jueves, 31 de marzo de 2011

¿Y EL ELECTOR, APÁ?

El pasado domingo 27 de marzo, en el estado de México, se efectuó un ejercicio democrático, no elegido por los ciudadanos mexiquenses, sino por las cúpulas partidistas de la izquierda y derecha mexicanas. Ejercicio que mostró que el elector de buena voluntad llegó ante la mesa receptora de opinión a participar por el Sí y el No de una alianza entre el PAN y PRD para la elección del gobernador 2011-2017 mexiquense. Opinión que favoreció el Sí, ¿qué ocurrió después?, que los miles de ciudadanos que participaron se llevaron la sorpresa de que uno y otro partido quiere imponer al candidato de ese Sí ciudadano.

Los aspirantes por sí mismos cuentan con el perfil para ser buenos candidatos. Cualquiera de ellos sería un excelente contrincante político para el candidato del PRI. ¿Pero y elector, el que favoreció y enriqueció la democracia política de la entidad, quedó satisfecho? ¿Se dio cuenta de lo que vendría después? Así no se ve, pero tampoco se siente engañado, ¿por qué? Se opinó por el Sí y por el No, así se entendió y se participo. Lo leído y visto el día siguiente destapó la ambición y precedencia de un partido sobre el otro.

¿Quién decidirá, quien se queda como candidato de concretarse la alianza? Los ciudadanos nuevamente opinarán o serán los órganos internos de los partidos y/o el posicionamiento de cada candidato.

Los militantes y simpatizantes de ambos partidos aceptarán apoyar, ya no al candidato propuesto del partido postulante, sino a la alianza, o estarán influenciados por sus partidos para el quítate tú para ponerme yo.

La confiabilidad de los políticos queda nuevamente en duda.

miércoles, 30 de marzo de 2011

SECRETARIOS PARTICULARES INTERNACIONALES DE PERSONAJES CELEBRES, 2ª parte y última

1. Adolfo López Mateos. Secretario privado del presidente del Partido Nacional Revolucionario, de México, coronel Carlos Riva Palacio, 1933-1934.


2. Alexei Adashev. Secretario privado del Zar Iván IV de Rusia, 1547-1459.

3. Adolfo Ruiz Cortines. Secretario privado del secretario de Industria, Comercio y Trabajo de México, general Jacinto B. Treviño, 1920-21.

4. Alonso de Ávila. Secretario privado de la princesa de Asturias y reina, Isabel I (la católica), 1469-1490.

5. Américo Vespucio. Secretario privado del embajador permanente de España a la corte de Luis XI, Guidantonio Vespucio, 1478-1480.

6. Ananda. Secretaria privada de Siddhartha Gautama (Buda). 532-486

7. Andrew Bearpark. Secretario privado de la primera ministro de Inglaterra, Margaret Tatcher, 1979-1989.

8. Angelo Poliziago. Secretario privado del estadista florentino, Lorenzo El Magnífico, 1473-1480.

9. Anthony Montague Brown. Secretario privado del primer ministro inglés Sir Winston Churchill, 1952-1963.

10. Atilio Renzi. Secretario privado de la esposa del presidente de Argentina, Eva Duarte Perón, 1946-1952.

11. Aurelio Cariodoro. Secretario privado del Rey de los Ostrogodos, Teodorico El Grande, 474-526.

12. Bayard Rustin. Secretario privado del líder de color estadounidense Martin Luther King, 1955-1960.

13. Benito Pablo Juárez García. Secretario privado del Jefe del Plan de Ayala, México, general Juan Álvarez Benítez, 1854.

14. Calímaco. Secretario privado del Papa Pio II, 1458-1464.

15. Carlos de los Cobos. Secretario universal del emperador del Sacro Imperio Germánico, Carlos V, 1503-1535, 1547.

16. Carlo De Valgulio. Secretario privado del cardenal italiano, César Borgia, 1493-1498.

17. Carlos Andrés Pérez. Secretario privado del presidente de Argentina Rómulo Betancourt, 1945.

18. Carlos Salinas de Gortari. Secretario privado del presidente del PRI en el Distrito Federal, licenciado Gonzalo Martínez Corbalá, 1963-66.

19. Carlos Valenciaga Díaz. Secretario privado del presidente de Cuba, Fidel Castro, 1976-2008.

20. Cayetano, San. Secretario privado del Papa Julio II, 1503-1513.

21. Cayo Suetonio Tranquilo. Secretario privado del emperador romano Publio Elio Adriano, 120-122.

22. Chhime R. Chhoek Yana. Secretario privado del Dalái Lama, Tenzin Giatso, 1939-

23. Claude François Méneval, Barón. Secretario privado del emperador de Francia, Napoleón Bonaparte, 1802-1813.

24. Christopher Geidt. Secretario privado de la Reyna Isabel II de Inglaterra, 2007-

25. Crodegango, San. Secretario privado de Carlos Martel de Austrasia, 732-735.

26. Edouard Balladur. Secretario privado del presidente francés George Pompidou, 1969-1974.

27. Emilio Gamboa Patrón. Secretario privado del presidente de México, licenciado Miguel de la Madrid Hurtado, 1982-1988.

28. Enea Silvio, Papa. Secretario privado del emperador del sacro imperio Romano, Federico III de Estiria, 1420-1430.

29. Enrique Peña Nieto. Secretario privado del secretario de Desarrollo Económico del Estado de México, licenciado Juan José Guerra Abud, 1993-98.

30. Eumenes de Cardia. Secretario privado del Faraón de Egipto, Rey de Media y Persa y Rey de Macedonia, Alejandro Magno, 336-323, a.C. y del Rey de Macedonia, Filipo II, 358-336 a. C.

31. Eumenio. Magister memorie (secretario privado) del César y emperador romano de occidente Flavio Valerio Claro, 293-305.

32. Evelyn Maurine Norton Lincoln. Secretaria particular del presidente de los EUA, John F. Kennedy, 1961-1963.

33. Fernando Simón Bolívar. Secretario privado del 1er. Presidente de la Gran Colombia, general Simón Bolívar, 1828-1830.

34. Fernando Torreblanca Contreras. Secretario privado del presidente de México, Don Emilio Portes Gil, 1928-1930. Secretario privado del presidente de México, general Plutarco Elías Calles, 1924-1928. Secretario privado del presidente de México, general Álvaro Obregón, 1920-24.

35. Francisco Franco Salgado-Araujo. Secretario privado del general español, Francisco Franco, 1936-1939.

36. Francisco de Jerez. Secretario privado del conquistador español, Francisco Pizarro, 1524-1534.

37. Francisco Lagos Cházaro. Secretario privado del presidente de México, general Roque Victoriano González Garza, 1915.

38. Franza. Secretario privado del último emperador romano de Oriente, Constantino XI, 1449-1453.

39. García de Rosende. Secretario privado del explorador y comandante naval portugués, Tristao da Cunha, 1514-1504.

40. Georg Gänswei. Secretario privado del Papa Benedicto XVI, 2003-

41. Georges Pompidou: Secretario privado del general francés, Charles de Gaulle, 1944-46.

42. Georg Spalatin. Secretario privado del duque y elector de Sajania, Federico III el Sabio, 1512-1525.

43. Hernando Cortés. Secretario privado del gobernador de Cuba, Diego Velázquez, 1517-1519.

44. Ignacio Manuel Altamirano. Secretario privado del presidente de México, general Juan Álvarez, 1855.

45. Ignacio López Rayón. Secretario privado del precursor de la independencia de México, presbítero Miguel Hidalgo y Costilla Gallaga, 1810.

46. Indira Shrimati Gandhi, Secretaria privada del Premier Hindú Jawaharlal Nehru, 1947-1964.

47. Itzjak Navón. Secretario privado del primer ministro de Israel, David Ben Gurión, 1951.

48. Jack O¨Dell. Secretario privado del líder de color Martín Luther King, 1961-1962.

49. Jaime Sabartés Gual. Secretario particular del pintor español, Pablo Picasso, 1935-1968.

50. Jean-Baptiste Colbert. Secretario privado del Cardenal francés, Julio Mazarino, tutor del rey Luis XIV de Francia, 1651-1661.

51. Jerónimo, San. Secretario privado del Papa Dámaso I, 366-384.

52. John Colville, Sir. Secretario privado del Primer Ministro Inglés Winston Churchill, 1943-1945.

53. John Maggy: Secretario personal del Papa Pablo VI, 1969-1978; del Papa Juan Pablo I, 1978; del Papa Juan Pablo II, 1978-1987.

