de boletas sobrantes de cada elección.

ESTADO. Organización política de la sociedad que se expresa en un poder soberano y en una estructura de gobierno, sujetos a la ley y cuyas decisiones rigen la vida pública de la colectividad en un territorio determinado.

ESTADO DE DERECHO. Es una forma de organización política en la cual los gobernantes y los gobernados, sin ninguna excepción, están obligados a obedecer las leyes.

FINANCIAMIENTO PÚBLICO A LOS PARTIDOS POLÍTICOS. Es el dinero que los partidos políticos reciben del estado para el buen desarrollo de sus actividades. Los partidos tienen que informar a las autoridades electorales sobre el uso de dichos fondos.

GOBIERNO. Es el conjunto de personas e instituciones a las que, legalmente, les está confiado el ejercicio del poder público en una sociedad.

INSACULACIÓN. Es el sorteo que permite designar a los ciudadanos que actuarán como funcionarios de casilla el día de la jornada electoral.

INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL (IFE). Es la institución encargada de organizar las elecciones federales para Diputados, Senadores, y Presidente de la República. Es una institución pública, autónoma, que posee personalidad jurídica y patrimonio propios. Se rige por los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad.

JORNADA ELECTORAL FEDERAL. Es el día en que se realizan las elecciones. Se inicia a las 8:00 horas del primer domingo de julio del año de la elección con la instalación y apertura de las casillas; continúa con la votación y el escrutinio y cómputo de los votos recibidos, y termina con la publicación de los resultados electorales en el exterior de las casillas y el envío de los documentos electorales a los Consejos Distritales del IFE.

LISTA NOMINAL DE ELECTORES. Es la lista que se utiliza en la casilla el día de la jornada electoral que incluye la fotografía y el nombre de los ciudadanos registrados en el Padrón Electoral que obtuvieron su Credencial para Votar con Fotografía.

MESA DIRECTIVA DE CASILLA. Es la autoridad electoral encargada de recibir y contar la votación de la ciudadanía, garantizando el secreto del sufragio o voto. Está formado por ciudadanos escogidos por sorteo (insaculación)

MEDIOS DE IMPUGNACIÓN, SISTEMA DE. Es el conjunto de recursos legales que permite a los ciudadanos y a los partidos políticos inconformarse ante la instancia competente, por actos y resoluciones de las autoridades electorales que se considere lesionen sus derechos político-electorales.

OBSERVADORES ELECTORALES. Son los ciudadanos que desarrollan tareas de vigilancia en las distintas etapas de un proceso electoral, particularmente el día de las elecciones.

OPINIÓN PÚBLICA. Es el conjunto necesariamente plural de puntos de vista y tomas de posición frente a asuntos considerados públicos o de interés general. La opinión pública lo es en un doble sentido: porque nace de un debate público, y porque su materia es la cosa pública. La opinión siempre es variable y cambia con el tiempo, expresa más juicios de valor que juicios de hecho.

PADRÓN ELECTORAL. Es el listado que contiene el nombre de todos los ciudadanos que presentaron su solicitud para obtener su Credencial par Votar con Fotografía.

PARTIDO POLÍTICO. Organización de ciudadanos constituida de manera libre y permanente, orientada por una posición ideológica y un programa político, cuya finalidad consiste en alcanzar el poder público por la vía electoral, para así poner en práctica su proyecto de país.

PLATAFORMAS ELECTORALES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS. Son las propuestas (en materia de vivienda, salud, educación, empleo, etcétera) que para cada elección hacen los partidos políticos a la ciudadanía, y que se comprometen a cumplir en caso de que el voto ciudadano los favorezca.

PODER EJECUTIVO FEDERAL. Es el poder depositado en el Presidente de la república, quien tiene la facultad de designar a los Secretarios de Estado para que atiendan los distintos asuntos nacionales. Este poder se renueva, por la vía electoral cada seis años.

PODER JUDICIAL FEDERAL. Es el poder que se encarga de vigilar el adecuado cumplimiento de las leyes. Su máxima autoridad se deposita en la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Lo integran, además, un Tribunal Electoral, Tribunales Colegiados y Unitarios de Circuito, Juzgados de Distrito y un Consejo de la Judicatura Federal.

PODER LEGISLATIVO FEDERAL. Este poder se deposita en el Congreso de la Unión (integrado por las Cámaras de Diputados y Senadores) y es el encargado de elaborar y aprobar las leyes de la Federación.

PRINCIPIO DE MAYORÍA RELATIVA. Es la regla que señala que un candidato es ganador de un pueto de elección popular cuando obtiene la mayoría de votos.

PRINCIPIO DE REPRESENTACIÓN PROPORCIONAL. Es la regla que asigna puestos de elección popular a los partidos políticos de acuerdo con el porcentaje de votos que hayan recibido en una elección.

PRINCIPIOS RECTORES DEL INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL. Para cumplir con las obligaciones que le marca la ley, el IFE se rige por cinco principios.

1. Certeza, porque sus acciones deben ser confiables.

2. Legalidad, porque sus acciones deben estar apegadas a la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, el COFIPE y las demás leyes aplicables en materia electoral.

