lunes, 28 de febrero de 2011

La Perspectiva del PRI en el DF para el 2012, (2003-2006-2009)

Las estadísticas con base a los datos duros del IEDF, son muestra del avance y retroceso electoral que los partidos políticos muestran en cada una de las elecciones, lo que permite conocer como un partido el PRI en el DF se ha desarrollado a partir de las elecciones de 1997. Como ya se ha señalado en anteriores entregas.

A partir de 1988 se crea la ARDF, en la que el PRI-DF, se alzó con el triunfo en 38 de los 40 distritos locales electorales en que quedo conformada la geografía electoral del Distrito Federal. Y es en el trienio de 1991 en la que el PRI alcanza la mayoría absoluta ganando en los 40 distritos. Y 1994 perdiendo en dos (XXXVI y XXXIX, pasemos A:
2003

En estas elecciones “intermedias” de participaron 11 partidos políticos, de los cuales los partidos México Posible, Liberal Mexicano y Fuerza Ciudadana obtuvieron el registro previo al proceso electoral para competir por primera ocasión. Derivado de los resultados de votación en las elecciones federales los partidos de la Sociedad Nacionalista, Alianza Social, México Posible, Liberal Mexicano y Fuerza Ciudadana, no alcanzaron el 2% de la votación emitida, por lo que les fue cancelado el registro .

La lista nominal utilizada para la jornada electoral del 6 de julio fue de 6, 712,664 electores de los 6, 781,186 ciudadanos inscritos en el padrón electoral, lo que representa una cobertura de la lista del 98.99 %.

A diferencia de las elecciones ordinarias anteriores, la participación ciudadana de esta contienda fue de sólo 43.9%. Es decir, menos de la mitad de los ciudadanos registrados en lista nominal acudieron a emitir su voto, y la participación fue prácticamente 26 puntos porcentuales inferior a la registrada en el año 2000.

Elección de diputados de mayoría relativa (primeras alianzas del PRI)


A diferencia del año 2000, en estos comicios los partidos de la Revolución Democrática y Acción Nacional contendieron por sí solos. No así el Partido Revolucionario Institucional que participó en tres candidaturas comunes: PRI-PVEM, PRI-PVEM-FC y PRI-FC.

En esta elección el PRD triunfó en 37 distritos electorales uninominales, en tanto que el PAN lo hizo en 3, lo que significo la tercera mayoría del PRD en la ALDF. En términos porcentuales, el PRD obtuvo 73 % más de los votos que los que obtuvo el segundo lugar.

Elección de diputados por el principio de representación proporcional

A diferencia de la elección de diputados de mayoría relativa y de jefes delegacionales, en ésta no se conformaron alianzas en la competencia por los 26 escaños plurinominales de la Asamblea Legislativa. Considerando que el porcentaje de escaños obtenidos por el PRD excedió en 3 puntos a su porcentaje de votación obtenida, no le fue asignada ninguna diputación por esta fórmula.

La distribución de los escaños fue únicamente para los partidos: PAN (13); PRI (7); PVEM (5) y, Partido México Posible (1) quienes obtuvieron más del 2 % de la votación total emitida en la circunscripción.

Cabe señalar, que en esta elección, perdieron el registro los partidos: PSN, PAS, México Posible, PLM y Fuerza Ciudadana.

Elección de jefes delegacionales


En la elección de Jefes delegacionales se conformaron 11 candidaturas comunes: PRI-PVEM, PRI-PVEM-Fuerza Ciudadana, PRI-Fuerza Ciudadana, PT-PVEM-Convergencia, PT-Convergencia-Fuerza Ciudadana, PT-Convergencia-PAS-PLM, PT-México Posible, PT-Convergencia, Convergencia-PAS, Convergencia-PLM, PAS-Fuerza Ciudadana. Por su parte el PAN, , PRD y PSN contendieron por sí solos.

El Partido de la Revolución Democrática triunfó en 13 delegaciones, en tanto que el Partido Acción Nacional en dos Benito Juárez y Miguel Hidalgo y el Revolucionario Institucional en una, Milpa Alta.

En términos porcentuales, la primera fuerza política obtuvo un 90 % más de los votos que el Partido Acción Nacional, quien quedó en segunda posición.


2006


En estos comicios, se eligieron al titular del Poder Ejecutivo Local, los 66 diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y a los 16 jefes delegacionales. En estas elecciones locales. Participaron ocho partidos políticos, de los cuales Nueva alianza y Alternativa Socialdemócrata y Campesina obtuvieron el registro previo al proceso electoral para participar por primera ocasión en unas elecciones.

En base a los resultados de votación de las elecciones federales y con fundamento en lo estipulado en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales los ocho partidos políticos conservaron el registro correspondiente.

El listado nominal utilizado para esta contienda fue de 7, 104,889 electores de los 7, 146,017 ciudadanos inscritos en el padrón electoral. Es decir, se contó con una cobertura de la lista de 99.42%.

Similar a las elecciones de 2000, la justa cívica fue altamente participativa puesto que casi siete de cada 10 ciudadanos (67.24%), inscritos en la lista nominal, acudieron a votar.

Elección de Jefe de Gobierno

En esta elección, se conformaron dos grandes alianzas. Por una parte la coalición “Unidos por la Ciudad” conformada por el PRI y el PVEM y, por otra, la coalición “Por el bien de todos” integrada por el PRD, PT y Convergencia. Los partidos PAN, PNA y el PASC contendieron por sí solos.

Similar a las elecciones del año 2000, se registró una alta participación, puesto que alcanzó los 67.24 puntos porcentuales; 23 % superior a la votación registrada en las elecciones de 2003.

En esta elección, triunfó la coalición “Por el bien de todos “con una diferencia de 912,476 votos sobre el Partido Acción Nacional. Ello implicó una votación 70 % superior a la obtenida por el segundo lugar. En el ámbito geoelectoral dicha coalición obtuvo mayoría de votos en 14 delegaciones, en tanto que el PAN solo en dos, Benito Juárez y Miguel Hidalgo. El PRI perdió la única que había ganado en 2003, Milpa Alta.

Elección de diputados de mayoría relativa

En esta elección de los 40 diputados por el principio de mayoría relativa contendieron las mismas fuerzas conformadas para la elección de Jefe de Gobierno. La coalición “Por el bien de todos” integrada por el PRD, PT y Convergencia triunfó en 36 de los distritos electorales uninominales, en tanto que el Partido Acción Nacional en los cuatro. Con base en el convenio de coalición total electoral suscrito por dichos partidos políticos al PRD le correspondieron 34, uno al PT y uno a Convergencia.

En la integración de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la diferencia en votos entre la primera y segunda fuerza es aún más acentuada que en la elección de Jefe de Gobierno. La coalición “Por el bien de todos” obtuvo 1, 189,533 más votos que el Partido Acción Nacional; esto representa una proporción de 2 a 1.

Elección de diputados de representación proporcional

En la búsqueda de curules por el principio de representación proporcional, participaron las mismas alianzas que en la elección de diputados de mayoría relativa. En virtud de que la coalición “Por el bien de todos” obtuvo un alto número de diputaciones uninominales, el porcentaje de escaños en la Asamblea excedió en 4.6 puntos a su porcentaje de votación obtenida; por tal razón no participó en la distribución de los espacios plurinominales. Así la distribución de los 26 escaños fue: PAN 13, Nueva Alianza 4, Alternativa Socialdemocráta 1 y Convergencia 2 y la coalición “Unidos por la Ciudad” 7. Para este último, con base en el convenio de coalición registrado, al PRI le correspondieron 4 escaños y al PVEM 3.

Elección de jefes delegacionales

En esta contienda participaron las mismas 2 coaliciones que compitieron en las otras elecciones de este proceso electoral 2006. Los partidos Acción Nacional, Nueva Alianza y Alternativa Socialdemócrata y Campesina compitieron por sí solos, excepto en la delegación Miguel Hidalgo, en donde el PAN y Nueva Alianza concurrieron en candidatura común.

El Partido Acción Nacional triunfó en la delegación Benito Juárez; la candidatura común en Miguel Hidalgo, y la coalición “Por el bien de todos” en las 14 delegaciones restantes.

La coalición “Por el bien de todos” obtuvo 1, 232,586 más votos que el Partido Acción Nacional, que se situó como segunda fuerza. Esta diferencia representa una proporción de 2 a 1 en el total de los votos conseguidos.

2009

En las elecciones “intermedias” del 2009, los capitalinos eligieron a los 16 jefes delegacionales y a los 66 diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Durante estos comicios participaron ocho partidos políticos, de los cuales cabe destacar al “Partido Socialdemócrata y Campesina”, ya que contendió con un nuevo nombre: “Partido Socialdemócrata”.

La lista nominal utilizada fue de 7, 320,170 electores, correspondientes a un padrón electoral de 7, 348,290 de ciudadanos inscritos; lo que representa una cobertura de 99.62%. Conforme se han desarrollado las diferentes elecciones locales, esta cobertura se ha incrementado, por ejemplo, en los comicios de 1997 fue de 98.34%.

La participación ciudadana en estas elecciones locales fue de 41.58%. Esto quiere decir que cuatro de cada diez ciudadanos inscritos en la lista nominal acudieron a votar.

Elección de jefes delegacionales

Para la elección de los 16 jefes delegacionales, se conformaron cuatro candidaturas comunes: PRD-PT-Convergencia, PRD-Convergencia, PRD-PT y PT-Convergencia. Mientras que los demás partidos contendieron solos.

Resultado de la elección de jefes delegacionales

En 2009, el Partido Acción Nacional (PAN) pasó de 2 a 3 demarcaciones; el Partido del Trabajo (PT) obtuvo un triunfo en la Delegación Iztapalapa, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) disminuyó la cantidad de delegaciones que gobernaba en 2006, ya que pasó de 14 a 12. De estas 12 demarcaciones que conserva el PRD en el Distrito Federal, 2 las obtuvo en candidaturas comunes.