54. John Nicolay George Kennedy. Secretario privado del presidente de los EUA, Abraham Lincoln, 1861-1865.

55. José Antonio Álvarez Candarco. Secretario privado del libertador del Sur del continente americano, general argentino José de San Martín, 1817.

56. José Manuel Fidel Ávila Camacho. Secretario privado del presidente del Partido Liberal Constitucionalista, de México, Don José Inés Novelo, 1919. Secretario privado del delegado del primer jefe del Ejército Constitucionalista, Don Venustiano Carranza garza en el Estado de Puebla, general Ramón Corona, 1914.

57. José Valentín Raymundo Canalizo Bocadillo. Secretario privado del Jefe político del Estado de Jalisco, México, general Joaquín Antonio Florencio de Herrera y Ricardos, 1823.

58. José María Chico Linares. Secretario privado del precursor de la independencia de México, presbítero Miguel Hidalgo y Costilla Gallaga, 1810.

59. José Domínguez Manso. Secretario privado del primer regente y emperador mexicano, Agustín I. Iturbide, 1822-1823.

60. José Victoriano Huerta Márquez. Secretario privado del general Donato Guerra, en el estado de Jalisco, México, 1869.

61. José María Iglesias Inzáurraga. Secretario privado del presidente de México, general Pedro María Anaya, 1847.

62. José Joaquín Puig de Bellacasa. Secretario privado del príncipe y rey Juan Carlos de Borbón de España, 1974-1976.

63. José María Tornel. Secretario privado del general Guadalupe Victoria, primer presidente de México, 1824-1829.

64. Juan Domingo Perón. Secretario privado del secretario de Guerra Argentino, general Manuel Rodríguez, 1930-1935.

65. Juan XXIII (Ángelo Giuseppe Roncalli). Secretario personal del obispo italiano, Giacomo Radini Tedeschi de Bérgamo, Italia, 1905-1914.

66. Juan Nepomuceno Rosáins. Secretario privado del presbítero militar insurgente, México,  “Siervo de la Nación”, José maría Morelos y Pavón, 1813.

67. Juan Sánchez Azcona Covarrubias. Secretario privado del presidente de México, Francisco Indalecio Madero González, 1911-1913.

68. Kiki Feroudi Mootsatsos. Secretaria privada del millonario griego, Aristóteles Onassis, 1966-1975.

69. Leopoldo de Sajona-Coburgo-Gotha. Secretario privado de la Reyna Victoria I de Inglaterra, 1876-1884.

70. Loris Capovilla. Secretario personal del Papa Juan XXIII, 1953-1963.

71. Louis Antoine Fauvelet de Bourrienne. Secretario privado del general francés, Napoleón Bonaparte, 1778-1802.

72. Ludovico Podocatero. Secretario privado del Papa Inocencio VIII, 1484-1492

73. Luis Echeverría Álvarez. Secretario privado del presidente del Partido Revolucionario Institucional, México, general Rodolfo Sánchez Taboada, 1946.

74. Luis Vargas Tejada. Secretario privado del miembro de la convención de Ocaña y primer presidente de Colombia, general Francisco de Paula Santander, 1823.

75. Mahadeu Desai. Secretaria privada del activista indio, Mahatma Gandhi, 1930-42.

76. Makis Kido. Secretario privado del emperador japonés Hirohito, 1921-1989.

77. Manlio Fabio Beltrones Rivera. Secretario privado del subsecretario de Gobernación, de México, Don Fernando Gutiérrez Barrios, 1977-82.

78. Manuel Sanguily. Secretario privado del presidente de Argentina, general Domingo Faustino Sarmiento, 1868.

79. Marcello Cervini Degli Spannochi. Secretario privado del Papa Paulo III, 1534-1539.

80. Martin Rormann: Secretario privado del Führer y presidente de Alemania, Adolfo Hitler, 1942-1945.

81. Máximo de Constantinopla, San. Secretario privado del emperador bizantino, Heraclio, 610-611.

82. Miguel trillo Ortegón. Secretario privado del jefe del Ejército del Norte, México, general Doroteo Arango (Francisco Villa), 1920-23.

83. Nikita Kruschev: Secretario privado del Presidente del Consejo de Ministros de la URSS, José Stalin, 1949.

84. Olof Palme. Secretario privado del 1er ministro sueco, Tage Erlander, 1953-1957.

85. Otto Rank. Secretario privado del neurólogo austriaco, Sigmund Freud, 1905-1924.

86. Ozren Nikola Agnic Krstulovic; Secretario privado del presidente de Chile, Salvador Allende, 1970-1973.

87. Patrick Jephson. Secretario privado de la princesa inglesa, Diana de Gales, 1988-1996.

88. Pedro Gual. Secretario privado del precursor de la independencia de Venezuela, general Francisco de Miranda, 1810-1811.

89. Pedro Santacilia. Secretario particular del presidente de México, Benito Pablo Juárez García, 1858-1864.

90. Pyarelal Nayyar. Secretario privado del activista indio, Mahatma Gandhi, 1945-1948.

91. Rafael Chousal y Rivera Melo. Secretario particular del presidente de México, general Porfirio Díaz Morí, 1884-1910.

92. Ramón Laudajo. Secretario particular del presidente argentino, Juan Domingo Perón, 1946-1955, 1973-1974.

93. Rapallo a Alessandro Chiavolini: Secretario privado del presidente de la República Social Italiana, Benito Mussolini, 1943-1945.

94. Robert Fellowes, Sir. Secretario privado de la Reyna Isabel II de Inglaterra, 1990-1999.

95. Robín Janvrin, Barón. Secretario privado de la Reyna Isabel II de Inglaterra, 1999-2007.

96. Rudolf Walter Richard Heb. Secretario privado del Führer, Adolf Hitler, 1925-1932.

97. Stanislaw Dziwiaz: Secretario personal del Papa Karol Wojtyla, Juan Pablo II., 1987-2005.

98. Tomás Cipriano de Mosquera. Secretario privado del presidente de la Gran Colombia, general Simón Bolívar, 1828.

99. Tovías Lear V. secretario privado del presidente de los EUA, George Washington, 1784-1793.

100. Zelda La Grange. Secretaria privada del líder sudafricano Nelson Rolihlahla Mandela, 1999-



martes, 29 de marzo de 2011

LA FÓRMULA PRESIDENCIAL Y LOS CANDIDATOS

Los datos obtenidos a través de los cuestionarios que se levantaron en el censo 2010, arrojan información valiosa para la mejor toma de decisiones importantes a las instituciones oficiales y privadas, a los gobiernos en sus tres niveles, y a investigadores, analistas y estudiosos del quehacer nacional.


Una de las estrategias que todo candidato debe seguir es: la de contar con la información básica necesaria, con datos duros actualizados, para un mejor desempeño electoral en su campaña.

El INEGI, ha actualizado los datos más importantes del país, a partir del censo de 2010. Y en base en ello la fórmula presidencial empieza a correr, primero: conociendo la información referida, segundo: solicitando a las áreas del gobierno, que con base a la información contada, se entregue un informe sobre lo que se necesita y en donde se necesita, para cumplir mejor los programas de gobierno.

Es en esa particularidad, donde se empieza a construir y tender los puentes necesarios para todo desarrollo. Los candidatos deberán tomar nota de esa fórmula e iniciar así todo estudio orientado al bienestar de México y de la ciudadanía nacional.

lunes, 28 de marzo de 2011

TSUNAMI MEXIQUENSE II

En anterior entrega del Tsunami mexiquense, señalábamos la importancia de tomar la decisión inteligente en el proceso en la candidatura mexiquense del PRI a la gubernatura del Estado, y que con ello se iniciaría la gran decisión del electorado para el 2012.


La sapiencia política se impuso, el mejor candidato posesionado y con mejores cartas políticas en el estado de México por parte del PRI, fue elegido.

El líder mexiquense, gobernante egregio dio claro ejemplo de ello. Eso para quienes son estrategas políticos-electorales, le agradecerán, ¿por qué? Porque al ser el mejor candidato elegido ayuda mucho en las estrategias de imagen y de tácticas electorales. Y por otro lado el gran elector, el que decide en las urnas, ya tendrá elementos mejores para su decisión el día de la Jornada electoral.