3. Independencia. Porque debe funcionar al margen de cualquier poder o interés particular.

4. Imparcialidad. Porque debe ser políticamente neutral y otorgar a todos los partidos el mismo trato.

5. Objetividad. Porque su conducta se debe basar en hechos y no en opiniones.

PROCESO ELECTORAL. Es el medio a través del cual se concreta la voluntad soberana del pueblo para designar a los gobernantes. Procesos consistente en una serie de actos regulados por la Constitución y la legislación electoral para renovar periódicamente a los integrantes de los poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión. Consta de cuatro etapas: preparación de la elección, jornada electoral, resultados y declaración de validez de la elección de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

PROPAGANDA ELECTORAL. Es el conjunto de publicaciones, imágenes y todo tipo de expresiones que cada partido político utiliza con el objetivo de convencer a los ciudadanos para obtener sus votos.

PUESTOS DE ELECCIÓN POPULAR. Son los cargos públicos que obtienen los candidatos de los partidos gracias al voto de la ciudadanía. A nivel federal: Presidente de la República, senadores y Diputados Federales. A nivel local, Presidentes Municipales, Síndicos, regidores y Diputados de la Asamblea legislativa del Distrito federal.

REGISTRO DE PARTIDOS NACIONALES. Procedimiento que legaliza la participación de los partidos y sus candidatos en las actividades político-electorales del país; para obtenerlo, los partidos deben acreditar, ante el Consejo General del instituto Federal Electoral, que cumplen con los requisitos establecidos por la ley en la materia. Dicho registro puede perderse cuando se dé algunos de los supuestos que a este respecto establece la misma ley.

REPRESENTANTE DE PARTIDO POLÍTICO EN LAS CASILLAS. Es un miembro o simpatizante de un partido político, debidamente acreditado ante la autoridad electoral, que vigila que la jornada electoral se desarrolle conforme lo marca la ley.

SECCIÓN ELECTORAL. Es cada una de las fracciones territoriales de un distrito electoral uninominal que sirve tanto para ordenar la inscripción de los ciudadanos en el Padrón Elecoral como para elaborar las Listas Nominales de Electores.

SENADORES. Representantes de las entidades federativas del país que integran la Cámara de Senadores. Su función es velar por la soberanía y la libertad de las entidades federativas, salvaguardando el Pacto Federal, así como proponer y aprobar leyes. Se eligen, por cada una de dichas entidades, tres senadores: dos por Mayoría relativa; el otro se asigna a la primera minoría (partido que queda en segundo lugar de la votación respectiva). Treinta y dos son electos por el principio de Representación proporcional, votados en una sola circunscripción nacional.

SISTEMA DE PARTIDOS. Es el conjunto de partidos que existen en un estado; se caracteriza por:

• Una cantidad de determinada de partidos.

• Las relaciones que establecen entre sí

• Las definiciones ideológicas y estratégicas de sus componentes. En las sociedades abiertas y democráticas, es el espacio de competencia legal entre los partidos, orientado hacia la obtención y el ejercicio del poder político.

SISTEMA ELECTORAL. Es el conjunto de medios y procedimientos de elección popular destinados a convertir los votos de los ciudadanos en órganos legítimos de gobierno o de representación política. Hay dos grandes tipos de sistemas electorales: el mayoritario y el proporcional.

SISTEMA POLÍTICO. Conjunto de instituciones, grupos y procesos vinculados con la producción de decisiones referidas al orden social, con las relaciones que se establecen entre los diferentes actor políticos y con el ejercicio del poder en una determinada sociedad.

TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN. Es una instancia del Poder Judicial Federal especializada en materia electoral, cuya función primordial es garantizar el apego a la legalidad de las elecciones, para lo cual atiende las inconformidades que presenten ciudadanos o partidos políticos y resuelve sobre ellas.

URNAS ELECTORALES. Cajas en las que los ciudadanos depositan sus votos.

VOTO. Es el acto mediante el cual se expresan las preferencias políticas de los ciudadanos; permite designar a quienes ocuparán los cargos de elección popular.











martes, 12 de abril de 2011

Reunión del Comité de Análisis de Bull & Bear, 26/5/10

El elector y las elecciones. Cuando el elector vota a favor o en contra. El elector y el candidato

La palabra elector viene del latín elector, -ōris). Y es el que elige o tiene potestad o derecho de elegir.

El elector, observa cómo es persuadido por partidos y candidatos para apoyarse en él y obtener su “confianza, gratitud y lealtad" en cada una de las elecciones que de forma periódica las instituciones públicas realizan para los cambios de gobierno, de administración y de órganos legislativos, en los distintos niveles de gobierno y en los ámbitos de la administración pública.

El elector, al realizarse las elecciones, cuestiona como éstas realmente ayudarán al desarrollo de su economía, de su seguridad, de su salud, de su educación, de su comunidad, de su colonia, de su municipio, de su delegación, de su región, de su distrito, de su estado, de su país.

Todo elector, según su definición tendría la autoridad, mando, poderío, pujanza, para decidir a quién votar y a quien vetar.

La ley concede la potestad de votar y ser votado y de esta manera lograr la armonía entre participar y competir.

Muchos candidatos con tal de ganar y de llegar al poder, argumentan y aseguran ser la mejor opción política-electoral, ¿pero cuantas veces sus argumentos y propuestas no van más allá de cumplidos, de manipulación, de engaños, de mentiras?