Elección de diputados de mayoría relativa

En la elección de 2009, el PRD obtuvo 28 distritos electorales uninominales; respecto a 2006, perdió seis. En el caso de Acción Nacional, triunfó en nueve distritos, esto representa un incremento mayor al 100%, respecto a 2006.

En 2009 la elección de diputados por el principio de mayoría relativa fue más cerrada; esto se reflejó en la diferencia de la votación, en términos porcentuales, entre el primer lugar (PRD) y el segundo (PAN). Mientras en 2006, la diferencia fue cercana al 100% entre el primer y el segundo lugar, en 2009 apenas alcanzó 30%.

Elección de diputados de representación proporcional

La base para la obtención de los 26 escaños en la Asamblea por el principio de representación proporcional en 2009, fue conforme a los siguientes resultados: 6 PAN; 7 PRI; 5 P T; 4 para el PVEM; 2 N A; uno para Convegencia. Y uno PSD.



•*Análisis último. Las alianzas, el PRI y su circunstancia.









sábado, 26 de febrero de 2011

La Perspectiva del PRI en el DF, para el 2012 (1997-2000), 2a. parte

   
*Con fundamento de las reformas al artículo 122 Constitucional en 1996, la entonces Asamblea de Representantes del Distrito Federal (ARDF) se transforma en Asamblea Legislativa (ALDF), con lo que se constituye en una instancia colegiada que combina funciones legislativas con tareas administrativas. Con ello, en los comicios de 1997 se integró la I Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

La elección constitucional ordinaria de 1997 fue la primera ocasión que los ciudadanos del Distrito Federal acudieron a las urnas para elegir al Jefe de Gobierno y al primer grupo de legisladores que tendría, hasta esa fecha, era facultad del Presidente de la República designar al titular del Poder Ejecutivo Local.

La lista nominal utilizada para esta contienda fue de 5, 889,985 electores, de los 5, 989,411 inscritos en el padrón electoral, es decir se contó con una cobertura de la lista nominal de 98.34 %.

Para este proceso electoral participaron 8 partidos políticos, de los cuales el Partido Popular Socialista (PPS) y el Demócrata Mexicano (PDM), previo al proceso electoral, obtuvieron el registro condicionado. Los partidos políticos que contendieron en las elecciones locales de 1997, fueron: PAN, PRI, PRD, PC, PT, PVEM, PPS y PDM.

Los partidos políticos: Cardenista, Popular Socialista y Demócrata Mexicano, no obtuvieron el 2% de la votación emitida en ninguna de las elecciones federales por lo que les fue cancelado el registro.
En ésta jornada electoral la participación ciudadana en la Ciudad de México fue de 67.1%. Lo que significó 9.5 puntos porcentuales por encima de la afluencia registrada a nivel nacional en las elecciones federales (57.6%).

Elección de jefe de gobierno


En esta elección todos los partidos políticos compitieron por sí solos. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) triunfó con un amplio margen sobre el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que quedó en segundo sitio, con una diferencia de 871,210 votos que representan el 87.98 % del primero sobre el segundo. El PRD obtuvo la mayoría de votos en todas las demarcaciones territoriales del Distrito Federal, por vez primera.

Elección de diputados de mayoría relativa

En esta elección, el Partido de la Revolución Democrática triunfó en 38 de los 40 distritos electorales locales y el Partido Acción Nacional (PAN) en 2. En términos de sufragios la diferencia entre la primera fuerza (PRD) y la segunda (PRI) fue de 832,903 votos, que equivale a 91.8% más votos del primero respecto el segundo, prácticamente una proporción de 2 a 1.  Así el Partido Revolucionario Institucional no consiguió triunfo alguno en distritos uninominales, a pesar de ubicarse en segundo sitio en el total de los sufragios obtenidos a nivel entidad.

Elección de diputados de representación proporcional

En ésta elección, al igual que en las anteriores, los partidos políticos compitieron individualmente. Toda vez que el cómputo total para esta elección se deriva (de la fórmula) de la suma de los votos obtenidos en la elección de diputados de mayoría relativa más los correspondientes a casillas especiales de representación proporcional, el PRD obtuvo un 91.6% más de los sufragios obtenidos por el PRI, que se mantuvo como segunda fuerza política de la entidad.

En la distribución de los 26 escaños de representación proporcional a la Asamblea Legislativa por este principio, al PAN le correspondieron 9; al PRI 11; al PC 1; al PT 1; al PVEM 4 y al PRD ninguno, en base a lo señalado en el artículo 366, párrafo 1, inciso c) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) vigente en 1996, que establecía las reglas para la asignación de diputados a la Asamblea por el principio de representación proporcional. Dado que los partidos Popular Socialista y Demócrata Mexicano no alcanzaron el 1.5% de la votación emitida en la circunscripción plurinominal, no accedieron a la distribución de este tipo.

2000

Las elecciones constitucionales ordinarias del año 2000 fueron las primeras que organizó el IEDF para elegir al Jefe de Gobierno, a los 66 diputados que integran la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y a los 16 jefes delegacionales; fue la primera ocasión en que los ciudadanos de la capital eligieron a sus autoridades delegacionales a través del voto, toda vez de que anteriormente el titular del Poder Ejecutivo Local realizaba esas designaciones.

La lista nominal utilizada para esta contienda fue de 6, 256,698 electores de los 6, 351,468 ciudadanos inscritos en el padrón electoral. Es decir, se contó con una cobertura de la lista de 98.5 %.

En este proceso electoral participaron 11 partidos políticos, de los cuales Convergencia por la Democracia Partido Político Nacional (CDPPN), del Centro Democrático (PCD), de la Sociedad Nacionalista (PSN), Alianza Social (PAS), Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) y Democracia Social Partido Político Nacional (DSPPN) obtuvieron el registro previo al proceso electoral para competir por vez primera. No obstante, derivado de los resultados de votación en las elecciones federales los partidos PCD, PARM y DSPPN que no alcanzaron el 2% de la votación emitida, les fue cancelado el registro.
La jornada electoral del 2 de julio de 2000 fue con una alta participación puesto que 7 de cada 10 ciudadanos inscritos en la lista nominal acudieron a las urnas a emitir su voto.

Elección de jefe de gobierno, primeras alianzas.

Para este tipo de elección se conformaron dos grandes alianzas, por una parte la candidatura común PRD-PT-Convergencia-PCD-PSN-PAS encabezada por el primero y la coalición “Alianza por el Cambio” integrada por los partidos Acción Nacional (PAN) y Verde Ecologista de México (PVEM). Los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Auténtico de la Revolución Mexicana y Democracia Social compitieron por sí solos.

La participación ciudadana fue de 69.87 %, es decir, 7 de cada 10 ciudadanos en posibilidad de votar acudieron a emitir su voto. La candidatura común encabezada por el PRD triunfó con una diferencia de 214,035 votos, que representa el 14.65 % sobre la “Alianza por el Cambio”, que quedó en segundo sitio.

Elección de diputados de mayoría relativa

Para integrar la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2000 se conformaron las mismas alianzas que contendieron en la elección de Jefe de Gobierno. Fue una elección competida, pues a nivel entidad la diferencia entre el primer lugar y el segundo fue de 1,509 votos, a favor de la candidatura común encabezada por el PRD, respecto la “Alianza por el Cambio”.

A pesar de que la candidatura común obtuvo en general más votos, la Alianza por el Cambio triunfó en 21 distritos electorales uninominales de los 40 que integran el Distrito Federal, en tanto que la candidatura común sólo en 19. Los partidos Revolucionario Institucional, Auténtico de la Revolución Mexicana y Democracia Social no obtuvieron triunfo alguno.

Elección de diputados de representación proporcional

Para la asignación de diputados plurinominales en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal se conformaron las candidaturas comunes PRD-PSN, CDPPN-PAS y la coalición “Alianza por el Cambio” (PAN-PVEM); los demás partidos contendieron por sí solos.

En la distribución de los 26 escaños correspondientes a esta elección a la coalición “Alianza por el Cambio” le correspondieron 4 asientos, la candidatura común PRD-PSN 3, el PRI 16 y Democracia Social 3. No obstante, una vez concluida la etapa de resultados y de la declaración de validez de la elección, los candidatos a diputados que resultaron electos quedaron comprendidos en el partido político al que pertenecen. En este sentido, al PAN le correspondieron 3 escaños, el PRI 16, el PRD 1, el PT 1, el PVEM 1, CDPPN 1 y Democracia Social 3.

En esta elección perdieron el registro los partidos PCD, PARM y Democracia Social (DSPPN).

Elección de jefes delegacionales

Esta fue la primera ocasión en que los ciudadanos del Distrito Federal votaron para elegir al titular de su demarcación territorial.

Las alianzas conformadas para esta contienda fue similar a las anteriores, excepto en la candidatura común PRD-PT-CDPPN-PCD-PAS-PSN. En 13 delegaciones se compitió la fórmula en estos seis partidos, en tanto que en las delegaciones Benito Juárez, Álvaro Obregón y Tláhuac se sumó el partido Democracia Social (DSPPN).

La coalición “Alianza por el Cambio” triunfó en seis delegaciones, en tanto que la candidatura común lo hizo en 10, uno de los cuales fue en Tláhuac. A nivel entidad, en términos absolutos, la candidatura común obtuvo 194,844 votos más que la segunda fuerza.

* Con datos del IEDF.

La Perspectiva del PRI en el DF, para el 2012 (2003-2006-2009), 3a parte


























viernes, 25 de febrero de 2011

La Perspectiva del PRI en el DF para el 2012

La percepción que se tiene en el PRI del DF, propiamente de sus simpatizantes y militantes, es ¿Qué ha pasado con el partido? ¿Por qué es a partir de 1997 que no gana absolutamente nada en la capital del país?

El presente análisis lo basaremos en los datos duros que arroja la búsqueda de encontrar respuestas, y que nos muestra de forma objetiva la perspectiva y coyuntura que el PRI en el Distrito Federal tendrá en las elecciones del 2012.