El actual gobernador mexiquense y el PRI supieron resolver los acuerdos con sabiduría y apegados a la ciencia política (elección de alguien con mayor formación y experiencia política para un escenario riesgoso). Veremos.

sábado, 26 de marzo de 2011

SECRETARIOS PARTICULARES INTERNACIONALES DE PERSONAJES CELEBRES, 1a parte

1. Alonso de Ávila. Secretario privado de la princesa de Asturias y de la reina Isabel I (la católica), 1469-1490.


2. Américo Vespucio. Secretario privado del embajador permanente de España a la corte de Luis XI, Guidantonio Vespucio, 1478-1480.

3. Andrew Bearpark. Secretario privado de la primera ministro de Inglaterra, Margaret Tatcher, 1979-1989.

4. Anthony Montague Brown. Secretario privado del primer ministro inglés Winston Churchill, 1952-1963.

5. Aurelio Cariodoro. Secretario privado del Rey de los Ostrogodos, Teodorico El Grande, 474-526.

6. Bayard Rustin. Secretario privado del líder negro Martin Luther King, 1955-1960.

7. Carlos de los Cobos. Secretario universal del emperador del Sacro Imperio Germánico, Carlos V, 1503-1535, 1547

8. Carlos Andrés Pérez. Secretario particular del presidente de Argentina Rómulo Betancourt, 1945.

9. Carlos Valenciaga Díaz. Secretario particular del presidente de Cuba, Fidel Castro, 1976-2008.

10. Cayetano, San. Secretario privado del Papa Julio II, 1503-1513.

11. Claude François Méneval, Barón. Secretario privado del emperador de Francia, Napoleón Bonaparte, 1802-1813.

12. Christopher Geidt. Secretario privado de la Reyna Isabel II de Inglaterra, 2007-

13. Edouard Balladur. Secretario privado del presidente francés George Pompidou, 1969-1974.

14. Eumenes de Cardia. Secretario privado del Faraón de Egipto, Rey de Media y Persa y Rey de Macedonia, Alejandro Magno, 336-323, a.C. y del Rey de Macedonia, Filipo II, 358-336 a. C.

15. Evelyn Maurine Norton Lincoln. Secretaria particular del presidente de los EUA, John F. Kennedy, 1961-1963.

16. Georg Gänswei., secretario privado del Papa Benedicto XVI, 2003-

17. Georges Pompidou: Secretario privado del general Charles de Gaulle, 1944-46.

18. Fernando Simón Bolívar. Secretario privado del 1er. Presidente de la Gran Colombia, general Simón Bolívar, 1828-1830.

19. Francisco Franco Salgado-Araujo. Secretario privado del general Francisco Franco, 1936-1939.

20. Hernando Cortés. Secretario privado del gobernador de Cuba, Diego Velázquez, 1517-1519.

21. Ignacio López rayón. Secretario privado del precursor de la independencia de México, presbítero Miguel Hidalgo y Costilla Gallaga, 1810.

22. Indira Shrimati Gandhi, Secretaria privada del Premier Hindú Jawaharlal Nehru, 1947-1964.

23. Itzjak Navón. Secretario privado del primer ministro de Israel, David Ben Gurión, 1951.

24. Jack O¨Dell. Secretario privado del líder negro Martín Luther King, 1961-1962.

25. Jaime Sabartés Gual. Secretario particular del pintor español, Pablo Picasso, 1935-1968.

26. Jean-Baptiste Colbert. Secretario privado del Cardenal Julio Mazarino, tutor del rey Luis XIV de Francia, 1651-1661.

27. John Colville, Sir. Secretario privado del primer ministro inglés Winston Churchill, 1943-1945.

28. John Maggy: Secretario personal 1969-78 del Papa Pablo VI; 1978 del Papa Juan Pablo I; 1978-87 del Papa Juan Pablo II.

29. John Nicolay George Kennedy. Secretario privado del presidente de los EUA, Abraham Lincoln, 1861-1865.

30. José Antonio Álvarez Candarco. Secretario privado del libertador del Sur del continente americano, general argentino José de San Martín, 1817.

31. José María Chico Linares. Secretario privado del precursor de la independencia de México, presbítero Miguel Hidalgo y Costilla Gallaga, 1810.

32. José Joaquín Puig de Bellacasa. Secretario particular del príncipe y rey Juan Carlos de Borbón de España, 1974-1976.

33. Juan Domingo Perón. Secretario privado del secretario de Guerra Argentino, general Manuel Rodríguez, 1930-1935.

34. Juan XXIII (Ángelo Giuseppe Roncalli).  Secretario personal del obispo Giacomo Radini Tedeschi de Bérgamo, Italia, 1905-1914.

35. Juan Sánchez Azcona Covarrubias. Secretario particular del presidente de México, Francisco Indalecio Madero González, 1911-1913.

36. Kiki Feroudi Mootsatsos. Secretaria privada del millonario griego, Aristóteles Onassis, 1966-1975.

37. Leopoldo de Sajona-Coburgo-Gotha. Secretario privado de la Reyna Victoria I de Inglaterra, 1876-1884.

38. Loris Capovilla. Secretario personal del Papa Juan XXIII, 1953-1963.

39. Louis Antoine Fauvelet de Bourrienne. Secretario privado del general Napoleón Bonaparte, 1778-1802.

40. Luis Vargas Tejada. Secretario privado del miembro de la convención de Ocaña y primer presidente de Colombia, general Francisco de Paula Santander, 1823.

41. Mahadeu Desai. Secretaria privada del activista indio, Mahatma Gandhi, 1930-42.

42. Manuel Sanguily. Secretario privado del presidente de Argentina, general Domingo Faustino Sarmiento, 1868.

43. Martin Rormann: Secretario privado del canciller del Führer presidente de Alemania, Adolfo Hitler, 1942-1945.

44. Nikita Kruschev: Secretario privado del Presidente del Consejo de Ministros de la URSS, José Stalin, 1949

45. Ozren Nikola Agnic Krstulovic; Secretario privado del presidente de Chile, Salvador Allende, 1970-1973.

46. Pedro Gual. Secretario privado del precursor de la independencia de Venezuela, general Francisco de Miranda, 1810-1811.

47. Pedro Santacilia. Secretario particular del presidente de México, Benito Pablo Juárez García, 1858-1864.

48. Pyarelal Nayyar. Secretario privado del activista indio, Mahatma Gandhi, 1945-1948.

49. Rafael Chousal y Rivera Melo. Secretario particular del presidente de México, general Porfirio Díaz Morí, 1884-1910.

50. Ramón Laudajo. Secretario particular del presidente argentino, Juan Domingo Perón, 1946-1955, 1973-1974.

miércoles, 23 de marzo de 2011

El Miedo y las Elecciones

La llamada inducción política a través de la publicidad subliminal de la mercadotecnia política, con el apoyo de los medios de comunicación electrónica tiene sus reales (pienso yo) a partir de 1991. Esta herramienta eficaz aunada a Internet ha hecho posible que las tendencias electorales beneficien o perjudiquen las imágenes y hasta los resultados de determinados candidatos y/o Partidos Políticos en México.

La publicidad subliminal era una herramienta comercial para introducir y promocionar x producto y así obtener las ventajas sobre los competidores e incrementar las ventas y consumidores.

Pero al parecer esta herramienta se ha ocupado con fines distintos a lo planeado, veremos:

1. El eclipse total de sol de 1991, ocurrió cuatro semanas y media de la jornada electoral. Y fue a través de la televisión que el gobierno se ocupo de llegar subliminalmente a un auditorio cautivo. La SSA recomendaba evitar que el fenómeno (el eclipse) fuera observado directamente (se decía de hacerlo se corría el riesgo de perder la vista o de tener daños irreversibles) y que se utilizaran las medidas pertinentes para protegerse o bien observarlo a través de la televisión. Qué ocurrió que el miedo llevó a que las calles permanecieran semivacías; reinaba un verdadero temor a la ceguera o a daños permanentes.

2. En abril de 2009 a través de la llamada gripe A H1, N1, la Secretaría de Salud, alertaba a la población a mantener las precauciones necesarias para no contraer el virus asiático. Qué ocurrió que se indujo al mensaje subliminal y algunos días las calles permanecieron semivacías y la población con temor.