Diversos estudios y análisis expresan las interrogantes de los electores votantes y recogen su alternativa ante sus llamados candidatos, representantes y gobernantes.

  • ¿Qué es lo que te guía para que tu voto sea tomado en cuenta?
  • ¿Por qué cuando votas por un partido o candidato, estos no te apoyan cuando ganan y los necesitas?
  • ¿Por qué cuando sufragas por quién te insto a tu participación a favor, no te atiende cuando se lo solicitas?
  • ¿Por qué quienes te vieron pegar propaganda, hacer proselitismo, cuando ganaron no tomaron en cuenta la causa por la cual participaste?
  • ¿Por qué no ha cambiado tú entorno, la economía, la seguridad, la educación, cuando fue plataforma y propuesta política de partidos y de candidatos ganadores?
  • ¿Por qué tu opinión no es tomada en cuenta cuando se te afecta en tus derechos y bienes, por autoridades electas y votadas por ti?
  • ¿Por qué no hay una mejor educación, cuando escuchaste los mensajes de autoridades, servidores públicos de un partido en el poder en tiempos electorales y te solicitaban escucharlos para conocer más de su partido y sus propuestas?
  • ¿Por qué la gestión a tu favor de legisladores, se entorpece porque no existe el eco en la petición a una autoridad administrativa opuesta al partido perdedor en la contienda electoral?
  • ¿Por qué los servidores públicos carecen de eficacia, son malos, no atienden tus reclamos, violando tus derechos, cuando son parte de su responsabilidad y función y votaste por su jefe y lo llevaste al poder?
  • ¿Por qué existen tarifas tan altas de las instituciones crediticias que te perjudican notoriamente y al gobernante que le diste tu voto, no hace nada por remediarlo?
  • ¿Por qué los salarios siempre están por debajo de los precios de cualquier artículo de consumo y la organización a la que perteneces firma los acuerdos con el gobierno tasando tu salario bajo?
  • ¿Por qué pagas tan altos precios por la gasolina, en un país supuestamente petrolero como el tuyo?
  • ¿Por qué los gobernantes que elegiste te minimizan cuando llegan al poder?
  • ¿Por qué el staff de gobernantes, autoridades administrativas, legislativas y demás, te hablan en sentido enojado, simplista cuando solicitas apoyo y atención?
  • ¿Por qué cuando has votado por un cambio, los requisitos para “tu bien” son engorrosos?
  • ¿Por qué cuando pagas un servicio malo, te atienden de mala forma e irrespetuosa, cuando quien te atiende sabe que tú ayudaste a lograr su empleo?
  • ¿Por qué cuando en campaña, me prometiste en apoyarme en mi salario, y el salario mínimo en México está por debajo de la línea de pobreza tasada por el BIP y entre los más bajos de América?

Cuando el elector vota a favor o en contra en las elecciones
  • El elector vota cuando se dignifica la política y a los políticos.
  • El elector vota en contra cuando hay autoridades que manipulan, engañan, presionan y atropellan.
  • El elector no vota o vota en contra cuando observa el abaratamiento de la mano de obra para favorecer el capital en las empresas.
  • El elector vota en contra cuando crece el sector informal de la economía y la violencia.
  • E elector vota en contra cuando el salario pierde su poder adquisitivo.
  • El elector vota a favor cuando percibe que la corrupción y el influyentismo ha disminuido.
  • El elector vota a favor cuando observa que los derechos humanos ha mejorado.
  • El elector vota a favor cuando considera que la situación actual del país va a mejorar.
  • El elector vota en contra cuando se ve insatisfecho de como funciona la democracia.
  • El elector vota en contra cuando se siente insatisfecho con un gobierno que no le responde.
  • El lector cambia de partido y de régimen, cuando no satisface sus demandas (salario-salud-educación-seguridad).
  • Un elector se satisface cuando se beneficia de las reglas clienterales, sociales y políticas.
  • El electorado cuando hay paz, estabilidad política y éxito económico, permite que el sistema, régimen funcione.
  • Cuendo se renuevan los grupos de poder, y que el poder político fuera compartido de manera más equitativa.
  • El elector se abstiene de votar o vota en contra cuando hay crisis económicas y políticas.

    El elector y el candidato
  • Es un buen candidato, es académico, sin embargo...
  • Ha buscado insistentemente una candidatura, sin embargo...
  • Creo que ha entregado buenas cuentas...
  • Tiene el antecedente de haber sido secretario de Estado...
  • Reúne los requisitos en la materia...
  • Le faltaría mejorar en su aspecto como candidato.
  • Lo que esperamos son propuestas, no descalificaciones.
  • Las propuestas políticas deben fincar un plan de por lo menos tres sexenios.
  • Generación de más y menores empleos.
  • Combate frontal a la economía ilegal, piratería y contrabando.
  • Alza de precios en artículos de consumo.

Y así de cientos de quejas, lamentos, querellas, demandas, peticiones, que los estudios y análisis recogen de una gran mayoría de electores siguen cosechándose en elecciones y objetando en candidatos que los eluden.