¡Qué ocurrió en la elección de 1979?, ¿Por qué es el inicio de que el PRI ya no haya alcanzado más del 50% de los votos emitidos? Lo suscribiremos en tres partes:

Primero: en 1978, se dio la redistritación electoral para convertir en 40 distritos federales la geografía electoral del Distrito Federal y que continuaron hasta 1996, a saber, cuando en un territorio la heterogeneidad política, antes de ser dividida, vota por igual favoreciendo a la fuerza política que es de su preferencia e interés y es frecuente que esa población votaba por el PRI y tenía su compromiso. Cuando separan y dividen las zonas de influencia electoral, dicho equilibrio se pierde por razones naturales. Es en ese contexto que el PRI ya no reconocía zonas que antes le proporcionaban mayor votación y las dividió, ocasionando con ello que su votación empezara a disminuir y a perder posiciones políticas;

Segundo: la homogeneidad que el PRI mantuvo por razones históricas, se desvanecío por las circunstancias del orden político y económico que estaban transformando al país. Y

Tercero: la reforma política de 1977, dio mayor cobertura a los partidos políticos de oposición y por secuencia los ciudadanos tenían más opciones por quién votar.

Sigamos con los datos duros, que demuestran el "declive" que el PRI a tenido. Así observamos que en 1982, al final del sexenio de José López Portillo y con la asunción de Miguel de la Madrid a la presidencia de la república, el PRI aumentó su votación alcanzando el 48.35% (independientemente, no olvidar que se vota más en una elección presidencial que en una elección intermedia) como veremos: en 1985 la votación del PRI bajó porcentualmente alcanzando un 42.66% de la votación (elección intermedia). Pero en 1988 en la gran incisión histórica política en el PRI que sufre en cúpula y base, hace que disminuya drásticamente su votación alcanzando solamente el 27.61%. En 1991, el PRI recupera la "confianza y credibilidad ciudadana" capitalina y alcanza una votación del 44.25%. En 1994 a pesar que el PRI a nivel nacional obtiene 17 millones de sufragios, el PRI en el DF obtiene el 39.53 % de la votación. Es decir que desde 1979 ya el PRI no alcanza más del 50% de los votos.

Es de considerar que es de 1979 a 1988, que la votación era federal, en distritos federales y para diputados federales.
 
2a. Parte Asamblea de Representantes, 1988, Partidos Políticos, 1997, 2000,2003,2006,2009.

miércoles, 23 de febrero de 2011

El Prospecto Político

¿Cuál debe ser la formación del político mexicano para ver consumadas sus metas y sus proyectos en la política?, para ser candidato a diputado, senador, presidente municipal, gobernador, o presidente de la república.

Los partidos políticos en México, son por hoy y por ley los encargados de reclutar a los prospectos para ocupar los cargos gubernamentales y los cargos legislativos, entre los ciudadanos militantes, y simpatizantes y en algunos sectores de la sociedad.
 
¿Cómo se eligen?
 
Entre los que sean electoralmente más redituables políticamnete. Entre los que les garanticen mejores resultados. Entre los que determinen tener intereses socioeconómicos y valores que se identifiquen con los objetivos de los partidos. Entre los que tengan las preferencias ciudadanas, modos y afinidades. Entre los que desarrollen los consensos en el ámbito administrativo y legislativo. Entre los que socialicen la función pública y sean creadores de opinión favorable a los intereses de los partidos. Entre los que armonicen los intereses de los partidos postulantes. Entre los que lleven a la formación de elites políticas. Entre los que sean indicadores de estabilización del sistema político. Entre los que movilicen la integración social, alienten la percepción ciudadana, la concurrencia a las urnas y la asistencia a los actos públicos. Entre los que cuenten con una competencia: medida en la que se convierte en un actor indispensable para desempeñar un papel determinado. Entre los que tengan poder de gestión de las relaciones con el entorno político: capacidad de adaptación, aptitud para formular estrategias de negociación, establecimiento de alianzas con otras organizaciones. Entre los comunicadores del control que ejerzan sobre los canales de información internos y externos de los partidos. Entre los que cumplan las definiciones de admisión, carrera y permanencia en cargos partidistas, de gobierno y legislativos. Entre los Isocranianos intelectuales que por la palabra refuten a los malos y alaben a los buenos. Entre los que enseñen a los ignorantes y prueben a los sabios.  Entre los que con la palabra disputen sobre lo controvertible e investiguen lo desconocido.  Entre los que discurren lo mejor sobre los asuntos que se les proponen.



¿Cuál debe ser la ruta crítica que siguen?

Primero: Cuentan con una solida formación política, intelectual, social, económica.
Segundo: Cuentan con los apoyos políticos y económicos adecuados.
Tercero: Cuentan con los avales de las organizaciones, agrupaciones, grupos, sectores al que pertenecen.
Cuarto: Cuentan con una información y los apoyos políticos técnicos, y una asesoría intelectual adecuados para su presentación, defensa y propuesta.
Quinto: Cuentan con los elementos para lograr los medios financieros, humanos y materiales para su campaña.

Posicionamiento del prospecto


A la referencia del lugar en que vaya a ser postulado un candidato y a la percepción mental que tenga de él el elector se le llama posicionamiento. El posicionamiento permite la planeación y comunicación de acciones para la construcción de una imagen o identidad idónea de un candidato para instaurarla en el votante. El reposicionamiento político es el cambio de la percepción que el ciudadano tiene de un prospecto o bien de recordarle uno que ya había olvidado.

¿Cuáles deben ser las características de un prospecto?


1. Información precisa.
2. Una visión ganadora.
3. Una buena imagen.
4. Una solvencia política y económica.
5. Conocimiento global y específico de la problemática social de donde vaya a ser postulado.
6. Cercanía con la ciudadanía y capacidad de comunicación afectiva.
7. Leal adhesión de un equipo de campaña.
8. Capacidad de obtener y administrar los recursos de la campaña, de manera eficaz y transparente.
9. Ganar la elección diseñando los programas idóneos para sus votos meta.
10. Contar con propuestas de agenda legislativa y programa de gobierno viables, idóneos y factibles.

viernes, 18 de febrero de 2011

Las Bibliotecas y los Secretarios Particulares

Después de diciembre de 2009, cuando se editó la publicación “Los Secretarios Particulares”, los centros de información y cultura que gustosamente admitieron integrar en sus acervos dicha obra y que gracias a ellos sumaron al conocimiento de sus usuarios los trabajos de diversos autores a la historia de México y que coadyuvan con ello a promover la cultura de quien la solicita son:


1. Biblioteca “Vasconcelos”, Buenavista.

2. Biblioteca “Miguel Lerdo de Tejada”, de la secretaría de Hacienda y Crédito Público.

3. Biblioteca “Melchor Ocampo”, del senado de la República.

4. Biblioteca “José Vasconcelos”, de Balderas, Ciudadela.

5. Biblioteca “Prof. Bernardo Cobos Díaz”, del Centro Sindical de Estudios Superiores de la Confederación de Trabajadores de México.

6. Biblioteca del Acervo Histórico Diplomático, de la secretaría de Relaciones Exteriores.

7. Biblioteca “Silvestre Cora”, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

8. Biblioteca “Francisco Zarco”, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

9. Biblioteca “Justo Sierra” del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares.

10. Biblioteca del Centro Nacional de Documentación, de la Fundación Cambio XXI, del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional.

jueves, 17 de febrero de 2011

QUINTO TULIO CICERÓN, guía para candidatos

QUINTO TULIO CICERÓN, nació en el año 102 a.C, en Arpino, Roma. Fue edil en 66 a.C, propetor en 62 a.C, pretor en 61-59. Fue autor del manual de campaña electoral en el año 64 a.C, mejor conocido hoy como Breviario Electoral y que es traucido por Alejandra De Riquer, editorial Acantilado, Barcelona, España, 2003.

Esta obra señala los consejos que acepto en la campaña que hizo para obtener los diferentes cargos de representación y que queda para quienes así lo estimen conveniente como gúia electoral.

Observaciones:

• Si tienes fama de ser buen orador, tendrás que presentarte siempre tan bien preparado para hablar como si en cada una de las causas se fuera a someter a juicio todo tu talento.


• Conviene que aquellas personas a cuya categoría y posición social deseas acceder te consideren digno de tal posición y de tal categoría.

• Esfuérzate en conservar a los partidarios que tienes, pues te procederán una gran consideración.

• Si cuentas con muchas personas, haz que sepan la importancia que les das. Si consigues que deseen apoyarte lo que están indecisos, éstos te ayudarán mucho.

• Cuando aspires a un cargo, es preciso que pongas en ello toda tu suerte de ingenio, cuidado, esfuerzo y dedicación.

• Una candidatura a un cargo público debe centrarse en el logro de dos objetivos: obtener la adhesión de los amigos y el favor popular.

• Hay tres cosas en concreto que conducen a los hombres a mostrar una buena disposición y dar su apoyo en unas elecciones, a saber, los beneficios, las expectativas y la simpatía sincera, es preciso estudiar atentamente de que manera puede uno servirse de estos recursos.

• Juzga y sopesa las posibilidades de cada persona, para saber de qué manera puedes ser útil a cada uno y qué puedes esperar y pretender de cada cual.

• Es preciso que te ocupes de los hombres influyentes en sus barrios y en sus municipios, de manera que ellos mismos entiendan que ya sabes lo que puedes esperar de cada uno, que aprecies lo que recibes y que te acuerdes de lo que has recibido.

• Puedes hacer con dignidad lo que durante el esto de tu vida no serías capaz de hacer, a saber, acepta la amistad de quien te plazca, de aquellos con los que, si hubieras intentado relacionarte en otro tiempo, habría parecido que obraras de manera improcedente; en cambio, si durante el período electoral no hicieres esto con muchas personas poniendo gran empeño en ello, no parecerías un candidato.