3. En abril de 2010, un mensaje (correo electrónico), anunciaba una batalla urbana del crimen organizado en la Ciudad de Cuernavaca, Morelos. Qué ocurrió que ese fin de semana las calles permanecieran semivacías y la población con temor.

En el primer caso y como ejemplo de que pudiera ser el primer intento desde el gobierno (no se sabe si fue el primero) para influenciar y modificar la tendencia de la población a través de diversos mecanismos subliminales y favorecerse en los resultados electorales.

En el segundo ejemplo: de haber “sucedido” cerca de la jornada electoral, ¿otro resultado electoral se habría obtenido? Y

En el tercer ejemplo (más claro) de pasar en una jornada electoral ¿Quién o quiénes hubiesen sido serían los beneficiarios?).

Hoy con las campañas negativas más que de alerta, de una u otra parte de los intereses políticos de los partidos, ¿A quienes benefician, y para qué? Aunque las circunstancias aparentemente han cambiado en cuanto la actitud asumida por la gente, aún estas campañas tienden a influir en el ánimo y decisión ciudadana para un lugar, espacio y posicionamiento político.

martes, 22 de marzo de 2011

El Tsunami mexiquense

El mundo cultural, económico, periodístico, político, religioso y social del país, en esta segunda década del siglo XXI ha puesto la mirada en la decisión que tiene el personaje con mayor posicionamiento político y de imagen de México, que es el determinar quién será su sucesor en la gubernatura mexiquense. Decisión que seguramente iniciara la gran decisión que tomen los mexicanos en el 2012.


Un estadista es la persona con gran saber y experiencia en los negocios concernientes a la dirección del Estado, o instruido en materia de política. Es el dirigente político con capacidad de liderazgo, con misión y visión. Capacidad intelectual y psicológicamente capacitado para crear programas eficientes de gobierno, presentes y futuros. Un líder capaz de reconocer sus propias limitaciones, rodearse de personas capaces en la organización y planeación en el inmediato, mediano y largo plazo. Con altos grados de tolerancia, receptivo con sus colaboradores más cercanos. Contar con la información suficiente. El no sentirse omnipresente en la realidad del país ni autosuficiente en todas las tareas que implica la política nacional.

En el siglo XX, la historia de México registra a los grandes electores, que como presidentes de la república han lamentado sus decisiones en torno a sus sucesores. El actual gobernador, ha mantenido la sobriedad y la discreción en torno a la sucesión, partes inherentes a la sabiduría de su formación política. El equivocarse puede provocar frustración e impotencia cuando no se pueda enmendar el error, de serlo en el Estado de México, provocará el Tsunami que afecte sus simpatías ante el grueso del electorado de 2012.

La elección del Estado de México, para algunos analistas ya no representa solamente que el estado sea el que mayor número de electores tenga, ni que sea el segundo con mayor presupuesto, etcétera, sino quien actualmente lo gobierna.

El PRI nuevamente mantiene una comunicación subliminal con los ciudadanos y electores en México, en esa decisión política; capital que a través de su experiencia debe demostrar, aprovechar y capitalizar. Quedan pocos días para que el procedimiento aplicado por el PRI, de a conocer a los habitantes, ciudadanos y electores mexiquenses y a los ciudadanos y electores nacional quien será su abanderado.

La historia de México, registra a mujeres y hombres que se han destacado por su sabiduría y le han dado rumbo a este país. El ciudadano mexicano espera con esperanza que con la decisión bien aprobada sea el inicio de que en los mejores puestos públicos de alto nivel estén los individuos probos, sabios, que escriban la historia con letras de oro.



jueves, 17 de marzo de 2011

El Hombre Mediocre

José Ingenieros en su magnífica obra EL HOMBRE MEDIOCRE, de editorial Porrúa, 1974. Hace una excelente apología de lo que una parte de la humanidad todavía es necia de hacer por mejorar sus actitudes y velar por todo progreso. Y en los tiempos actuales del tercer milenio todavía existen personas que no han podido superar esas inercias. Por lo que tenemos que aprender del autor de la obra para seguir fortaleciendo y encontrando los mejores senderos de desarrollo interno y externo que nos permitan avanzar y progresar en todo ámbito. Algunos fragmentos, Dice:


El hombre incapaz de alentar nobles pasiones esquiva el amor como si fuera un abismo; ignora que él acrisola todas las virtudes y es el más eficaz de los moralistas, vive y muere sin haber aprendido amar. Desdeña las jerarquías independientes del mérito. Los partidos, sectas y facciones le son indiferentes por igual, mientras no descubra en ellos ideales consonantes con los suyos propios. Individualmente considerada, la mediocridad podrá definirse como una ausencia de características personales que permitan distinguir al individuo en su sociedad. La medida social del hombre está en la duración de sus obras: la inmortalidad es el privilegio de quienes las hacen sobrevivientes a los siglos, y por ellos se mide.

El hombre inferior es un animal humano; en su mentalidad enseñorease las tendencias instintivas condensadas por la herencia. Su ineptitud para la imitación le impide adaptarse al medio social en que vive; su personalidad nos se desarrolla hasta el nivel corriente, viviendo por debajo de la moral o de la cultura dominante, y en muchas cosas fuera de la legalidad.

El hombre mediocre es una sombra proyectada por la sociedad; su característica es imitar a cuantos le rodean: pensar con cabeza ajena y ser incapaz de formarse ideales propios. Ante la moral social, los mediocres encuentran una justificación, como todo lo que existe por necesidad.

Los hombres sin ideales desempeñan en la historia humana el mismo papel que la herencia en la evolución biológica, a contener las aspiraciones atrevidas de los visionarios. Los hombres imitativos limitasen a atesorar las conquistas de los originales.

La psicología de los hombres mediocres se caracteriza por un rasgo común, la incapacidad de concebir una perfección, de formarse un ideal. Son rutinarios, mansos; piensan con la cabeza de los demás, comparten la ajena hipocresía moral y ajustan su carácter a los domesticadores convencionales. El horror al desconocido los ata a los prejuicios, tornándolos timoratos e indecisos: nada aguijonea su curiosidad; carecen de iniciativas y miran siempre al pasado, como si tuvieran los ojos en la nuca. Son fríos, aunque ignoran la serenidad; apáticos sin ser previsores; acomodaticios siempre, nunca equilibrados. Carecen de línea; su personalidad se borra hasta desaparecer. Renuncian a vivir antes de gritar la verdad frente al error de muchos.

La vulgaridad trasforma el amor de la vida en pusilanimidad, la prudencia en cobardía, el orgullo en vanidad, el respeto en servilismo. Lleva la ostentación a la avaricia, a la falsedad, a la simulación; detrás del hombre mediocre asoma el antepasado salvaje que conspira en su interior acosado por el hambre de atávica instintos y sin aspiración que el hartazgo.

La rutina es un esqueleto fósil cuyas piezas resisten a la cercanía de los siglos. No es hija de la experiencia; es su caricatura. La una es fecunda y engendra verdades; es estéril la otra y las mata.

En los rutinarios todo es menor esfuerzo; ignoran que el hombre vale por su saber; niegan que la cultura es la más honda fuente de la virtud. No intentan estudiar, sospechan, acaso, la esterilidad de su esfuerzo. La lectura les produce efectos de envenenamiento. Tragan sin digerir; ignoran que el hombre no vive de lo que engulle, sino de lo que asimila.. Pueblan su memoria con máximas de almanaque y las recitan de tiempo en tiempo, como si fueran sentencias. Son prosaicos, no tienen afanes de perfección: la ausencia de ideales impídeles poner en sus actos el grano de sal de parar cuando se acaben el curso de la vida. Asno son asnos y han de ser asnos y así han de pasar cuando se acabe el curso de la vida. Todos los rutinarios son intolerantes; su exigua cultura los condena a serlo. Defienden lo anacrónico y lo absurdo; no permiten que sus opiniones sufran el control de la experiencia, llaman hereje al que busca la verdad o persiguen un ideal. Los hombres rutinarios desconfían de su imaginación, santiguándose cuando ésta les atribula contra heréticas tentaciones. Los rutinarios carecen de opinión. Confunden la tolerancia con la cobardía, la discreción con el servilismo, la complacencia con la indignidad, la simulación con el mérito. El que no cultiva su mente, va derecho a la disgregación de su personalidad.