Según cifras del Latino barómetro, 2002-2010, el 66 por ciento de los mexicanos opina que el gobierno emprende acciones para beneficiar a unos cuantos y qué sólo el 21 por ciento considera que el gobierno actúa para el bien del pueblo.



lunes, 11 de abril de 2011

LIBRO: EL COMPROMISO DEL GUERRERO. Autor: Oscar Méndez Orihuela (Presentación)



Yo soy el guerrero que admite su destino, y que en vez de definir con atrevimiento lo que es y no comprende, trata de señalar por grados lo que desea ser.

El presente libro, describe el Compromiso del Guerrero que Paolo en la vida asumió consigo mismo. Da cuenta de los aspectos éticos, filosóficos y universales que la humanidad sabrá aplicar a lo largo de sus experiencias.

Señala al ser competente que para lograr los medios y los fines personales, les debe dar forma independiente, de acuerdo con su iniciativa personal y ser iluminado en el humanismo, así como en el desarrollo y el impulso en la búsqueda de la inspiración espiritual y del desarrollo material en lo que hace: en la entereza física de la salud, desterrando el pesimismo, la animadversión, la antipatía, el desánimo y, en mezclar con conocimiento y sensibilidad los derechos, las normas y los principios esenciales de la sabiduría, la política, la justicia, la libertad, la filosofía, la inteligencia, la lealtad, la independencia, la disciplina, la concentración, el carácter, la humildad y la voluntad, en las necesidades prácticas de la vida; así a cómo luchar constantemente por la mejoría de los conocimientos.

El Compromiso del Guerrero inscribe la vocación la de los talentos, las aptitudes y las aficiones en las capacidades, que se pueden facilitar en hacer algo: en la inclinación y la tendencia hacia todo aquello que de satisfacción.

Marca la observación en la dirección de los inferiores y superiores jerárquicos internos, que se dictan en el ejercicio de las atribuciones.

Determina lo que la ética señala: una actitud de servicio considerando, el ideal de servicio sobre el ideal del beneficio.

Éste libro pretende ofrecer a los lectores la posibilidad de conocerse, interactuar consigo mismos y alcanzar una mejoría mediante el Compromiso del Guerrero.

El objetivo de este libro está sencillamente en aprender a conocerse más a sí mismo, comprendiendo como se relaciona con el entorno, si se es coherente o no; partiendo de la señal de que examinarse a sí mismo con modestia es realmente difícil.

La orientación del libro asiste el desarrollo potencial, presente en cada individuo. En pocas señales, el mejor análisis de uno mismo es a partir del trabajo de autoconciencia con la vida, para que sea mayor la atención que cada persona preste a sí misma, en la seriedad del papel que ha elegido representar.

Este libro está dirigido a aquellos interesados en encontrar a su guerrero interior y en ayudar a formarlo en otros, iniciándose en el cumplimiento que la vida les presente.

“La mejor manera de hacer historia es escribirla. Churchill”.



viernes, 8 de abril de 2011

LIBRO: LOS SECRETARIOS PARTICULARES (Presentación y Prólogo). Emilio Gamboa Patrón y Carlos Reta Martínez

Presentación:


Los valores de la política, son fundamentos inherentes que debe poner en práctica constante, quien desempeñe la importante función de Secretario Particular.

El Secretario Particular, como lo dicen los autores de esta obra, deberá en mi opinión de tener cuatro características: lealtad, inteligencia, disciplina y eficacia. Estos valores que deben de ponerse en práctica constante y en cada momento.

Los Secretarios Particulares puede servir como un manual, prontuario o guía para el funcionario, que si bien no está en la #escena pública”, si representa una responsabilidad relevante, de soporte innegable para quienes servimos al país.

Celebro y me congratulo con esta importante aportación que han realizado Alfonso Araujo López y Oscar Méndez Orihuela, ya que encontramos en esta obra algunos referentes importantes sobre la literatura política mexicana.

No tengo la menor duda que este valioso compendio permitirá a quienes nos ocupamos en los asuntos públicos, disponer de información sobre algunos perfiles de quienes se han desempeñado en estas relevantes e importantes tareas.

Añadiría al trabajo elaborado, el factor determinante que representan las relaciones públicas que un buen Secretario Particular debe tener como elemento indispensable para la solución de problemas que se sucintan a diario.

La sensibilidad política precisa y la formalidad en su trabajo; con una abierta y efectiva comunicación que no tiene horarios; y con el respaldo del funcionario al que asiste, ese sería el esquema que deberá de imprimir en su trabajo diario, lo digo como ex Secretario Particular de un gran Presidente de la República que fui.

Reitero mi felicitación a los autores del presente trabajo de investigación y en particular a la valiosa aportación de Alfonso Araujo en la coordinación del Grupo Parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados en la LX Legislatura, a quien le expreso mi reconocimiento a su trabajo y mi amistad.

                                                                                                                      Dip. Emilio Gamboa Patrón


                                                                                       Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI


                                                                                  en la Cámara de Diputados de la LX Legislatura.



Prólogo:

El trabajo de investigación que nos presentan en forma sencilla Oscar Méndez Orihuela y Alfonso de A. Araujo López, es el resultado de un esfuerzo personal para estudiar la figura y el papel que desempeñan los Secretarios Particulares de servidores públicos y de políticos mexicanos, evaluando la eficacia real de sus aportes a la gestión pública y a la política.