• Dedícate a la ciudad entera, a todas las corporaciones, a las aldeas, a los barrios; si te ganas la amistad de los hombres más importantes de estos grupos, podrás fácilmente, gracias a ellos, contar con el resto.

• Busca y sigue la pista de los hombres de cada lugar, conócelos, sal a su encuentro, asegúrate su adhesión, procura que hagan campaña a tu favor entre sus vecinos y que, por así decirlo, se conviertan en candidatos por cuenta tuya.

• A los que viven en los municipios y en el campo se consideran amigos tuyos sólo con que los llames por sus nombres.

• Acude a los jóvenes más sobresalientes y con inquietudes culturales, es extraordinariamente grande y digno de admiración el celo que ponen estos muchachos a la hora de buscar votos, de salir al encuentro de las gentes, de propagar las noticias y de acompañar al candidato.

• El pueblo, éste desea que el candidato lo conozca por su nombre, lo halague, mantenga un trato asiduo con él, sea generoso, suscite la opinión popular y ofrezca una buena imagen en su actividad pública.

• Procura ser accesible día y noche y que esté abierto no sólo el portal de tu casa sino también el de tu rostro y de tu expresión.

• Lo que tengas que hacer, muéstrate dispuesto a hacerlo con interés y de buen grado.

• Aquello de lo que no seas capaz, niégate a hacerlo o no te niegues; lo primero es propio de un hombre bueno, pero lo segundo de un buen candidato.

• Procura que toda tu campaña se lleve a cabo con un gran sequito, que sea brillante, espléndida, popular, que se caractericé por su grandeza y dignidad.

• Persevera más en seguir el camino que te has marcado, sobresale en la elocuencia.

• Dedica enteramente todas tus fuerzas y facultades a conseguir tus aspiraciones.

miércoles, 16 de febrero de 2011

La Clase Media, los Partidos en México, las Elecciones, 2012

Definición: en sociología la definición de clase se distingue en: los diversos conjuntos o agregados de hombres que ejercen la misma profesión o industria o tienen igual posición social, y, por lo tanto, intereses semejantes. Este concepto es general para todas las épocas, y por esto se dice hombres en vez de personas, ya que antiguamente no todos aquéllos eran personas (esclavos), y comprende tanto las castas, de organización cerrada, como las clases propiamente dichas, de carácter abierto.

Historia: el concepto de clase media se encuentra ya en la Política de Aristóteles, la casta o el cuerpo de aquellos que están en medio, entre aquellos que tienen muchos recursos y los que no tienen ninguno. En la Edad Media empieza a formarse una nueva clase social, intermedia entre la nobleza y la clase más baja del pueblo, o más bien la clase popular da lugar a la llamada clase media, formada por comerciantes, industriales agrupados en corporaciones, los que ejercían ciertas profesiones, los maestros de los oficios constituidos en gremio, etcétera. Clase que va creciendo en importancia hasta triunfar con la Revolución francesa. Así, pues, en los tiempos presentes pueden distinguirse las siguientes clases sociales: una aristocracia fundada no solo en la nobleza de sangre, cuya importancia va decayendo de día en día, sino también en riqueza (plutocracia), poderosísima hay, en la superioridad del talento (ideocracia) o en la alta posición política o administrativa; una clase media formada por todos aquellos que gozan cierta posición, más o menos independiente debida al ejercicio de la industria, del comercio y de las llamadas profesiones liberales, que constituye la base de los Estados y sirve de unión, y otra clase que pudiera llamarse obrera, y que solo en sentido estricto comprende a los obreros fabriles, pero en sentido lato abarca los agrícolas. Dentro de esas clases o como diversos matices o combinaciones de ellas, existen otras, como la militar, el clero, la llamada clase industrial: fabricantes o empresarios y grandes comerciantes, que hoy comúnmente llamada clase alta, aunado a algunas profesiones preferentes. En 1812 en un artículo de The Examinner inglés fue usada la expresión middle class. Pero también en 1795 por Thomas Gisborne, Inquiry on the duties of men in high ranks and middle classes of society in Great Britain.

Para DENNIS GILBERT: define como clase media a las familias que cuentan con ingresos superiores a 6 mil pesos y que no superan 20 mil, que cuentan con una vivienda decorosa, teléfonos y celulares y que se distinguen por tener empleos de nivel inferior pero tienen cierta autonomía en el trabajo, más autoridad sobre otros y con conocimientos especializados. Enfatiza que en México como en otros países está caracterizado por la pobreza masiva, la clase media no representa el promedio como en Estados Unidos.


Para HERIBERTO LÓPEZ ROMO: investigador del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) señalo que en el periodo que fue de 2000 a 2006 el índice de Nivel Socioeconómico A, B y C pasaron 21 a 21.4%, mientras que la clase media presentó un decrecimiento de 33% a 24.5% y la clase D y D+ (considerada ya como pobre, a pesar de tener poder de adquisición limitado) se incrementó de 36.5% a 38%, es decir, en México se amplió la franja de pobres. En los últimos años el concepto de la clase media ha ido involucionando hacia el empobrecimiento en las familias, debido a la progresiva concentración de los ingresos en estratos más altos, en al encarecimiento de los bienes y servicios, acentuada por la crisis financiera, la crisis alimentaria y el aumento del desempleo.

Para LA COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA: países como México, Argentina, Chile, Costa Rica, Cuba y Uruguay enfrentan este fenómeno desde hace dos décadas y consideran necesario que los gobiernos apliquen políticas públicas eficientes para evitar que la clase media de la región caiga en la llamada "nueva pobreza".

Para LA CEPAL: señalo que durante los años 90, México tuvo tasas de desempleo bajas, no obstante, esto no impidió una pronunciada disminución de los salarios ni el crecimiento del sector informal. Dentro del estudio, el organismo considera que uno de los factores para la proletarización de la clase media mexicana tiene que ver con el endeudamiento de personas y familias enteras, principalmente a través del uso de tarjetas de crédito.

Para El INEGI 2.25 millones de la Población Económicamente Activa (PEA) se encuentran en el desempleo durante el primer mes del 2009.

Para PEDRO CARREÓN (PRICEWTATERHOUSE COPPERS): otra medida que golpea a la clase media es la que pone límites a la deducción de los créditos hipotecarios. El adelgazamiento de la clase media es uno más de los legados de la actual crisis económica en México, debido a que dejaron de pertenecer al estrato de ingresos medios siete millones 275 mil personas. En 2000 este universo lo conformaban 33 millones, y al cierre de 2008 sólo se contabilizaron 25 millones 725 mil personas. La característica distintiva de la clase media es la obtención de ingresos de 10 mil a 50 mil pesos mensuales, es decir, un rango que va de 6.6 mini salarios, a 32 salarios mínimos al mes.


Para el ÁREA DE ANÁLSIS ECONÓMICO DEL FINANCIERO: basadas en información del INEGI y del Banco Mundial. Son tres vertientes que abrieron una brecha de empobrecimiento de los estratos medios, agregados a la que ya padece la población de más bajas remuneraciones. La primera es el agudo desempleo que vive este grupo, ya que el 31 por ciento de quienes se han quedado sin trabajo corresponden a la clase media, con nivel de instrucción media superior y superior. La segunda vertiente es que esta población acusa el mayor endeudamiento con instituciones bancarias y tiendas departamentales. Cuentan con tres y hasta cinco tarjetas y su límite de financiamiento se elevó de manera acelerada, con líneas de crédito de hasta 185 mil pesos. La tercera es el alto nivel de inflación que, aunque en las cifras oficiales no está reflejado, es una realidad en la economía de las familias, a tal grado que ha caído hasta un 46 por ciento la posibilidad de comprar bienes duraderos en el presente año, en relación con el anterior. Menos empleos bien remunerados En este contexto, la economía mexicana enfrenta por primera vez uno de los mayores problemas sociales reflejado en el empobrecimiento de la clase media, ya que con la recesión se originó una reducción de 6.8 por ciento anual en los empleos de medianos ingresos, perdiéndose así 539 mil plazas. Esto contrasta con el avance de 1.0 por ciento que mostraron en promedio las ocupaciones de todos los estratos de ingreso en el país durante 2008. De esta manera, el número de ocupaciones en ese rango de ingresos pasó de siete millones 965.1 mil en 2007, a siete millones 426 mil en 2008, cifra que representa 17 por ciento del personal ocupado en el país. Esta situación muestra lo negativo del actual clima económico, ya que a diferencia de las dos últimas crisis en 2001 y 2005, el número de ocupaciones con ingresos medios no se contrajo sino que aumentó; en 2001 se elevó en 490 mil personas y en 2005 en 173 mil. En la actual crisis, México se enfrenta a la imposibilidad de salir del círculo vicioso de la pobreza, dado que las personas de muy bajos ingresos no son las únicas que se están quedando sin empleo, sino también la clase media, la cual representa uno de los sectores más importantes para el soporte del consumo de bienes duraderos y para el ahorro.