El hombre mediocre, su inteligencia es como las aguas muertas; se pueblan de gérmenes nocivos y acaban por descomponerse. Es el pensamiento lo que caracteriza al hombre; sin él no podemos concebirlo. El hombre mediocre carece de perspicacia adivinadora; está condenado a no adentrarse en las cosa o en las personas, no presenta una sola mancha de ingenio

El mediocre es solemne. En la pompa grandílocua de las exterioridades busca un disfraz para su íntima oquedad; acompaña con fofa retórica los mínimos actos y pronuncia palabras insustanciales, como si la humanidad entera quisiese oírles.. es esclavo de la sombra que sus apariencias proyectan en la opinión de los demás, acaban por preferirla a sí mismos. Su miopía mental impídeles comprender el equilibrio supremo entre la elegancia y la fuerza, la belleza y la sabiduría. Son modestos por principio, pretenden que todos lo sean, exigencia tanto más fácil por cuanto en ellos sobra la modestia, desde que están desprovistos de méritos verdaderos. La mediocridad intelectual hace al hombre solemne, modesto, indeciso y obtuso.

El calumniador desafía el castigo, se expone; el maldiciente lo esquiva. El uno se aparta de la mediocridad, es antisocial, tiene el valor de ser delincuente; el otro es cobarde y se encierra con la complicidad de sus iguales, manteniéndose en la penumbra. Los maldicientes florecen doquiera: en los cenáculos, en los clubes, en las academias, en las familias, en las profesiones, acosando a todos los que perfilan alguna originalidad. Hablan a media voz, con recato. El maldiciente, cobarde entre los envenenadores, está seguro de la impunidad: por eso es despreciable. No afirma, pero insinúa, miente con espontaneidad, no respeta virtudes íntimas ni los secretos del hogar, nada. El que puede gritar cara a cara una injuria, el que denuncia a voces un vicio ajeno, el que acepta los riesgos de sus decires, no es un maldiciente. Pero serlo es menester temblar ante la idea del castigo posible y cubrirse con las máscaras menos sospechosas. Los peores son los que maldicen elogiando. Aquellos en quienes las conducta se presta más a risa, son siempre los primeros en hablar maño de los de demás.

La vanidad empuja al hombre vulgar a perseguir un empleo expectable en la administración del Estado, indignamente si es necesario; sabe que su sombra lo necesita.

La hipocresía es el arte de amordazar la dignidad. Es falta de virtud para renunciar a los escrúpulos y de coraje para asumir su responsabilidad. La hipocresía es más honda que la mentira, ésta puede ser accidental, aquella es permanente. El que miente es traidor: sus víctimas le escuchan suponiendo que dice la verdad. El mentiroso conspira contra la quietud ajena, falta al respeto a todos, siembra la inseguridad y la desconfianza. El hipócrita entibia toda amistad con sus dobleces: nadie puede confiar en su ambigüedad, solo piensa en sí mismo, y esa es su pobreza suprema. el hipócrita , es ingrato, aspira a la divulgación de los favores que hace, sin ser por ello sensible a los que recibe.

El que nace de siervos lo trae en la sangre, Aristóteles. Hereda hábitos serviles y no encuentra ambiente propicio para formarse un carácter. Las vidas iniciadas en la servidumbre no adquieren dignidad.

No hay peor jefe que el antiguo asistente ni peor amo que el antiguo lacayo.

El esclavo y el sirvo siguen existiendo, por temperamento o por falta de carácter.

Los caracteres mediocres buscan su bajo nivel, se domestican

El que aspira a parecer renuncia a ser.

La insuficiencia del esfuerzo equivale a la desconcentración del impulso. El mérito de las acciones se mide por el afán que cuestan y no por sus resultados.

Sin coraje no hay honor

El que aspira a ser águila debe mirar lejos y volar alto.

El que se resigna a arrastrarse como un gusano renuncia al derecho de protestar si lo aplastan.

El lacayo pide; el digno merece.

Cuando el éxito no depende de los propios méritos, bástele conservarse erguido, incólume, irrevocable en la propia dignidad.

Los caracteres dignos permanecen solitarios, sin lucir en el anca ninguna marca de hierro.

Todo parásito es un siervo; todo mendigo es un doméstico.

Enemigo poderosos de la dignidad es la miseria; ella hace trizas los caracteres vacilantes e incuba las peores servidumbres.

El que ha atravesado dignamente una pobreza es un heroico ejemplar de carácter.

Los únicos bienes son los que acumulamos en el cerebro y en el corazón; cuando ellos faltan ningún tesoro los sustituye.

Los orgullosos tienen el culto de su dignidad: quieren poseerla inmaculada, libre de remordimientos, sin flaquezas que la envilezcan o la rebajen. A ella sacrifican bienes, honores, éxitos: todo lo que es propicio al crecimiento de la sombra.

La envidia es una adoración de los hombres por las sombras, del mérito por la mediocridad. El que envidia se rebaja sin saberlo, se confiesa subalterno; esta pasión es el estigma psicológico de una humillante inferioridad. El odio puede ser justo, motivado la envidia es siempre injusta, pues la prosperidad no daña a nadie. El odio que injuria y ofende es terrible; la envidia que calla y conspira es repugnante. Siendo la envidia un culto involuntario del mérito, los envidiosos son, a pesar suyo, sus notables sacerdotes.

Dante consideraba a los envidiosos indignos del infierno. En la sabia distribución de penas y castigos las reducía en el purgatorio, lo que se aviene a su condición mediocre.

Los serviles merodean por los Congresos en virtud de la flexibilidad de sus espinazos. Lacayos de un gran hombre, o instrumentos ciegos de su piara, no osan discutir la jefatura del uno o las consignas de la otra. No se les pide talento, elocuencia o probidad: basta con la certeza de su panurguismo. Viven de la luz ajena, satélites sin color y sin pensamientos, uncidos a los carros de su cacique, dispuestos siempre abatir palmas cuando él habla y a ponerse de pie llegada la hora de una votación. Madrean piaras sumisas, serviles, incondicionales, afemininadas; las mayorías miran al porquero esperando una guiñada o una seña si alguno se aparta está perdido; los que se rebelan están proscritos sin apelación.

Es de ilusos creer que el mérito abre las puertas de los Parlamentos. Envilecidos los partidos o el gobierno en su nombre operan una selección entre sus miembros, a expensas del mérito o a favor de la intriga. Un soberano cuantitativo y sin ideales prefiere candidatos que tengan su misma complexión moral; por simpatía y por conveniencia.

.











miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Cómo ganar o perder una campaña electoral?

Ganar o perder una campaña electoral, depende de cómo se planee, organice y ejecute.



El Compendio ¿cómo ganar o perder una campaña electoral? Define una investigación y compilación minusiosa diversa, experiencia que analiza de quienes de una otra forma han estado y estan involucrados en las cuestiones de estrategia política, electoral y de marketing  y recoje una estela de información sumamente valiosa para los  análisis, estudios, y planeación de la campaña electoral, y que sirve de herramienta y guía, a candidatos a cargos de elección popular.

El compendio ¿cómo ganar o perder una campaña electoral? puntualiza con objetividad ese análisis y lo enmarca de que es lo que se tiene que hacer y no hacer para tener un buen resultado electoral, de acuerdo a cada circunstancia y elección. Y que se deberá tomar en cuenta para cumplir con el único propósito que tiene una campaña electoral, ganar.

Zun Tzu, afirmaba que para que se resulte vencedor en una batalla, se deberán cometer el mínimo de errores.

Ganar o perder una elección tiene un gran significado en pro y en contra naturalmente, ¿cuántas veces se ha escuchado decir a candidatos (as), ¿pude emplearme más a fondo?

Ganar una elección significa EL PODER, perderla significa la murmuración, los porqués salen de la oscuridad para convertirse en aguijones de lamentación.

Como se pierde o se gana una elección: primero con información; segundo con organización y tercero con persuasión. Cómo se pierde; primero con desinformación; segundo con desorganización y tercero por falta de compromiso.

El objetivo del compendio ¿cómo ganar o perder una campaña electoral?, es el de coadyuvar en el buen ejercicio del quehacer electoral y transportar a los candidatos y equipos de campaña a superar las inercias que en ésta se presentan y señalar positivas estrategias que se pueden seguir en: 1. La imagen, 2. Las actividades de campaña, 3. La comunicación política, 4. Las estrategias que no debe olvidar y hacer, 5. Las observaciones que tiene que saber, dirigir y canalizar y 6. Las finanzas que se debe de guardar.