La obra proporciona información útil de estos servidores públicos sobre los que se ha escrito poco, a pesar de su relevancia en la Administración Pública y en la política, mostrando la personalidad, preparación y merecimientos de aquellas mujeres y hombres que desempeñan y desempeñaron esas responsabilidades, desarrollando en muchos casos carreras sólidas de servicio a la Nación.

Su formación académica y experiencia laboral, sus antecedentes morales y profesionales, su capacidad e idoneidad para el puesto, conforman sus historias personales y el grado de compromiso que asumieron con las grandes causas nacionales, con las instituciones y con sus superiores jerárquicos.

Ausente de academicismos, el resultado de la investigación realizada por Oscar Méndez Orihuela y Alfonso de A. Araujo López contribuye a revalorizar la importancia de la figura del Secretario Particular y a mostrar su participación leal y sin limitaciones al incremento de la eficacia administrativa y a la mejora de la información en la toma de decisiones de las instituciones públicas.

Esperemos que esta aportación útil para el mayor conocimiento y comprensión del papel y delicada tarea que desempeñan los Secretarios Particulares, hoy afectadas por quienes toman decisiones equivocadas desde los más altos niveles de la pirámide político-administrativa, al carecer de una formación adecuada para el servicio público, de los conocimientos y de las aptitudes que exige la administración pública actual y que demanda la evolución profunda de la sociedad mexicana.

                                                                                                                               Carlos Reta Martínez







jueves, 7 de abril de 2011

GIL ZUARTH-MOREIRA VALDÉZ

Integrantes de los Secretarios Particulares más destacados de México, 2a década del siglo XXI.

Roberto Gil Zuarth Nació el 10 de octubre de 1977 en el Distrito Federal. Licenciado en Derecho por el ITAM, maestría en derecho constitucional por la Universidad Carlos III de Madrid, doctor en derecho. Ha fungido como: Secretario particular del Presidente de México, Licenciado Felipe Calderón Hinojosa, 2011-. Subsecretario de Gobierno de la SG, 2010. Diputado Federal, LXI Legislatura, 2009-2010. Abogado General del CEN del PAN, 2009. Representante del PAN ante el IFE, 2009. Coordinador de Asesores del Secretario de la Función Pública, 2006-2007. Secretario Ejecutivo de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, 2004-2005. Asesor de la Comisión de Fiscalización de los Recursos de los Partidos y Agrupaciones Políticas del IFE, 2004.  Asesor del Consejero Electoral Alonso Lujambio, 2000-2001. Secretario Técnico de la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, 1999-2000.  Secretario Técnico del Diputado Francisco José Paoli Bolio, LVII Legislatura, 1998-1999.
Humberto Moreira Valdéz. Nació en Saltillo, Coahuila el 28 de julio de 1966. Profesor de Educación Primaria y Licenciado en Educación Media, especialización en Ciencias Sociales, diplomado en: Análisis Político, en Políticas Públicas y Sociología Comunitaria Aplicada. Es Presidente del CEN del PRI, 2011-2015. Gobernador del Estado de Coahuila, 2005-2011. Presidente Municipal de Saltillo, Coahuila, 2003-2005. Secretario de Educación Pública del Estado de Coahuila, 1999-2002. Secretario Particular del Subsecretario de Educación Básica de la SEP, Biólogo Gilberto Guevara Niebla, 1992-1993.

RUBÉN MOREIRA VALDÉZ

Integrante de los Secretarios Particulares más destacados de México, 2a década del siglo XXI.

RUBÉN IGNACIO MOREIRA VALDÉZ Nació en Saltillo, Coahuila, el 18 de abril de 1993. Es Licenciado en Educación y Licenciado en derecho, posgrado en Política y Gestión Pública. es candidato del PRI a la gubernatura del Estado de Coahuila, 2011, se ha desempeñado como: diputado Federal, LXI Legislatura, 2009-2011. Presidente del PRI en Coahuila, 2007-2010. Subsecretario de Asuntos Políticos de la Secretaría de Gobierno del Estado de Coahuila, 2005-2007. Subsecretario de Planeación Educativa de la Secretaría de Educación Pública Estatal, 2003-2005. Secretario del Ayuntamiento de Saltillo, Coahuila, 2000-2002. Director jurídico de la Secretaría de Educación Pública Estatal, 1995-1999. Secretario Técnico del Consejo Estatal Electoral, 1994-1995.Director de Asuntos Políticos de la Secretaría de Gobierno del Estado de Coahuila, 1993-1994. Secretario Particular del Secretario de Gobierno de Coahuila, licenciado Felipe A. González Rodríguez, 1991-1993.

miércoles, 6 de abril de 2011

Libro: El Compromiso del Guerrero (Prólogo)

Prólogo: Sergio M. Romero Ramírez
Oscar Méndez Orihuela autor del texto El Compromiso del Guerrero, es un político a quien reconozco orgulloso de su vocación y al servicio de las mejores causas sociales, cuyas inquietudes, capacidad y su vocación por el servicio público, lo han llevado a superar por sí mismo o para proyectos ajenos de diversa índole, los cauces más intricados para lograr acceder exitosamente a metas de gran responsabilidad ciudadana, que le han merecido el reconocimiento de sus paisanos, de sus mentores y de amistades y de militantes de partidos políticos y, de servidores de la administración pública de varias generaciones.