Para JORGE G. CASTAÑEDA: .De todo ello se pueden extraer muchas lecciones, pero sobresalen tres. La primera, sin duda la más estructural, consiste en el papel cada día más preponderante de las clases medias...en México hoy casi el 60% de la población puede ser considerado de clase media. La cifra correspondiente al electorado es ligeramente superior, ya que los viejos aparatos clientelares del PRI (trasladados en algunas regiones al izquierdista PRD) que antes sacaban a votar a los pobres, o votaban por ellos, se han debilitado enormemente. Los sectores más rezagados del campo votan menos, y, en consecuencia, el peso relativo de las clases medias es mayor. Por tanto, ciertas aspiraciones -equivocadas o no- de dichas clases medias se imponen en todas las elecciones, aunque, por supuesto, más en unas que en otras. Entre ellas: no entregarle todo el poder (el Ejecutivo y el Legislativo) a un solo partido; no encargarle la conducción del país a una izquierda radical y no devolverle el poder presidencial al PRI: éste obtiene exactamente el mismo porcentaje del voto que en 2003, el cual de ninguna manera le permitió siquiera acercarse a la presidencia en el 2006.De todo ello se deriva la tercera lección: al igual que sus dos predecesores, Felipe Calderón pasó a ser, un mandatario saliente, paralizado por el arranque de las campañas presidenciales para el 2012, por la falta de mayoría en el Congreso y por la absoluta renuencia de los dos partidos opositores -el PRI, que carece por completo de agenda positiva, y el PRD por su radicalismo- a aprobar cualquier reforma que implique un cambio verdadero en el status quo mexicano. Las reformas necesarias son múltiples, e imposibles: una red social mínima universal y fondeada por el fondo fiscal central, abultado por la aplicación de un IVA generalizado del 15%; la inversión privada minoritaria en hidrocarburos; la creación de una policía nacional sustitutiva de las más de 2.500 corporaciones municipales y estatales completamente corrompidas por el narco; reformas institucionales como la reelección consecutiva de diputados y senadores, prohibida en México; el referéndum para modificar la Constitución, inexistente en México; las candidaturas independientes, prohibidas en México; la segunda vuelta en la elección presidencial, para que el próximo presidente no sea electo por un exiguo 30% de los votantes.

Para ERNESTO CERVERA, GEA: Con ustedes, ¡La clase media! Mírela bien, no le quite los ojos de encima. Ahora está ahí, mañana… será otra cosa y tendrá otro tamaño. En el año 2006, en México había 13.1 millones de hogares que cabían en la categoría de clase media. El total había caído a 11.8 millones para 2008. Las cuentas son de la consultora GEA y no incluyen el efecto de la crisis que estalló con la quiebra de Lehman Brothers. “El nuevo número podría quedar en torno a los 10.5 millones”, dice Ernesto Cervera, director de GEA. El adelgazamiento de la clase media, le llaman algunos, pero las estadísticas no están para eufemismos. Estamos ante algo mucho más drástico. Son más de dos millones de hogares que salieron de la categoría en cuatro años. Si fuera una novela de misterio, preguntaríamos ¿cómo es que desaparecieron? Si estuviéramos en una obra de Agatha Christie, diríamos ¿quién es el asesino? No tenemos mayordomo, Expreso de Oriente ni salones de té. Nos encontramos en una sociedad en evolución. La clase media ya no es lo que era. Una generación atrás era la encarnación de la estabilidad. Ahora son el eslabón más débil de la cadena y sinónimo de vulnerabilidad. La clase media era la mitad de los 26 millones de hogares mexicanos. Ahora es menos de 40%. Es una mala película que no se proyectó de un día para otro. México no tiene una política de promoción de una clase media y eso explica muchas cosas. Del descenso registrado en el último cuatrienio, hay muchos villanos: el credit crunch; la precarización laboral; las dificultades crecientes de los micros y pequeños negocios, la presión fiscal y hasta el aumento del número de divorcios. El adelgazamiento de la clase media es un fenómeno global. Se habla de él en Alemania, España, EU, Argentina y Colombia. L’adieu de la classe moyenne (El adiós a la clase media), se titula un best seller francés de Jean Lokjine. The middle class on the precipice (La clase media en el precipicio), es el nombre de un ensayo de la experta Elizabeth Warren. No todo es oscuridad. En sentido contrario, se menciona el caso de China donde hay más de 200 millones de personas en la clase media y decenas de millones se incorporan cada lustro. Los gigantes de Asia están bien, pero son otra cosa. El comportamiento de la clase media es un reflejo de la salud de un país. A los europeos les preocupa el final del estado de bienestar universal y a los estadounidenses, el aumento de la factura médica y educativa. En México, ¿qué? Quizá el final de la promesa de ascenso social. Una nación con una clase media en ciclo ascendente tiene motivos para hacer cuentas alegres: un mercado interno al alza y un enorme potencial de cambio social. Impulsa el surgimiento de pymes e invierte en educación y bienes culturales. Una clase media a la baja provoca el efecto contrario. Disminuye el consumo y la inversión y otras cosas. Más allá de los efectos económicos, se pone en marcha un círculo vicioso: una clase media deprimida es más propensa a favorecer respuestas gubernamentales de corte autoritario. El miedo a la libertad, de Erich Fromm, estudia este fenómeno en lugares tan distantes como la Alemania que propició el ascenso nazi y el Chile que tocó la puerta en los cuarteles para que ocurriera el golpe de Pinochet.

Para Bernardo Klinsberg. En otra época en la que la clase media estaba en ascenso se hablaba de nuevos ricos y ‘nuevorriquismo’. El descenso ha producido un concepto bizarro: los Nuevos Pobres. En esta expresión, que nació en Argentina, caben personas que nunca antes fueron pobres, pero sufrieron una pérdida total o significativa de su fuente de ingreso. No pueden comprar aquellas cosas a las que estaban acostumbrados. Son todo un acertijo en términos de mercadotecnia y política social: “No es lo mismo atender a pobres que a nuevos pobres”, somos una sociedad mutante y por eso es tan difícil definir la clase media. El ingreso no basta. Debemos considerar otros factores, como el nivel educativo, los hábitos y el capital cultural. Un pepenador tiene mayores ingresos que un egresado de ingeniería sin empleo. ¿Quién de los dos es más clase media? Quizá ninguno. Bienvenidos al tercer milenio, en el que la estabilidad y la certidumbre han cedido su lugar a otras cosas. El autor es director editorial del periódico El Economista. –

LEY DE INGRESOS 2010 AFECTARA MAS A LA CLASE MEDIA. MAS Y NUEVOS IMPUESTOS - IMPUESTOS ADICIONALES EN MEXICO. QUE IMPUESTOS AUMENTARAN EN MEXICO? ENCONTRAR EMPLEO EN MEXICO LLEVA 6 MESES. DESEMPLEO: MEXICO PERDERA 600 MIL EMPLEOS EN 2010

Para CARLOS FUENTES: Madrid.- El escritor mexicano Carlos Fuentes afirmó ayer en Madrid que el PAN no está hecho para gobernar, que llegó descalzo al poder, y por eso ahí están los resultados. También insistió en el tema de despenalizar las drogas y consideró que el secuestro de Diego Fernández de Cevallos es una prueba más de la capacidad del crimen organizado en un país donde prevalece la impunidad.

En la presentación de su más reciente libro Adán en edén, en la madrileña Casa de América, Fuentes alertó que aunque espera que le vaya bien al gobierno de Felipe Calderón, todavía “van a pasar muchas cosas”, por lo que pidió prudencia a la hora de hacer un análisis.

Respecto del PAN dijo: “No creo que esté hecho para el gobierno. El PAN fue fundado en 1939 como un partido de la oposición, porque en ese año quién iba a creer que el PRI iba a ser desplazado del poder y no lo fue hasta el 2000. “El PAN entró al poder sin esa base que, nos guste o no, tenía el PRI: las bases campesina, obrera, una clase media, intelectuales, profesionistas, tenía una burocracia bien armada, todo un aparato de gobierno muy extenso. “El PAN llegó descalzó prácticamente a la Presidencia, es un partido que nunca ha tenido una base popular, de clase media, católico, minoritario, pero que nunca ha aspirado a tener la base del PRI, de repente llega al gobierno y los resultados son los que vemos.”

Para SALVADOR HERNÁNDEZ VÉLEZ, presidente municipal de Torreón, Coahuila.


¿La mayoría?  Sí, son clase media la mayoría. Quiere decir que el PRI dejó de ser una opción para la clase media y esa clase media se nos fue al PAN. El reto es cómo el PRI puede hacer trabajos y planteamientos que permitan recuperar a la clase media, y luego dejamos que López Obrador se apropiara de nuestras demandas fundamentales de las clases populares y pues nos tupieron en la elección del dos mil seis. Yo creo que ahí el planteamiento de Rubén Moreira en el sentido de que somos un partido de causas, empezamos a retomar esas causas y a encabezar la lucha y las demandas por la defensa de las instituciones que están defendiendo a las clases populares y a las clases trabajadoras, como es esta lucha por los créditos del Infonavit que están muy mal. Todo este tipo de cuestiones yo creo que le va dando al PRI también de nuevo una reconquista de la base social. Pero no lo hemos hecho lo suficiente. Creo que nos falta todavía seguir avanzando en esas dos líneas que a mí me parece que son fundamentales para que el PRI si tenga una verdadera base social, pero una base social que sí sea con una identificación priísta y que sepa diferenciarse muy bien de cuáles son las propuestas de un partido que en la última asamblea acordamos que le vamos a aportar a la socialdemocracia, y no le vamos a apostar ya nada más a lo que son los neoliberales, yo creo que allí hay una cuestión importante. Y ahí abrir una parte que me parece fundamental, es decir, ¿nosotros qué hemos hecho como PRI, ese es el análisis que debemos hacer los priístas, para merecer llegar a la presidencia de la república? No nomás qué no han hecho los otros que nos está permitiendo tener más votos a nosotros. Nosotros qué hemos hecho, qué estamos encabezando y qué estamos desarrollando para que lo merezcamos de nuevo. Yo creo que esa parte del análisis y la reflexión sí es importante.

UNO DE LOS PRINCIPALES RETOS DEL PRD ES "VOLVER A CONQUISTAR LAS CLASES MEDIAS Y EL SECTOR DE LOS JÓVENES": VALENCIA. Jesús Valencia, secretario general del PRD en la capital, entrevistado en el programa de radio ABC, "En la Mira", que conduce Federico La Mont, estimó que en la capital su partido cuenta con poco más de dos millones de afiliados, pero es necesario revisar ya ese padrón, y ese es uno de los motivos del Congreso, es decir, hacer una reafiliación para contar con un padrón confiable. Manifestó que uno de los principales retos del perredismo con miras a la contienda del 2012 es "volver a conquistar las clases medias y el sector de los jóvenes", ya que -reiteró- son los jóvenes quienes siempre se han identificado con la izquierda, por ello es que "deseamos recuperar la credibilidad de los jóvenes, los jóvenes que han alimentado y apoyado al Gobierno emanado de la capital, pues ellos son los motores del partido".