1. Imagen.  La imagen personal en campaña, cuenta y mucho. La imagen que un candidato construye ejerce fuerte impacto sobre las personas con quienes se relaciona profesional o socialmente, e influye a veces en forma definitiva, en el trato que recibe y da a los demás. Construir una imagen no es fácil se necesita: voluntad, carácter y disciplina para formarla. Es por ello que todo candidato (a) que aspire a ganar una elección, debe forjarse o reforzar su imagen, si es que quiere impactar al electorado, cualquiera que sea el género que trate. Tácticas:

2. Las actividades de campaña. La actividad política en una campaña electoral es por encima de todo, la búsqueda de una conexión entre el candidato y los votantes, entre el líder político y los ciudadanos. Yo conozco lo que pienso y siento, pero no conozco lo que los demás piensan y sienten. El mejor modo de llegar a saberlo es por medio de las encuestas y de los grupos de enfoque. Una vez que se obtiene información precisa y, sobre todo, confiable, a través de encuestas y grupos focos, se debe complementar con otra información, como: datos censales, datos electorales y datos económicos. ¿Qué es lo que tiene que hacer? Tácticas:

3. Comunicación política. Todo candidato (a) debe basarse en una campaña de comunicación política, la cual tiene efectos fundamentales: la señal, la persuasión y una emoción de poder. La señal en televisión, radio, y prensa, lo produce la novedad, la diferencia, los cambios de ritmo de una campaña electoral, las declaraciones por sorpresa, que sacuden a la opinión pública hechas en los momentos más oportunos e inesperados. La persuasión es esencialmente afectiva, es lo que genera la simpatía del candidato, su franqueza, elocución, elegancia, presencia física, sonrisa, confianza, que inspire, inteligencia, calidez, sentido del humor y todas las variadas formas de su encanto personal.. El poder se logra en ¿Cómo me veo?, ¿Cómo me ven los electores?, ¿Cómo impacta lo que digo? Tácticas:

4. Las estrategias. La elección de una estrategia no se debe basar solamente por los resultados de datos de la opinión pública. Tampoco en el análisis que arrojan los resultados electorales anteriores a la elección. Hay que conjugar la información que proporciona el electorado con el resto de los datos del contexto político, social y económico. Para el desarrollo de una estrategia político-electoral, describimos el ejemplo siguiente:

 Conforme un equipo de trabajo.


 Realice un análisis situacional del proceso electoral


 Capacite a los cuadros que ocupará.


 Las grandes estrategias tienen la virtud de traer el futuro al presente y de comunicarle al elector una visión en la cual él es el principal protagonista.


5. Observaciones. Las experiencias de los análisis, señalan las reflexiones a que tienen que llegar los candidatos sobre su campaña. Ideas que tienen que llevar a cabo para evitar cometer los errores que se transitan si no se tiene conocimiento de que es lo que se hace. Tácticas:

6. Finanzas. La obtención de recursos financieros es, evidentemente, vital para asegurar la realización de una campaña. Esta función, si bien puede residir en un equipo, debe ser manejada prioritariamente por el propio candidato. En todos los países y en todos los partidos existe una tendencia a rodear de un manto culposo y de misterio la recolección de fondos para las campañas políticas. Poca gente está dispuesta a revelar el origen del dinero que se maneja, con lo cual se genera en la opinión pública una sensación de que existen manejos ilegítimos de fondos que, normalmente, corresponden en mucha mayor medida a las fantasías que a la realidad. ¿Dónde se consigue dinero para una campaña electoral? En todas partes. Las empresas tienen la costumbre de destinar ciertas cantidades de dinero para apoyar las campañas de los candidatos. Normalmente los empresarios no ponen todos los huevos en la misma canasta y contribuyen con diferentes candidatos, con la esperanza de que, llegado el momento, exista alguna favorable reciprocidad en el gobierno o en el legislativo. Tácticas:










martes, 15 de marzo de 2011

La orientación de una campaña electoral

La presente guía sobre la dirección de marketing electoral compila de manera estratégica las líneas que se deben seguirse en la organización de una campaña. Contiene información útil para su eficiente desarrollo. Registra y transmite la información básica para su funcionamiento. Facilita las labores de auditoría, evaluación y control de las coordinaciones operativas que en ella intervienen. Permite el funcionamiento interno en la descripción de tareas, su ubicación, requerimientos y los puestos responsables de su ejecución. Auxilia en la inducción del puesto y la capacitación de la estructura. Sirve para el análisis o revisión de procedimientos de estrategias electorales y políticas. Interviene en la consulta de toda la estructura. Establece un sistema de simplificación de trabajo, análisis de tiempo, delegación de autoridad, etcétera. Uniforma y controla el cumplimiento de las rutinas de trabajo y evita su alteración. Determina en forma sencilla las responsabilidades por fallas o errores. Aumenta la eficiencia de los equipos operativos, indicándoles que deben hacer y cómo deben hacerlo. Ayuda a la coordinación de actividades y evitar duplicidades. Construye una base para el análisis posterior del trabajo y el mejoramiento de los sistemas, procedimientos y métodos.



Madero-Moreira-Ortega

El debate sostenido el día de ayer lunes 14, en el noticiero matutino del periodista Loret de Mola, entre los dirigentes nacionales partidistas del PAN, PRI y PRD mexicanos, ¿configura una nueva era de intercambios de ideas y proyectos de gobiernos entre los principales partidos de México? ¿Quién ganó?

Orador, es la persona que ejerce la oratoria: que habla en público para persuadir a los oyentes o mover su ánimo.

Ese debate en tiempos electorales locales en la república mexicana, viene a señalar nuevos tiempos de los dirigentes nacionales en dar a conocer el posicionamiento de sus partidos en el escenario electoral ¿o solo fue una golondrina en el verano?

¿Al ciudadano de a pie le viene a dar las expectativas que lo que vio y escucho, le ofrecen un nuevo modelo de país, o los dirigentes partidistas con sus mensajes vienen sólo a persuadir y conquistar al auditorio electoral?

¿Los electores no convencidos, los electores indecisos, nuevamente votarán?

Los dichos de los dirigentes partidistas, son no siempre las inquietudes de sus partidos, pero si dejan en el espectador y lector muchas preguntas y dudas ¿sería el caso de ese debate?

Al ciudadano, creo, le queda muy claro al saber de esas intervenciones porque partido vota, porque partido votará y porque partido no votara, veremos…

lunes, 14 de marzo de 2011

Compendio El Comité de Campaña (funciones y responsabilidades). Las acciones previas, durante y después de la Jornada Electoral.

El Compendio el Comité de Campaña (funciones y responsabilidades). Las acciones previas, durante y después de la Jornada Electoral, es una guía que todo candidato (a) debe contar, así como sus posibles equipos de trabajo. En la idea de contar con el apoyo para la integración del comité de campaña, identificando los perfiles y las tareas que se deben de conocer y aplicar para el óptimo desarrollo de la campaña. Funciones y responsabilidades que de ser cubiertas con eficacia, logran la certeza para cumplir con la máxima de toda campaña, tener el mejor resultado posible.
Estructurar un comité de campaña es organizar el óptimo desarrollo en roles y responsabilidades permanentes que durarán hasta el día de las elecciones. Una buena campaña comienza con una evaluación cuidadosa de las tareas precisas. Funciones que serán cubiertas con aquellos individuos que hayan mostrado las capacidades y formaciones más adecuadas al desempeño de cada una de las actividades.

Los objetivos fundamentales que se deben tenerse en cuenta al diseñarse un comité de campaña serán: Primero. Se debe perseguirse un máximo de armonía entre las funciones y las capacidades de los titulares de esas funciones. Segundo. Se debe buscarse la mayor celeridad posible de comunicación en sentido vertical, para que las decisiones de la dirección de la campaña sean aplicadas de la manera más resuelta y fiel posible por los encargados de ejecutarlas.

Por lo que es imprescindible la limitación al mínimo de la incertidumbre en el cumplimiento de las funciones. Todos deben saber a quién corresponde y quién es el responsable de la ejecución de una tarea. Deben evitarse las duplicaciones o las ambigüedades en la atribución de labores. Las prioridades deben estar puestas en el cumplimiento de las actividades, antes que en las formas, y los participantes de la campaña deben tener la suficiente flexibilidad como para poder relevar oportunamente a quien no haya podido cumplir, eventualmente, alguna tarea necesaria. Es importante señalar que debe existir una relación armónica de proporción entre la estructura del comité de campaña y los objetivos del candidato.