Por su reconocida lealtad y talento, nos deleita a los neófitos o a los estudiosos de la naturaleza humana y del poder público, con este nuevo libro del autor, en el que se destacan con una prosa que llega a lo sublime, las virtudes que encontró en un personaje simbólico, pienso yo, un verdadero guerrero de paz, que se puede dudar que exista para los escépticos, al que describe efusivamente sin precisar su novelesca existencia.


Ejemplo de las mejores cualidades a las que puede ambicionar, ya no digamos un político, un servidor público, sino cualquier ser humano, evocadas en una crónica ágil llena de atributos del personaje en cuestión, en medio de un enfoque con una temática por demás complicada en la trayectoria de la conducta humana y de las responsabilidades de la celebridad, no siempre con los mejores valores que se atribuyen a nuestros dirigentes públicos o privados. Pero obvio existen excepciones.

Con esta valiosa e interesante obra, el autor lleva a los lectores a leer página tras página, sin perder el interés en identificar a la celebridad y la lectura se va como el agua, esperando en cada momento identificar al personaje de rigor. Pero va a la par con el avance de la lectura descubrir en el ejercicio del poder hay alegría, sacrificio, satisfacciones y que hay reglas claras para una conducta excepcional de nuestras elites públicas o privadas.

En el Compromiso del Guerrero Méndez Orihuela nos recuerda fehacientemente, aquella fidelidad incapaz de engañar de obligación pactada y de afecto, de conciencia o no, cuyo cumplimiento honra la naturaleza humana en todas las etapas de la vida profesional o doméstica, aquella que en la propia frase de la obra “…resume en un acuerdo de lealtad absoluta para las creencias y compromisos a los cuales toda la vida se debe comprometer…”.


Hace una saludable apología del servidor público, del más cercano en la confianza y en el afecto, del Secretario personal, que se ocupa entre otras funciones, de aquellas que en el camino de la discreción permanecen casi siempre sino en las sombras, si en la prudencia de la participación para operar decisiones de la más alta confianza y estima, de quienes precisamente requieren de facilidades confidenciales, para cumplir encargos al más alto nivel político y administrativo del país.


En suma un buen texto agraciadamente ordenado y rico en calificaciones difíciles de alcanzar, sin El Compromiso del Guerrero















martes, 5 de abril de 2011

MAX WEBER Y EL CANDIDATO

Maximilian Carl Emil Weber (Erfurt, 21 de abril de 1864 – Múnich, 14 de junio de 1920) fue un filósofo, economista, jurista, historiador, politólogo y sociólogo alemán,


Quien hace política aspira al poder; al poder como medio para la consecución de otros fines (idealistas o egoístas) o al poder por el poder”, para gozar del sentimiento de prestigio que él confiere. En su obra LA POLÍTICA COMO VOCACIÓN, del político y el científico, Max Weber, define conceptos tan claros en su tiempo, que por la importancia que guardan los trasladamos al siglo XXI, como formación y orientación de quienes se han dedicado a la política y de quienes se dedicarán y aprender de ella. Y en este caso si lo trasladamos al terreno electoral, los candidatos a cargos de elección popular contarán con una herramienta más de inducción hacia sus logros políticos, de partido y en beneficio siempre de la sociedad.

¿Qué características se deben tener para ser un buen candidato?



En principio la legitimidad, el respeto para fundamentar la legitimidad de una denominación. Autoridad del carisma personal y extraordinaria, la entrega puramente personal y la confianza, igualmente personal, en la capacidad para las declaraciones, dice autoridad carismática que detectaron los gobernantes plebiscitarios y los jefes de los partidos políticos. Afirma una arraigada idea de vocación ¿por qué ser candidato?, para qué ser conductor de hombres, porqué deben creer en él. En esta obra Weber dice: pero es a su persona y a sus cualidades a las que se entrega el discipulado, el séquito, el partido. ¿El candidato (a) busca el de ser detentador del poder, por los medios de su interés personal, la retribución material y el honor social?, ¿las prebendas estamentales y el honor del funcionario? ¿Y las satisfacciones de la vanidad? ¿Sus decisiones representan todos los puntos de vista e influyen en la distribución de poder entre las distintas configuraciones políticas y dentro de cada una de ellas?. ¿El candidato es un político ocasional, con profesión secundaria o como profesión principal? Dice Weber: políticos ocasionales lo somos todos nosotros cuando depositamos nuestro voto, aplaudimos o protestamos en una reunión política, hacemos un discurso político o realizamos cualquier otra manifestación de voluntad de género análogo. Compara que los políticos profesionales son hoy (ayer) todos los directivos de asociaciones políticas que sólo desempeñan estas actividades en caso de necesidad, sin vivir de ellas y para ellas, ni en lo material, ni en lo espiritual.