Para ALBERTO AGUILAR IÑÁRRITU. Mayo 16 de 2010 marca el inicio del posible regreso del PRI a Los Pinos, pero presagia también lo apretado que podría ser su triunfo o su derrota, si no está dispuesto a innovar. Deja en claro que todo mirador triunfalista resulta ser por lo menos ingenuo y en un país estremecido está fuera de lugar. En el camino hacia el 2012, los triunfos que obtenga el PRI este año le exigirán recordar que gobernar implica pasar con solvencia varias aduanas, que no basta la garita electoral y que, ante las graves circunstancias que la rodearán, en la elección presidencial se juzgará la capacidad de gobierno de los aspirantes, comenzando por su habilidad para lograr el acuerdo y la gobernabilidad al interior de los propios partidos políticos. Prestidigitación mercadotécnica aparte, respuestas tangibles, entre otros temas, ante la inseguridad, el desempleo y la pobreza; la destrucción de la clase media; la parálisis en las reformas: institucional, económica, energética y fiscal; la nueva crisis financiera global y la sequía crediticia nacional; la migración y la indefinición nacional respecto de América del Norte, tal vez ante la corrupción y la impunidad. Al PRI no le bastará con invocar sus éxitos en la edificación institucional del siglo XX, ni podrá guardar silencio ante la modernización fallida que intentó construir cuando colapsó el antiguo régimen en 1982, ni sólo argumentar que el PAN lo ha hecho muy mal y que el PRD fracasó como alternativa. Eso la gente ya lo sabe y en esa medida aplica su voto de castigo, pero no le basta, ni esos votos le serán suficientes al PRI para ganar con la contundencia que reclama la situación, ni tampoco para derrotar a un panismo que venderá muy cara su salida del poder, llegando tal vez a límites insospechados. Necesita algo más... Después de varias décadas de crisis, agravadas por el abuso y el constante incumplimiento de sus élites, la frustración y el desengaño han contagiado a la sociedad mexicana de una enfermedad peligrosa: la desesperanza aprendida que, en condiciones de epidemia, inviabiliza a cualquier nación. La cura reside en liberar la fuerza ciudadana de la subrepresentación institucional que la anula y en restituir su confianza en la política, la buena, la que trasciende el fasto cotidiano de las cofradías y trasmuta el conflicto en progreso incluyente. Sin embargo, ¿cómo hacerlo en una sociedad atrapada entre la pesada losa de intereses oligopólicos que la asfixian y una sensación de orfandad que la domina desde su matriz autoritaria y comodina?, la respuesta es organizar un nuevo liderazgo que entierre de una vez por todas los muertos insepultos y las vetustas prácticas que nos han traído hasta donde estamos. La medicina es construir un nuevo discurso político desde las causas de la propia sociedad.Impulsar una nueva narrativa sobre nuestras posibilidades y virtudes, una nueva manera de integrar la agenda y también de comunicarla para movilizar a la sociedad, en especial a los independientes, a los que todavía no participan, a los que están hartos de tener que abrir puertas con la llave de la corrupción, en fin, a los excluidos de la complicidad reinante y, con esa fuerza, generar una nueva mayoría que cambie la correlación actual en favor del añorado y hasta ahora boicoteado cambio de siglo... Sin regatearle aciertos a ningún gobierno estatal priísta, sus éxitos no bastan para elaborar la plataforma político electoral que necesita el PRI, tampoco es un asunto de caras nuevas o de caras vistas, es ante todo una cuestión de ingenio, arte y destreza para convertir el trayecto al 2012 en la oportunidad de conformar esa constelación mayoritaria de la diversidad nacional que le urge a México para conseguir el nuevo pacto de poder que necesita para gobernar su democracia con eficacia y sin retrocesos autoritarios, ni regateos con la pluralidad. Si el PRI quiere de verdad capitanear la edificación institucional del siglo XXI, su candidato debe ser un nuevo acuerdo mayoritario de minorías activas, comprometidas con la democracia y el desarrollo económico y social incluyente, encabezado por quien se haya destacado en su conformación. Debe mostrar competencia para encontrar y constituir con la sociedad la fórmula para que en México quepamos todos y todos podamos desplegar nuestros talentos y progresar. Si no quiere, entonces puede dar rienda suelta a esa política grupal que juega de espaldas a la sociedad y preparar las pasarelas y los fuegos de artificio como propuesta alternativa, sin importar si eso le alcanzará para ganar, pero sobre todo para gobernar. Desde luego una buena forma de comenzar es rescatar del pragmatismo el imperativo de la congruencia y el compromiso entre discurso y acción. El PRI dice que "...orgulloso de los principios ideológicos de la Revolución Mexicana, se inscribe en la corriente socialdemócrata de los partidos políticos contemporáneos". Hará bien en invitar a la sociedad a edificar ese nuevo pacto de poder a partir de honrar sus documentos básicos como instrumentos fundamentales para su práctica política, esa es la mejor vacuna contra la simulación que degrada la política, extravía a los partidos y los hace odiosos y no confiables ante la gente que está urgida de creer... Diario Rotativo de Querétaro.
 

La clase media es de vital importancia para la economía de cualquier país, puesto que realiza mayoritariamente trabajos productivos (a diferencia de las clases altas, cuyos ingresos se derivan principalmente del capital), disfruta de una educación y sanidad mejores que las clases bajas y representa una fuente fundamental de ingresos para el Estado vía impuestos. Una sociedad en la que la clase media está menguando hasta tener un tamaño minúsculo, es una sociedad en la que una minoría de gente rica está controlando a las masas de pobres. Éstas no son sociedades democráticas, puesto que la mayoría de la población está interesada en nacionalizar los patrimonios de los ricos, mientras que los propietarios del capital utilizarán cualquier medio a su alcance para proteger su propiedad. El adelgazamiento de la capa social media indica especialmente un incremento de la desigualdad social. Una sociedad equitativa es aquella en la que la clase media es amplia y las clases alta y baja estrechas; sin embargo, en México la polarización económica ha crecido rápidamente en las últimas dos décadas y media. Un pequeño número de ricos continúa adquiriendo rápidamente más riqueza, mientras que gente perteneciente a la clase media-alta tiene dificultades para mantener su posición. De estos últimos, un pequeño número logra convertirse en ricos mientras que la mayoría cae en la escala social. A nivel internacional, la clase media en México, representa una porción muy estrecha de la población si se la compara con la clase media en Estados Unidos, pero resulta ser mucho más estrecha aun que en muchos países europeos. En contraste a lo acontecido en México en los últimos 25 años, en países como Noruega y Canadá la clase media se ha fortalecido y crecido en las últimas cuatro a cinco décadas. En Estados Unidos ha mantenido su tamaño, mientras que en México ha decrecido rápidamente...

Los partidos políticos en su historia no han podido agrupar a una clase media no agremiada y de ciudadanos económicamente pudientes. Años resientes:

En 1994, a finales de diciembre, estallo una vez más una crisis económica, el efecto político aunado a la economía fue: que los principales partidos mexicanos, salieron derrotados en las elecciones de gobernadores, diputados locales y presidentes municipales de ciudades importantes en 1995 y 1996. Y su culminación llegó a las elecciones federales de 1997, en donde ninguno alcanzó la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. En 1998 las clases media y popular, se empezaron a desilusionarse, al observar con angustia la desaparición del Estado benefactor. Y de los beneficios alcanzados.

Los análisis anteriores demuestran la situación de esta llamada clase media. El PAN, el PRI y el PRD, tendrán que remontar en su pasado, aprender de él, circunscribirse en las actuales circunstancias que propiciaron, a aplicarse en verdad que llegarán al 2012 con propuestas, con las soluciones que verdaderamente dicten como Partidos Políticos del siglo XXI.

¿Cuántos ciudadanos mexicanos de la llamada clase media, sufragaran a favor de los partidos políticos en las próximas elecciones? ¿Cuántos de ellos realmente votaran ya no por el cambio de régimen, sino de soluciones y el cambio de las circunstancias en las que vive?



jueves, 10 de febrero de 2011

La reelección en México, el mundo y el blindaje de los partidos políticos, 2012

El 15 de diciembre de 2009, el Ejecutivo Federal presentó la iniciativa de reforma política en la que propuso: reducción del número de legisladores, reelección inmediata de diputados, senadores y presidentes municipales, hasta por doce años consecutivos, segunda vuelta en la elección presidencial, candidaturas independientes, iniciativa popular, referéndum, reconducción presupuestal, e iniciativa preferente.
 
El 25 y 26 de enero de 21010, el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, bajo la presidencia del senador Manlio Fabio Beltrones llevó a cabo el seminario de análisis sobre la reforma política donde se discutió la iniciativa presidencial.

En febrero de 2010, los grupos parlamentarios del senado de la República y de la Cámara de Diputados del Partido de la Revolución Democrática, del Partido del Trabajo y de Convergencia por la Democracia, presentaron su propuesta de reforma política en la que no proponen ni tocan la reelección legislativa.

El 23 de febrero de 2010, el Partido Revolucionario Institucional, en el senado de la República, presentó su propuesta de reforma en la que señalaba: reelección legislativa hasta en dos ocasiones en un período de nueve años de diputados federales y locales (en base a las legislaciones locales) y los senadores por una sola ocasión por doce años.

La iniciativa sobre reforma del Partido Acción Nacional, consideraba: permitir la elección consecutiva de legisladores federales y locales, como de autoridades municipales y del Distrito Federal.

La propuesta del Partido Nueva Alianza, sobre la reforma política fue: elección consecutiva de legisladores federales y locales, miembros de ayuntamientos y jefes delegacionales, con 12 años como máximo en el ejercicio del cargo.