Las acciones previas, durante y después de la Jornada Electoral, son tareas para el fortalecimiento de la campaña y que se aplican por los equipos operativos, en los tiempos de inicio y de término del calendario electoral, y que su resultado será la optimización de las estrategias y tácticas que se sigan en la campaña.

El Compendio el Comité de Campaña, define la estructura idónea que como ejemplo se puede formar y que consta de: un coordinador general, un staff, enlaces con los amigos del candidato (a), un equipo auditor, un equipo de relaciones públicas, de coordinaciones operativas: coordinación técnica, administrativa, de financiamiento, de marketing, de consulta y participación ciudadana, de comunicación e imagen, de organización electoral, de la defensa jurídica del voto, de promoción del voto, de activismo territorial, un equipo de brigadas, de propaganda, de gestión social, de logística y jurídica.

Las Acciones previas, durante y después de la Jornada Electoral, definen las estrategias que los equipos y programas operativos llevan de forma meticulosa y paralela a las actividades del candidato (a) y que tienen como resultado garantizar el cumplimiento de la estructura electoral en las funciones que ésta realiza.

Estos equipos tienen la tarea de implementar, sobre el terreno, las decisiones tomadas por la dirección de la campaña, dada la variedad de trabajos que se le encargan y la cantidad de militantes e individuos contratados que deben coordinar. Este equipo es el que realiza las actividades más específicamente organizativas de la campaña. Los cuales se basan en:  acciones previas: los programas de promoción y movilización, de estructura electoral, del sistema de la información, de derecho electoral y de legitimación y debate. Acciones durante: se basan en los programas de movilización del día D, del operativo de campo, de la movilización, de la información y de su desarrollo. Las acciones posteriores: se basan en los programas de promoción y movilización, de estructura electoral, del sistema de información, de derecho electoral, de legitimación y debate, así como de la coordinación de logística.

El Compendio el Comité de Campaña (funciones y responsabilidades). Las acciones previas, durante y después de la Jornada Electoral, es un resumen en base a las experiencias, conocimiento, investigación y recopilación de lo esencial para informarse y aplicarse en una campaña electoral. Su objetivo general es el de coadyuvar en el funcionamiento de una campaña, contando que un candidato (a) lo primero que tiene que hacer es tener la información básica necesaria para la construcción del equipo de trabajo y del conocimiento de sus funciones y responsabilidades. 










sábado, 12 de marzo de 2011

Los Representantes de Partido en México

Es derecho de los partidos políticos participar en la preparación, desarrollo y vigilancia del proceso electoral, así como gozar de las garantías que la ley les otorga para realizar libremente sus actividades.


Los Partidos Políticos tienen derecho a nombrar a dos representantes propietarios y un suplente por cada casilla electoral, a si como en cada distrito electoral. Un representante general por cada 10 casillas urbanas y cinco rurales.

Los representantes de partido en casilla y generales, deberá portar un nombramiento expedido por su partido y refrendado por el presidente y secretario del Consejo Distrital correspondiente.

Los representantes de partido en casilla, tendrán las siguientes responsabilidades generales:

 Estar en la instalación y apertura de casilla.

 Estar en la recepción de la votación.

 Estar en el cierre de la votación.

 Estar en el escrutinio y cómputo.

 Estar en la integración de los expedientes de casilla y del paquete electoral.

 Estar en la publicación de resultados electorales en el exterior de la casilla.

 Estar en la clausura de la casilla.

 Estar en la remisión al Consejo Distrital de los paquetes electorales.

jueves, 10 de marzo de 2011

Nueva Alianza y el PRI

El Partido Nueva Alianza, es una organización política liberal mexicana, que surge como nueva fuerza política para el proceso presidencial de 2006, en la renovación de las cámaras de Diputados y Senadores, Jefe de Gobierno, Jefes delegacionales y Diputados a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El Partido Nueva Alianza, logro en el año de su participación contar con el 4.68 por ciento de la votación emitida y que alcanzo 1´883,494 sufragios que lo convirtieron en la cuarta fuerza política nacional.

En el Distrito Federal, obtuvo 4 escaños de representación proporcional, mismos que no pudo sostener en la elección intermedia de 2009 en donde solamente obtuvo un escaño.

La profesora Elba Esther Gordillo ha manifestado que Nueva Alianza se convertirá en la puerta de acceso electoral para que la sociedad civil pueda participar en política y así llevar sus iniciativas y propuestas a los órganos legislativos, lo que le puede llevar a más beneficios que derrotas. Al ser un partido con una estructura capaz y organizada seguramente obtendrá lo que todo partido necesita: llevar la voz del ciudadano, sus mejores causas y necesidades para convertirlas en hechos y de mejor calidad de vida.

Nueva Alianza, como su nombre lo indica, ha hecho alianzas con el PAN y con el PRI a nivel nacional, estatal, municipal y distrital con buenos resultados, y ha encontrado al igual que otras fuerzas políticas el derrotero para coadyuvar a fortalecer la democracia que los mexicanos exigen.

Nueva Alianza se puede convertir en el parteaguas del PRI, en las elecciones de 2012 para presidente de la república, jefaturas delegacionales y diputaciones locales.

Protocolo



La vida moderna requiere una sociedad más informada y organizada. La organización es factor decisivo para la realización óptima de protocolos en: ceremonias, eventos, etiquetas, actos, congresos, recepciones, y reuniones, en donde el ceremonial, las formalidades, las reglas generales, la precedencia, la urbanidad, la diplomacia, el trato social, las atenciones y los tratamientos son parte esencial. Así en los compendios de: EL Protocolo o Ceremonial, la Boda, el Bautismo y la Primera Comunión, el Simbolismo y las Supersticiones en la Boda, las Exequias y el Simbolismo en el Bautismo, así lo señalan.

jueves, 3 de marzo de 2011

La Voluntad

Que esta reflexión nos encamine al conocimiento de nuestro interior y nos guie al descubrimiento de nuestra misión.

La Voluntad, es la irrevocable resolución de llevar a efecto un acto determinado. El albedrío es sinónimo de voluntad. El Ser supremo confiere a sus creaturas al nacer la facultad de decidir por sí mismas lo que deben o no deben realizar. La humanidad es libre en relación con el mundo externo, pero no con el interno. Somos los que decidimos por medio de la conciencia, lo que debe ejecutarse y no de la insubordinación la que nos gobierna.

Se ha dicho que en todo hombre existe la dualidad del corazón y el cerebro. De éste parten los pensamientos; del otro los sentimientos y ambos influyen en nuestras acciones.

Si tenemos la suerte de haber nacido con una voluntad eficiente o hemos acertado a educar la que no era, hasta llegar a su completo dominio debemos esgrimirla para eliminar cavidades huecas en nuestro YO. La lectura, el estudio, la práctica o el aprendizaje de una actividad nos servirán de mucho para imprimir un sentido a la vida.

En la independencia personal, podemos ser hoy de una manera y mañana de otra. En la antigua tragedia griega, los actores se distinguían por medio de máscaras y, para hacerse entender, usaban un pequeño cañuto en la boca al que se llamó PERSONARE. De ahí se derivó el vocablo personaje y su inmediata persona.

De nuestro carácter depende en alto grado nuestra posibilidad de ser o no ser algo en la vida. El carácter debe ser un poderoso auxiliar de la voluntad de lo que debe hacerse., plegarse a la voluntad de otro, anula nuestra propia voluntad. La obsesión de hacer algo indebido a sabiendas de que lo es, convierte en un pelele al hombre.

Yo soy, yo.

La voluntad sirve para estimular la defensa de la personalidad acorazada por el carácter y hacerlo con ello apto para recorrer los caminos de la vida, siempre con tendencia al progreso personal.

La misión, se acomoda estrictamente a las condiciones y capacidades de cada uno. Si el espíritu o el intelecto anidan fomentos de grandes empresas, la mente estará en juego el dominio de la voluntad para salir airoso.

La misión en la vida la componen los hechos, cuya compilación, si sabemos hacerla, es el mensaje que dejamos a la posteridad. Si se alienta en nuestro interior un propósito decidido en cuanto a lo que queremos ser o hacer, cuando nos esforzamos en ello, no dejará de sernos recompensado.