Weber menciona que: hay dos formas de hacer de la política una profesión. O se vive para la política o se vive de la política. Quien vive para” la política hace de ello su vida en un sentido íntimo; o goza simplemente con el ejercicio del poder que posee, o alimenta su equilibrio y su tranquilidad con la conciencia de haberle dado un sentido a su vida, poniéndola al servicio de “algo”. Vive de la política como profesión quien trata de hacer de ella una fuente duradera de ingresos; vive para la política quien no se halla en este caso. Para que alguien pueda vivir para la política en este sentido económico, y siempre que se trate de un régimen basado en la propiedad privada, Quien así viva ha de ser económicamente independiente de los ingresos que la política pueda proporcionarle ;tiene que tener un patrimonio o una situación privada que le proporcione entradas suficientes. Quien vive para la política tiene que ser además económicamente libre”, Es decir, que sus ingresos no han de depender del hecho de que él consagre a obtenerlos todo o una parte importante de su trabajo personal y de sus pensamientos

¿Es acaso esta máxima de Weber la que tiene vigencia universal?: La dirección de un Estado o de un Partido por gentes que, en el sentido económico, viven para la política y no de la política, significa necesariamente un reclutamiento plutocrático, de las capas políticamente dirigentes. ¿Los candidatos de los partidos se convierten solamente en cazadores de captar votos y cambian el programa objetivo de su misión? Algunos ejemplos de su intervención decía que en España se alternaban los dos grandes partidos, mediante “elecciones” fabricadas por el poder y siguiendo un turno fijo convencionalmente establecido para proveer con cargos a sus respectivos seguidores. En las antiguas colonias españolas, tanto con las elecciones” como con las llamadas “revoluciones”, de lo que se trata siempre es de los pesebres estatales, en los que los vencedores desean saciarse. En Suiza los partidos se reparten pacíficamente los cargos en proporción de sus respectivos votos, y algunos de nuestros proyectos constitucionales “revolucionarios”, por ejemplo, el primero que se Confeccionó para Badén, quisieron extender este sistema a los cargos ministeriales, tratando el Estado y los cargos estatales como si fueran simplemente instituciones para la distribución de prebendas.
La importancia de candidatos más preparados e informados en las lides electorales y ya una exigencia. La función del candidato es emplearse con eficacia no sólo en la búsqueda del voto, sino en los asuntos que los interesados le confían en con argumentos lógicos.

Candidatos funcionarios que aspiran a un cargo ejecutivo no deben ser cómo “el funcionario metido a político que convierte en malo con su gestión técnicamente mala en una asunto que pudo o era bueno. La política actual se hace cada vez más de cara al público y, en consecuencia, utiliza como medio la palabra hablada y escrita. Dice Weber: el auténtico funcionario no debe hacer política, sino limitarse a administrar sobre todo imparcialmente. El funcionario ha de desempeñar su cargo “sine ira et studio”, sin ira y sin prevención. Lo que le está vedado es, pues, precisamente aquello que siempre y necesariamente tienen que hacer los políticos, tanto los jefes como sus seguidores. Parcialidad, lucha y pasión (ira et studio) constituyen el elemento del político y sobre todo del caudillo político. Toda la actividad de éste, está colocada bajo un principio de responsabilidad distinto y aun opuesto al que orienta la actividad del funcionario. El funcionario se honra con su capacidad de ejecutar precisa y concienzudamente como si respondiera a sus propias convicciones, una orden de la autoridad superior que a él le parece falsa, pero en la cual, pese a sus observaciones, insiste la autoridad, sobre la que el funcionario descarga, naturalmente, toda la responsabilidad. Sin esta negación de sí mismo y esta disciplina ética en el más alto sentido de la palabra, se hundiría toda la máquina de la Administración. El honor del caudillo político, es decir, del estadista dirigente, está, por el contrario, en asumir personalmente la responsabilidad de todo lo que hace, responsabilidad que no debe ni puede rechazar o arrojar sobre otro. Los funcionarios con un alto sentido crítico, tales como los que desgraciadamente han ocupado entre nosotros una y otra vez cargos directivos, son precisamente malos políticos, irresponsables en sentido político y por tanto, desde este punto de vista, éticamente detestables. Es esto lo que llamamos «gobierno de funcionarios», y no es arrojar mancha alguna sobre el honor de nuestro funcionariado el decir que, considerado desde el punto de vista del éxito conseguido, este sistema es políticamente nulo.

Sigue Weber: desde la aparición del Estado constitucional y más completamente desde la instauración de la democracia, el “demagogo” es la figura típica del jefe político en Occidente. Las resonancias desagradables de esta palabra no deben hacer olvidar que no fue Cleón, sino Pendes, el primero en llevar este nombre. Sin cargo alguno u ocupando el único cargo electivo existente (en las democracias antiguas todos los demás cargos se cubrían por sorteo), el de estratega supremo, Pericles dirigió la soberana ecclesia del demos ateniense. La demagogia moderna se sirve también del discurso, pero aunque utiliza el discurso en cantidades aterradoras (basta pensar en la cantidad de discursos electorales que ha de pronunciar cualquier candidato moderno), su instrumento permanente es la palabra impresa. El publicista político, y sobre todo el periodista, son los representantes más notables de la figura del demagogo en la actualidad.

Todo político de importancia tenía necesidad de influencia sobre la prensa y de conexiones con ella, pero no cabía esperar que, salvo excepciones, salieran de entre sus filas los jefes de partido. La necesidad de ganarse el pan con artículos diarios o semanales es para el político una traba que dificulta sus movimientos, y conozco ejemplos de hombres nacidos para mandar a quienes esa necesidad ha frenado en el camino hacia el poder, creándoles inconvenientes externos y, sobre todo, obstáculos de orden interno.