La iniciativa del Partido Verde Ecologista de México en esa reforma fue la no reelección de presidentes municipales.

Los países de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, permiten la reelección inmediata de sus alcaldes y ayuntamientos.

Costa Rica y México no consideran todavía la reelección legislativa inmediata, como países de América Latina.
 
En este primer y en el segundo período del segundo año de la Legislatura LXI del 2011 y en el primer período del tercer año del Congreso de la Unión 2012, los partidos políticos tendrán que presentar, discutir, analizar y en su caso aprobar la reforma política tan necesaria para el avance democrático del país. En el 2012 La reelección legislativa podrá de una u otra forma blindar las expectativas partidistas de permanecer más tiempo los cuadros políticos pertenecientes a los diversos grupos que se manejan al interior de los partidos. La elección de 2012 será la panacea de algunos de ellos para tener un mayor número de curules en ambas cámaras por más tiempo. El partido en el gobierno y los partidos perdedores tendrían con esa reforma la mejor forma de subsistir en el ámbito legislativo nacional y estatal y que les permitiera de ser partidos gobernantes, mantener mayor tiempo el control político en los congresos locales y cumplir con mayor ahínco sus programas de gobierno entre otras cuestiones, al caso

martes, 8 de febrero de 2011

El Mentor Político Mexicano


Séneca escribió "Todos los hombres están en el mundo para ayudar los unos a los otros".


Libros: "Los Secretarios Particulares", 1a. edición 2009, "Los Secretarios Particulares en el Bicentenario de la Historia de México, 1810-2010", en proceso de publicación. Autores: Oscar Méndez Orihuela & Alfonso Araujo López.

En este contexto existieron y existen políticos mexicanos como formadores de generaciones de personajes notables que le han dado lustre a la historia de este país. Y que fueron de una u otra manera apoyo de aquellos que fueron y son depositarios de confianza, lealtad y compromiso.

Así estos formadores que con sensibilidad para el trato, contando con un ambiente laboral productivo, los que con actitud crítica proyectada al futuro, permiten los principios de servicio, de crecimiento, de desarrollo de talentos, y de educación. Que como guías conducen a las acciones formativas y que cuentan con gran capacidad pedagógica para enseñar. Los que toman en cuenta la capacidad de adaptación, autogestión, autocontrol y autodisciplina, tenacidad, capacidad de iniciativa y toma de decisiones, responsabilidad, flexibilidad mental, visión global, razonamiento lógico, capacidad de organización, creatividad, análisis y solución de problemas. Y que su formación se basa en conocer los antecedentes de su discípulo para individualizar su formación, alentando y reforzando capacidades, buscando oportunidades, proponiendo alternativas, para provocar su descubrimiento. Y así se informa, alienta, proyecta, y analiza las necesidades de cada quién para motivarlo, canalizando, evaluando resultados, potenciando iniciativas y creatividad.

Así observo y doy ejemplo de quienes fueron y son formadores y de quienes fueron apoyados y que se relacionan en dichas obras. (Solo aparecen los que tuvieron tres o más Secretarios Particulares).

ADOLFO LÓPEZ MATEOS. Humberto Romero Pérez, Justo Sierra Casasús, Luis Martínez Fernández del Campo).

ADOLFO RUIZ CORTINES. Enrique Rodríguez Cano, Salvador Olmos Hernández, Benito Coquet Lagunas.
AGUSTÍN I DE ITURBIDE. José Ramón Malo e Iturbide, Francisco de Paula Álvarez, José Domínguez Manzo. ENRIQUE OLIVARES SANTANA. Augusto Gómez Villanueva, Sami Gabriel David David, Rodolfo Echeverría Ruiz.
ALFREDO DEL MAZO GONZÁLEZ. Oscar Espinoza Villarreal, Miguel Basáñez Ebergenyi, Alfredo Elías Ayub.

ANTONIO CARRILLO FLORES. Carlos González Parrodi, José S. Gallástegui, Salvador Trueba Rodríguez.

BEATRIZ ELENA PAREDES RANGEL. Humberto Lepe Lepe, Carlos Chaudon Aceves, Jaime Alcántara Silva, Canek Vázquez Góngora.

CARLOS JONGUITUD BARRIOS. Alberto Miranda Castro, Jorge Canedo Vargas, Esteban Núñez Perea.


CARLOS A. MADRAZO BECERRA. Manuel Mora Martínez, Luis Octavio Porte Petit Moreno, Manuel Bartlett Díaz.


CARLOS ALFONSO RETA MARTÍNEZ. José Ángel Gurría Treviño, Froylán Ramírez Lara, Oscar Méndez Orihuela.


CARLOS SALINAS DE GORTARI. Bruno Kiehnie Mutzenbecher, Juan Ramiro Rebolledo Gout, Andrés Massieu Berlanga, Juan Mariano Alcotzin Vidal.


CARLOS SANSORES PÉREZ. Tristán Canales Najjar, Javier Sierra Bravota, Jorge Flores Vizcarra.


DONATO MIRANADA FONSECA. José Patrocinio González Blanco Garrido, Mariano Piña Olaya, Hugo Cervantes del Río, Nasta Haik Salim.


DOROTEO ARANGO (Francisco Villa). Luis Aguirre Benavides, Miguel Trillo Ortegón, Enrique Pérez Rul.


ELBA ESTHER GORDILLO MORALES. Jorge Cravioto Galindo, Jorge Hernández Castillón, Carlos Salomón Cámara, Francisco G. Ríos Zertuche Díez, Manuel Cárdenas Fonseca.


EMILIO ANTONIO GAMBOA PATRÓN. Javier Bernal Mateos, Arturo Morales Portas, Homero Cárdenas, Héctor Fernando Ulibarri Pérez, Héctor Martín Gómez Barraza, Juan José Lecanda Guillén, Víctor Terán Arista, Francisco Olivares Salazar, Alfonso de Atocha Araujo López.


EMILIANO ZAPATA SALAZAR. Gildardo Magaña, Carlos Reyes Avilés, Manuel Palafox, Feliciano Palacios Gil, Serafín Robles.


ENRIQUE JACKSON RAMÍREZ. Alfonso Durazo Montaño, Guadalupe Escobedo González, Jesús Ramírez Stravos.






ERNESTO ZEDILLO PONCE DE LEÓN. Liébano Sáenz Ortiz, Miguel Meza Estrada, Manuel Cárdenas Fonseca.


FELIPE CALDERÓN HINOJOSA. Jordy Hernán Herrera Flores, José César Nava Vázquez, Luis Felipe Bravo Mena.


FERNANDO SOLANA MORALES. Javier Barros Valero, Carlos Alberto de Icaza González, Juan de Villafranca, Bulmaro Andrés Pacheco Moreno.


FIDEL HERRERA BELTRÁN. Javier Duarte de Ochoa, Salvador Manzur Díaz, Eric Alejandro Lagos Hernández.


FRANCISCO LABASTIDA OCHOA. Esteban Moctezuma Barragán, Alfonso de Atocha Araujo López, Marco A. Bucio Mújica, Manuel Cárdenas Fonseca, Alberto Reza Saldaña, Guillermo Ruiz de Teresa.


FRANCISCO RUIZ MASSIEU. Alfredo Álvarez Cárdenas, Armando Méndez Gutiérrez, Héctor Antonio Astudillo Flores.


GUSTAVO DÍAZ ORDAZ. Joaquín Francisco Cisneros Molina, Salim Nasta Haik, Ramón Canedo Aldrate.


HUGO CERVANTES DEL RÍO. Pedro Vázquez Colmenares, Everardo Moreno Cruz, Luis Roberto Ríos Ferrer.


JAIME TORRES BODET. Rafael Solana Saucedo, Juan Manuel Terán Mata, José Luis Martínez Rodríguez.


JAVIER ROJO GÓMEZ. Vicente Aguirre del Castillo, Raúl Lozano Ramírez, Alfonso Corona del Rosal, Manuel Bartlett Díaz, Leopoldo Hernández Partida, Alfredo Polanco Hernández.


JESÚS REYES HEROLES. Gabino Fraga Mouret, Otto Granados Roldán, Jorge Pinto Mazal, Alejandro Sobarzo Loaiza, Guillermo F. Terroba Wolf.


JOAQUÍN ÁLVAREZ ORDÓÑEZ. Guillermo Doroteo Jiménez Morales, Jesús Anlen López, Víctor Fonseca.


JORGE CASTAÑEDA Y DE LA ROSA. Juan Mauricio Toussaint Ribot, Miguel Marín Bosch, Edgardo Flores Rivas.


JORGE DE LA VEGA DOMÍNGUEZ. Juan Carlos Gómez Aranda, Dionisio Pérez Jácome, Sergio Rafael Castillo Costa.


JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ FERNÁNDEZ. Roberto Bernardo Martínez Olivera, José Guillermo Herrera Mendoza, Francisco Javier Casillas Zavalza.


JOSÉ MARÍA MORELOS Y PAVÓN. José Sotero Castañeda, Juan Nepomuceno Rosáins, Andrés Eligio Quintana Roo.


JOSÉ LÓPEZ PORTILLO Y PACHECO. Enrique Velasco Ibarra, Andrés Martínez Vara, Carlos Vargas Galindo, Carlos J. Vega Memije, Gustavo Carvajal Moreno, Luis Barrera González, Roberto Casillas Hernández, Enrique Loaza Tovar, Alicia López Portillo.



JOSÉ VASCONCELOS CALDERÓN. Jaime Torres Bodet, Manuel Toussaint Ritter, Antonio Castro Leal, Ernesto Carpy Manzano, Carlos Pellicer Cámara, Mariano Silva y Aceves.


LAURO ORTEGA MARTÍNEZ. Miguel Osorio Marbán, Ignacio Castillo Mena, Manuel Bartlett Díaz.