La negligencia, la desidia, la indolencia, la pasividad, fase de una misma flaqueza, deben ser combatidas por la voluntad, implacablemente.

Evolucionar es variar, todo ideal representa un nuevo estado de equilibrio entre el pasado y el porvenir. La imaginación es madre de toda originalidad. Siempre habrá evidente contraste entre el servilismo y la dignidad, la torpeza y el genio, la hipocresía y la virtud. La imaginación dará el impulso original hacia lo perfecto.

El hombre debe alentar nobles pasiones, no esquivando el amor como si fuera un abismo.

La medida social del hombre está en la dirección de sus obras; la inmortalidad es el privilegio de quienes las hacen sobrevivientes a los siglos, y por ellos se mide.

Debemos de ser capaces de concebir la perfección, de formarse un ideal. Sin rutinas, sin mansedumbre. No pensar en la cabeza de los demás. No temerle a lo desconocido, no atarnos a los prejuicios, tornándonos timoratos e indecisos. Tengamos iniciativa propia y no mirar siempre al pasado. Hay que ser previsores, nunca acomodaticios, siempre equilibrados. No debemos renunciar antes de gritar la verdad frente al error de muchos.

El hombre vale por su saber, cultivemos la cultura como la fuente de la virtud. El que no cultiva su mente, va derecho a la disgregación de su personalidad.

El hombre de mérito se adelanta a su tiempo. Desgraciado quien se olvide de sí mismo para pensar solamente en los demás.

El hombre excelente se reconoce por que es capaz de renunciar a toda prebenda que tenga por precio una partícula de su dignidad.

Los nobles ingenios sólo confían en sí mismos. Luchan, salvan los obstáculos, se imponen. Sus caminos son propiamente suyos.

Los grandes cerebros ascienden por la senda exclusiva del mérito, o por ninguno. La gloria depende de ellos mismos. El éxito es benéfico si es merecido; exalta la personalidad, la estimula. Tienen otra virtud: destierran la envidia ponzoñosa incurable en los espíritus mediocres.

La gloria de los pensadores, filósofos y artistas que traducen su genialidad mediante la palabra escrita, es lenta, pero estable.

Los genios, los santos y los héroes desdeñan toda sumisión al presente, puesto toda la proa hacia un remoto ideal, resultan prohombres en la historia.

Los caracteres excelentes ascienden a la propia dignidad nadando contra las corrientes rebajadoras. Su personalidad es todo brillo y arista. Poseen una firme línea moral que les sirve de armadura. Son alguien. Su fisonomía es la propia y no puede ser de nadie; son inconfundibles, capaces de imprimir su sello indeleble en iniciativas fecundas. Las gentes domesticadas les temen, empero las adoran con su desdén. Poseen el don de resistir a la rutina y pueden librarse de su tiranía. Por ellos la humanidad vive y progresa.

El carácter se expresa por actividades que constituyen la conducta.

El talento en todas sus formas intelectuales y morales: como dignidad, como carácter, como energía, es el tesoro más envidiado entre los hombres.

El que tiene méritos, sabe lo que cuestan y los respeta; estima en los otros lo que desearía se le estimara a él mismo.

La dicha de los fecundos martiriza a los eunucos.

Saber esperar, es el gran medio para llegar.

NO HAGAMOS NADA EN FAVOR DE LA AUTOCOMPLACENCIA, DE LA RESIGNACIÓN. 




martes, 1 de marzo de 2011

Análisis, Las Alianzas, el PRI-DF y su Circunstancia (último)

Un partido ganador es el que triunfa en forma habitual contra otros oponentes en alguna clase de competición. De acuerdo a la competencia, el partido puede ganar por sí y a través de sus candidatos.

En política, un partido ganador es el que demuestre primero que tiene la confianza y simpatía ciudadanas; segundo que sus gobernantes realicen y asuman un buen gobierno y administración, y tercero que sea útil y cuente con la sensibilidad necesaria en la solución de los problemas que se le plantean.

En las elecciones, un partido finalista suele definirse en las instancias finales de la jornada donde debe batir a un oponente que llegue en las mismas condiciones, habiendo eliminado previamente a los demás competidores. Si resulta ganador de esta contienda, recibe el título de triunfador y competitivo.

¿Por qué el PRI en el Distrito Federal, es el único que no ha ganado nada en una entidad federativa como es la capital de la República?, ¿Por qué sí lo hace, en otras entidades federativas, aún con gobiernos contrarios? ¿Por qué recupera gobiernos y congresos? ¿Cuál es la fórmula? Habría que recabar la experiencia, tenerla y aplicarla.

Anteriormente una elección en el Distrito Federal se preparaba de dos a tres años de antelación, el partido reestructuraba sus cuadros, diseñaba estrategias en base a estudios y elegía bien a sus candidatos, se preparaba para competir y ganar.

Hoy casi ningún partido político gana por sí solo una elección, dado el comportamiento del electorado que es cada vez más complejo, más consciente de la decisión de su voto, de su participación en la toma de decisiones para hacer que un partido asuma o pierda el poder.

Hemos dado cuenta del marco histórico electoral que el PRI en el Distrito Federal ha observado en las últimas elecciones para Jefe de Gobierno, Representantes a la Asamblea Legislativa y Demarcaciones Territoriales (delegaciones), y es en este contexto como trazamos la posición que actualmente ocupa el PRI, tanto con sus simpatizantes, militantes y principalmente con los ciudadanos.

También hemos dado cuenta de los inicios de las alianzas que los partidos hacen para ser más competitivos en esta primera década del siglo XXI. Así el PRD a pesar de alcanzar desde 1997 la mayoría en la Asamblea, así también la Jefatura de Gobierno y las delegaciones políticas, inicia su participación con candidaturas comunes y con coaliciones con partidos afines ideológicamente e intereses. Lo mismo lo hizo el PAN en la elección de 2000 con buenos resultados. El PRI lo realiza por vez primera en las elecciones del 2003, la mantiene en 2006 y la refrenda en 2009 con exiguos resultados, ¿Por qué?

El PRI en el Distrito Federal, naturalmente está obligado a seguir esa ruta que ya se trazo y deberá hacerlo con partidos que cuentan con la suficiente estructura y capacidad de movilización y estrategia.

¿Cuál será el compromiso que la dirigencia nacional entrante tenga para el Distrito Federal?, que es el organismo correspondiente para convocar a tener una dirigencia adecuada para la preparación y posible consolidación del partido en las elecciones presidenciales, y locales para el 2012, el reto es mayúsculo y que con voluntad e inteligencia tendrá que resolverlo.

En otros análisis de este blog, hemos escrito sobre las bolas de nieve, los booms políticos, los impactos de avalanchas electorales que han provocado tres actores políticos nacionales, Cuauhtémoc Cárdenas en 1997, Vicente Fox en 2000 y Andrés Manuel López Obrador en 2006. Se piensa que Enrique Peña Nieto cuenta y ejerce ese poder de persuasión y encanto de los grandes líderes carismáticos mundiales y que puede ser el gran elector que saque al PRI del Distrito Federal de su letargo político-electoral en que se haya y que coadyuve enormemente a superar las inercias y repetir los sucesos ya de todos conocidos, el arribo del poder con más posiciones y mejor representación del partido.

Pero no será suficiente si no se cuenta con la ayuda eficaz y experta de una dirigencia profesional, adecuada, consolidada y unida. Con un partido más competitivo, con una reforma estructural, con un proyecto a corto y mediano plazo, una estructura renovada, transformada, vigorosa, apoyada e estimulada y con una perspectiva de voluntad. Con candidatos comprometidos, profesionales, con imagen y liderazgo. Con cuadros con visión, talento, creatividad y experiencia, con un trabajo territorial consistente y estratégico.

El PRI en el Distrito Federal ha descuidado y abandonado a cuadros con talento y capacidades y ha dado entrada a otros tantos innecesarios. Por lo que es momento de consolidar una nueva generación conformada por la iniciativa, aptitud, experiencia y madurez. Construyendo las alianzas necesarias con intelectuales, políticos, sectores, organizaciones, partidos, sindicatos, ciudadanos, medios de comunicación, líderes y demás conciudadanos comprometidos con una sola causa hacer del Distrito Federal la ciudad que exigen los capitalinos.