La empresa política es necesariamente una empresa de interesados, los primariamente interesados en la vida política, y en el poder político, reclutan libremente a grupos de seguidores, se presentan ellos mismos o presentan a sus protegidos como candidatos a las elecciones, reúnen los medios económicos necesarios y tratan de ganarse los votos. No es imaginable que en las grandes asociaciones puedan realizarse elecciones prescindiendo de estas empresas, en general adecuadas a su fin. Prácticamente esto significa la división de los ciudadanos con derecho a voto en elementos políticamente activos y políticamente pasivos, pero como esa diferenciación arranca de la voluntad de cada cual, es imposible eliminarla por medios tales como los del voto obligatorio o la representación “corporativa”, o por cualquier otro medio que explícita o implícitamente se proponga ir contra esta realidad, es decir, contra la dominación de los políticos profesionales. Jefatura y militancia como elementos activos para el reclutamiento libre de nuevos miembros, y a través de éstos, del electorado pasivo, a fin de conseguir la elección del jefe, son elementos vitales necesarios de todo partido. Estos difieren, sin embargo, unos de otros en cuanto a estructura. Así, por ejemplo, los “partidos” de las ciudades medievales, como los Güelfos y Gibelinos, eran séquitos puramente personales. Al estudiar los Statutti della parte Guelfa, la confiscación de los bienes de los nobili (originariamente se consideraban nobili todas aquellas familias que vivían al modo caballeresco y podían, por tanto, recibir un feudo), que estaban también excluidos de los cargos y del derecho a voto, los comités interlocales del partido, sus rígidas organizaciones militares y los premios para los denunciantes, se siente uno tentado de pensar en el bolchevismo con sus soviets, sus organizaciones cuidadosamente seleccionadas de milicia y (sobre todo en Rusia) de espionaje, sus confiscaciones, el desarme y la privación de derechos políticos a los “burgueses”, es decir, a empresarios, comerciantes, rentistas, clérigos, miembros de la dinastía depuesta y agentes de policía. Aún más impresionante resulta la analogía si se tiene en cuenta que, de una parte, la organización militar de aquel partido güelfo era una pura milicia de caballeros en la que sólo entraban quienes lo eran y que casi todos los cargos dirigentes fueron ocupados por nobles y que, de la otra, los soviets han mantenido al empresario bien retribuido, el salario a destajo, el trabajo en cadena y la disciplina militar y laboral o, más exactamente, han introducido de nuevo todas estas instituciones y se han puesto a buscar capital extranjero; que, en una palabra, para mantener el funcionamiento del Estado y de la economía han tenido que aceptar de nuevo todas aquellas instituciones que ellos combatieron como burguesas e incluso han recurrido de nuevo a los agentes de la antigua Ukrania como instrumento principal de su poder. Pero de lo que aquí tenemos que ocuparnos no es de estos aparatos de fuerza, sino de los políticos profesionales que intentan conquistar el poder a través del prosaico y “pacífico” reclutamiento del partido en el mercado electoral. T

Lo decisivo no es cl número de años desde el nacimiento, sino la capacidad adecuada para hacer frente a las realidades de la vida, para soportarlas y a estar a su altura;

La política estriba en una prolongada y ardua lucha contra tenaces resistencias para vencer, lo que requiere, simultáneamente, de pasión y mesura. Es del todo cierto, y así lo demuestra la Historia, que en este mundo no se arriba jamás a lo posible si no se intenta repetidamente lo imposible; pero para realizar esta tarea no sólo es indispensable ser un caudillo, sino también un héroe en todo el sentido estricto del término, incluso todos aquellos que no son héroes ni caudillos han de armarse desde ahora, de la fuerza de voluntad que les permita soportar la destrucción de todas las esperanzas, si no quieren mostrarse incapaces de realizar inclusive todo lo que aún es posible. Únicamente quien

está seguro de no doblegarse cuando, desde su punto de vista, el mundo se muestra demasiado necio o demasiado abyecto para aquello que él está ofreciéndole; únicamente quien, ante todas estas adversidades, es capaz de oponer un “sin embargo”; únicamente un hombre constituido de esta manera podrá demostrar su “vocación para la política”. Es excepcional que la “nominatio” partidista y, luego, el triunfo en las elecciones recaiga en el candidato de más popularidad y fama, en cambio, generalmente la gana el que está en el número dos o tres.

El arte de enseñar es como quiera que sea, un don personal del todo independiente de la calidad científica de un sabio. Max Weber



lunes, 4 de abril de 2011

ROBERTO BORGE ANGULO

Integrante de los Secretarios Particulares más destacados de México, 2ª década del siglo XXI:
Nació en San Miguel de Cozumel, Quintana Roo, el 29 de diciembre de 1979. Es licenciado en Administración de Empresas, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Se ha desempeñado como: es gobernador electo del estado de Quintana Roo, 2011-2016. Diputado federal, XLI Legislatura, 2009-2010. Presidente del PRI Estatal. Oficial mayor del gobierno del estado de Quintana Roo. Tesorero general del estado de Quintana Roo.  Secretario particular del gobernador electo de Quintana Roo, Félix González Canto, 2005. Secretario privado del diputado federal, LVIII Legislatura, Félix González Canto, 2005-2003. Jefe de Relaciones Públicas de la secretaría de Desarrollo Económico del gobierno de Quintana Roo, 2002-2003.