LÁZARO CÁRDENAS DEL RÍO. Ignacio García Téllez, Silvestre Guerrero, Silvano Barba González, Heberto Castillo Martínez, Luis I. Rodríguez Taboada, Ernesto Soto Reyes, Antonio Villalobos Mayar, Raúl Jr. Castellano Jiménez, Agustín Leñero Ruiz, Hermilo López Sánchez, Elena Vázquez Gómez.


LUIS DONALDO COLOSIO MURRIETA. Alfonso Durazo Montaño, Liébano Sáenz Ortiz, Alfredo Narváez Robles.


LUIS ECHEVERRÍA ÁLVAREZ. Sergio García Ramírez, Juan José Bremer Martino, Ignacio Ovalle Fernández, Carlos Armando Biebrich Torres, José Ernesto Gil Elorduy, Luis H. Ducoing.


MANUEL CAMACHO SOLÍS. Fernando Silva Nieto, Javier García Ávila, Máximo Nezahualcóyotl Gámiz Parral, Oscar Lubbert Gutiérrez, Alfredo de la Rosa y Chávez.


MARIO TRUJILLO. Arturo Núñez Jiménez, Marco A. Alcázar, Juan José Rodríguez Prats.


MELQUÍADES MORALES FLORES. Víctor Manuel Giordana Jiménez, Rafael Moreno Valle Rosas, Mario Plutarco Marín Torres.


MIGUEL DE LA MADRID HURTADO. Emilio Antonio Gamboa Patrón, Alfonso Tirso Muñoz de Cote Otero, Jaime Sánchez Montemayor, Andrés Massieu Berlanga.


ÓSCAR FLORES SÁNCHEZ. Fernando Baeza Meléndez, Julio Camelo Martínez, Juan Gil Preciado.


PLUTARCO ELÍAS CALLES. Fernando Torreblanca Contreras, Soledad González Dávila, José Álvarez.


RAFAEL MORENO VALLE. Miguel Osorio Marbán, Jorge Romero Budib Lichtle, Carlos A. Palafox Vázquez, Melquíades Morales Flores, Fernando Castro y Castro.


RODOLFO GONZÁLEZ GUEVARA. Miguel Ángel Augusto Camposeco Cadena, Juventino V. Castro y Castro, Juan José Castillo Mota.


JOSÉ VENUSTIANO CARRANZA GARZA. Jesús Acuña, Roque Estrada Reynoso, Gerzayn Ugarte Briones, Gustavo Diego Espinoza Míreles, Urbano Flores Urbina, Alfredo Breceda Mercado, Pedro Gil Farías.


VICENTE LOMABARDO TOLEDANO. Alejandro Gascón Mercado, Enrique Ramírez y Ramírez, Francisco Martínez de la Vega.


* Enrique León Martínez, Eric Rubio Bartlett.


Entre muchos otros en los citados libros.

sábado, 5 de febrero de 2011

La Alternancia en México y el 2112

El presente análisis sobre la alternancia política en México, debe promover al estudio del comportamiento del electorado, así como de los acuerdos y negociaciones a que llegan los partidos políticos en el país.



¿El PAN, el PRI y el PRD? Partidos políticos consolidados, podrán responder por sí solos el triunfo para 2012.


Los expertos opinan que la transición a la democracia, más que a una alternancia se dio en la elección presidencial del 2000, y que no fue atribuible a ningún partido en razón, dicen, de: que el triunfo se acrecentó formalmente a una coalición de partidos formada por un grande y otro por uno los chicos y que se trató más de una coalición de forma que de una estrategia de cambio de sistema de gobierno. En 2006 al resultado de “grupos apartidistas de apoyo y corte de otros afiliados a fuerzas políticas”


Los resultados de la experiencia electoral de 1997, aunada a la redistribución de votos, fueron sin duda el parteaguas de una época electoral en México, el 2 de julio del 2000. En dichas elecciones para la presidencia de la República, el Partido Acción Nacional con un 42.53 por ciento ganó en veintiún estados, quedando en segunda fuerza en nueve más y en tercer lugar en Michoacán, frente al Estado de Guanajuato donde logró un 61.3 por ciento de la votación.

El Partido Acción Nacional ganó la presidencia de la República, además del gobierno de Morelos, 53 senadurías en lugar de las 33 que tenía en 1997 y con coalición con el PVEM alcanzó 223 diputados federales, que lo convirtieron en la primera minoría de coalición.


El Partido Revolucionario Institucional el Estado donde alcanzó mayor votación fue Sinaloa con el 63.6 por ciento, que contrastó con la votación del Distrito Federal, la segunda entidad con mayor número de electores con un 23 por ciento obteniendo la votación más baja. La debilidad del Partido Revolucionario Institucional además del Distrito Federal se dio en los Estados de Aguascalientes y en Baja California. El PRI no sólo perdió en 2000 la presidencia de la República, sino que redujo su presencia en la Cámara de Diputados al pasar de 239 a 209 y a 59 senadores, en lugar de los 77 que tenía en 1977, perdiendo además al Estado de Morelos. Así se sumaba el 2 de julio de 2000, con 12 entidades en posición del PAN y del PRD más lo que se agrego el Estado de Chiapas. El PRI aunque ha perdido todas las elecciones en el Distrito Federal, quedó con un 23.9 por ciento muy de cerca con un PRD con un 25.8 por ciento.
 
El Partido de la Revolución Democrática obtuvo en la elección presidencial del 2000 el 16.64 por ciento de la votación, ganando solo en Michoacán y quedando inexistente en el norte del país donde obtuvo alrededor de un 8 por ciento de la votación. Siendo Yucatán el estado donde obtuvo la menor votación con un 3.9 por ciento en contraste con Michoacán que alcanzó un 36.5 por ciento. El PRD bajo 10 puntos con respecto a las elecciones en el DF en 1997, para colocarse nuevamente con los mismos números de 1994, es decir con un 16 por ciento de la votación. El Partido de la Revolución Democrática en 1997 con Cuauhtémoc Cárdenas obtuvo 1 861 441 votos y 38 de los 40 distritos locales en el Distrito Federal, en 2000 con Andrés Manuel López Obrador alcanzó 1 504 202 votos, casi 756, 776 mil votos menos que en 1997. En el Congreso de la Unión la coalición que encabezó el PRD en 2000 logró 66 curules en la Cámara de Diputados de los que 26 fueron de mayoría relativa y el resto de representación proporcional a diferencia de las 125 que tenía en 1997, en el senado obtuvo 16 senadurías, tres más que alcanzo en 1997.
 
En el proceso de 2006 el Partido de Acción Nacional obtuvo un millón de votos menos en relación al proceso de 2000;



El Partido Revolucionario Institucional no ganó en ninguna entidad federativa y cayó en tercer lugar en Baja California, Baja california Sur, Campeche, Distrito Federal, Guanajuato, Estado de México, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas. Los Estados que le dieron mayor votación fueron el Estado de México con 1 033 110, Jalisco 505 925, Nuevo León 488 402, Oaxaca 428 026, Puebla 460 183, Veracruz 727 638.


El Partido Acción Nacional además que gobernaba Aguascalientes, Baja California, Jalisco, Querétaro, San Luis Potosí, Yucatán, perdió Morelos y Tlaxcala, y ganó en Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Nuevo león, Puebla, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas. Las entidades donde recibió mayor votación fueron: Distrito Federal con 1 325 474, Guanajuato con 1 115 403, Estado de México con 1 771 575, Jalisco con 1 435 394, Nuevo León con 865 006 y Veracruz con 1 006 676 votos. El PAN en 2000 gana Morelos, en 2004 Tlaxcala, en 2009 Sonora y 2010 Sinaloa.

El Partido de la Revolución Democrática ganó en las entidades donde gobernaba: Baja California Sur, Distrito Federal, Guerrero, Michoacán, y Zacatecas. Y las entidades que le dieron más votos fueron: Distrito Federal con 2 813 112, Estado de México 2 469 093, Michoacán 615 535, Oaxaca 629 962, Puebla 639 659 y Veracruz con 1 036 994 votos. En 2010 pierde Zacatecas.


Tanto el PAN como el PRD ganan en 2006 en 16 estados cada uno quedando en las elecciones presidenciales con PAN: 15 00 289, el 35.89 por ciento, PRI: 9 301 441, el 22.2 por ciento y el PRD: 14, 756 350, el 35.1 por ciento de la votación nacional

En este contexto, México vive un cambio de régimen político gracias a la “alternancia”, de 2000. Cambio dicen los expertos que se basan en las prácticas del poder no formal, en el desmantelamiento del Estado omnipotente, y al conjunto de reformas constitucionales que transformaron gradualmente al Poder Ejecutivo frente al Poder Legislativo.

En 2010 el PAN y PRI quedaron con el 80 por ciento de la votación total, quedando el PRD en un simbólico tercer lugar en las preferencias nacionales.
 
¿Se estarán dando las condiciones políticas, económicas, culturales, y sociales para que en el 2012 se de la tan anhelada alternancia política en México? Los partidos PAN-PRI y PRD serán capaces de crear la nueva trama del sistema político mexicano. Los resultados quedan ahí, presentes para que el ciudadano analice que tanto le conviene llevar al poder a uno u otro partido.



El cambio ya se dio, y será en la segunda década del siglo XXI cuando se consolide. ¿Qué candidato y que partido político serán los responsables de guiar a México a esa era de transformación alcanzando el optimo desarrollo que necesita?


México y sus ciudadanos deberán voltear a su pasado, construir el presente y consolidar el futuro. El país lo requiere y en su decisión está y no en la de los partidos políticos, aprovechando las riquezas humanas y naturales, aunado al talento y capacidad de los mexicanos para salir adelante.


El voto útil puede detener y destruir a los fuertes, una exigencia de cambio político-económico-cultural-social puede ser determinante, solo queda a quien se decida encabezarlo como la solución acumulativa de problemas, que pueda interesar al conjunto de la población y lograr el triunfo de esa fuerza que la ciudadanía apoye y que al hacerlo seguramente el pueblo se volcara con la más amplia participación en el proceso electoral de 2012.